Escúchenos en línea

Reconocen labor de Cuba en la conservación de murciélagos

La Habana. Prensa Latina | 14 de Febrero de 2020 a las 08:38

La Red Latinoamericana y del Caribe de Conservación de los Murciélagos reconoció la labor que adelanta actualmente Cuba en el cuidado de estos mamíferos voladores.

Dicha condición internacional es merecida por el trabajo de protección desplegado en la Caverna Santa Catalina, ubicada en la localidad de Cárdenas, en la occidental provincia de Matanzas, a unos 100 kilómetros de la capital.

Joel Monzón, director del proyecto Cubabat explicó que las colonias de estos animales en ese territorio sufren las consecuencias del cambio climático, mientras recientes estudios confirman un decrecimiento a nivel mundial de estas poblaciones.

Todas las especies de quirópteros deben ser protegidas, porque todas tienen un valor ecológico y ninguna está de más en el mundo, subrayó Monzón.

Lo que más me impresiona es el sistema de ecolocalización, o sea, la visión ultrasónica, y la óptica.

Los fisiólogos detectaron que utilizan los dos sistemas, a larga distancia van ecolocalizando y a medida que se acercan a la presa dejan de usar el ecosonar y emplean la vista.

No son ciegos los murciélagos; es una mala interpretación y desconocimiento de muchas personas. Incluso cuando hay mucha luna no salen, porque tienen fotofobia. El reflejo lunar les afecta la visión y entonces descansan.

En Cuba habitan 26 especies ?vivientes? y de estas hemos avistado 22 en Matanzas, dijo Monzón al periódico Juventud Rebelde.

El más abundante en la mayor de las Antillas es el Artibeus jamaicensis (frutero grande); en el norte de Matanzas los más comunes son los insectívoros, efectivos depredadores y controladores biológicos de insectos, principalmente de mosquitos, argumentó el experto.

En Cuba el principal problema en la conservación son las visitas a las cuevas de forma descontrolada, a veces, señala Monzón, se trata de personas que no tienen interés científico; van por curiosidad, les tiran piedras y les perturban el descanso a los murciélagos, de ahí la importancia de las acciones de educación ambiental.

Estudios de análisis estadísticos en Cuba desde 1982, cuando se crea el laboratorio para estudio de la rabia, demostraron en sus resultados que son de los mamíferos que menos rabia han transmitido a los seres humanos, aclaró Monzón.

'En 25 años de trabajo con murciélagos nunca he conocido de un ataque de murciélagos a espeleólogos. Los casos son de personas que se les han acercado y los han tocado. Ellos reaccionan', enfatizó el líder del proyecto Cubabat.

La Red Latinoamericana y del Caribe de Conservación de los Murciélagos también destacó áreas de conservación como la Sierra del Rosario (Pinar del Río), Reserva Ecológica Siboney-Juticí(Santiago de Cuba), Jardín Botánico de Cienfuegos, Pan de Guajaibón (Artemisa).

Como sitios de conservación hizo mención a la Cueva de Ambrosio y Musulmanes( Varadero),Cueva de la Barca (Pinar del Río) Cueva del Indio (Mayabeque) y Caverna Santa Catalina (Matanzas).

Los murciélagos son fascinantes y todavía queda mucho por investigar, sentenció el presidente del Consejo Científico del Comité Espeleológico de Matanzas.


Descarga la aplicación

en google play en google play