Escúchenos en línea

Chávez: "detenida" dirigente oficialista que atacó Globovisión

Caracas. EFE. | 4 de Agosto de 2009 a las 00:00
La dirigente oficialista Lina Ron, que lideró el ataque armado perpetrado el lunes contra la emisora opositora Globovisión, se entregó a las autoridades y se encuentra "detenida", informó este martes el presidente venezolano, Hugo Chávez. "Hoy ella (Ron) se presentó. Bien bueno que se haya presentado, y está detenida", reveló el gobernante venezolano, en un acto oficial transmitido en cadena nacional obligatoria de radio y televisión. Chávez añadió que Ron "violó la ley" al cometer un "acto contrarrevolucionario" y por tanto "debe recibir el peso de la ley", igual que el grupo armado que "con ella andaba". El ataque perpetrado ayer por Ron y militantes de su grupo Unión Patriótica Venezolana (UPV) contra la sede de la cadena de noticias opositora incluyó el lanzamiento de dos bombas lacrimógenas y dejó a un trabajador de la emisora con quemaduras en la mano y una agente de la Policía Metropolitana golpeada en la cabeza. Por ese asalto, al menos el cuarto del UPV contra Globovisión, un tribunal de Caracas ordenó, a petición del Ministerio Público, la captura de Lina Ron, informó hoy el organismo judicial. En un comunicado, la Fiscalía señaló que una vez ejecutada la orden de aprehensión, Ron "será presentada ante el Tribunal 18 de Control de Caracas". "La compañera Lina Ron hace rato que vengo diciéndole" tanto en privado con en público, que "le hace daño a la revolución (...) se presta para un juego a favor del enemigo. Ella, yo creo que no se da cuenta", afirmó Chávez en el acto oficial conmemorativo del 72 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana. El acto "anárquico" perpetrado por Ron contra "una planta de televisión contrarrevolucionaria (...) le da armas al enemigo para que más me ataquen a mí, el tirano", alertó el gobernante y promotor del llamado socialismo del siglo XXI. "Fue un hecho que lo que hace es darle oxígeno a la burguesía" que "toma las imágenes" del asalto, "y las pone a rodar por el mundo (...) y dice que yo ordené eso. Pero no", reiteró Chávez. Añadió que su Gobierno "revolucionario" no puede permitir actos como el liderado por Ron porque los mismos "atentan contra la paz del país". El director y presidente de Globovisión, Alberto Federico Ravell, y Guillermo Zuloaga, respectivamente, responsabilizaron ayer directamente a Chávez por el nuevo ataque contra la sede de la emisora, amenazada de cierre por el Gobierno, que la acusa de "terrorismo mediático". Globovisión enfrenta al menos cinco expedientes administrativos por parte del ente rector de las telecomunicaciones Conatel, dos de los cuales podrían acarrearle la inmediata revocación del permiso de transmisión. El presidente de la cadena enfrenta además dos juicios abiertos por la Fiscalía a finales de mayo, uno por usura genérica, relacionado con unos negocios de venta de autos que maneja, y otro por daños ambientales, derivado de una colección de animales de caza disecados que posee en una de sus residencias. Zuloaga se ha declarado víctima de un "terrorismo judicial" y "persecución" por parte del Gobierno de Chávez, que niega esas acusaciones y asevera que solo aplica las leyes vigentes en el país.

Descarga la aplicación

en google play en google play