Escúchenos en línea

Brasil y Turquía buscan acercar Irán a comunidad internacional

Brasilia. La Voz.com. | 16 de Abril de 2010 a las 00:00
Brasil y Turquía pretenden una aproximación de Irán con las potencias occidentales que quieren sancionar al régimen de Teherán por su programa nuclear, para evitar que la disputa entre las partes se convierta en un conflicto internacional, dijeron los cancilleres de los dos países. El tema fue discutido por los cancilleres Celso Amorim, de Brasil, y Ahmet Davutoglu, de Turquía, durante una reunión en Brasilia, pocos días después de una conferencia de seguridad nuclear celebrada en Washington donde el presidente estadounidense Barack Obama insistió en la necesidad de sancionar a Irán. Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Rusia) junto con Alemania, el denominado grupo de los cinco más uno, ha presionado a Irán para ser más transparente con los propósitos de su programa nuclear. "Estamos tratando de cerrar la brecha entre irán y el G-5 más uno, en la dimensión técnica del tema. Lo más importante es cerrar la brecha para alcanzar confianza mutua", declaró el canciller turco. "En el actual ambiente internacional, lo que necesitamos es confianza mutua y trabajar juntos para un mundo más seguro, en especial en Medio Oriente". Por su parte, el canciller brasileño se mostró confiado de que las gestiones de Turquía y Brasil serán escuchadas por tratarse de países con buenas relaciones tanto con las potencias occidentales como con Irán. El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva advirtió en una entrevista reciente con AP que la aplicación de sanciones contra Irán podría conducir a un conflicto armado. El ministro turco Davutoglu coincidió. "Lo que no queremos ver son ataques militares, no queremos ver una carrera nuclear en nuestra región. Otra cosas que no queremos son las sanciones, el castigo económico. Necesitamos más relaciones económicas para tener paz", manifestó el diplomático turco tras reunirse con Amorim. El ministro brasileño insistió en la tesis de que las sanciones contra el gobierno de Teherán serán inefectivas o bien afectarán a los sectores vulnerables del país. "Lo que va a ocurrir es que las sanciones serán débiles y no tendrán efecto, o bien serán duras y afectarán a la población más pobre, no a los dirigentes", sostuvo Amorin. Ambos países defendieron también el derecho de Irán de mantener un programa nuclear siempre y cuando mantenga su naturaleza pacífica y no sea utilizado para fines militares.

Descarga la aplicación

en google play en google play