Escúchenos en línea

Mapuches: «Piñera es un bufón»

TeleSUR | 18 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Este viernes en un contacto directo con teleSUR, un vocero de la comunidad mapuche expresó que los indígenas chilenos no están dispuestos a participar en la mesa de diálogo anunciada por el presidente de ese país porque la consideran una estrategia política “que en lugar de resolver el conflicto, busca limpiar la imagen del Gobierno”. El vocero de la comunidad mapuche en la ciudad de Puerto Montt (sur de Chile), Francisco Vera, informó este viernes que los indígenas consideran la invitación a diálogo del presidente Sebastían Piñera, como una estrategia política para limpiar la imagen del Gobierno, por lo que no están dispuestos a participar. "Piñera hace rol de prácticamente de bufón (...) ha hecho un anuncio en un acto público que para ellos como Gobierno es muy importante pero para nosotros, la comunidad mapuche, nos resulta un voladero de luces que no responde a las demandas, ni actuales ni históricas, que ha tenido el pueblo mapuche", afirmó Vera. La denuncia hace énfasis a que en la mesa de diálogo anunciada este viernes por el presidente de Chile durante la celebración de los actos del Bicentenario de la independencia, no se afirma la importancia de solucionar el conflicto con el pueblo mapuche sino que se invita a diversas comunidades. "Se constituirá una mesa de diálogo integrada por el Gobierno de Chile, representada por los ministros de la Presidencia, por mi persona, por las iglesias Católica y evangélicas, por las organizaciones civiles de las comunidades de Auracarías (suroeste) y Bio - Bío (sureste) y por los representantes de las comunidades del pueblo mapuche". El vocero indicó que la mesa de diálogo no aplica a la solicitud realizada por la comunidad mapuche de Chile y que "posiblemente para el Gobierno sea una buena estrategia para limpiar la imagen del país". "Hace este anuncio porque él (Sebastián Piñera) va a estar próximamente en la ONU (Organización de las Naciones Unidas) y él quiere llegar a ese lugar sin tener el escándalo de una huelga de hambre, de personas a punto de morir pidiendo que se cumplan derechos ancestrales. Lo que quiere es cubrir su imagen y la imagen del país", sentenció. Asimismo, precisó que para que el conflicto con la comunidad indígena se resuelva, es necesario que el jefe de Estado acceda a una reunión personal con los representantes del pueblo mapuche, ya que para él, la presencia de las otras comunidades nombradas por Piñera, desvía la atención. "La demanda que se ha hecho es conversar el presidente del Gobierno chileno y la nación mapuche, no necesita que estén todas las personas que él ha mencionado porque en definitiva eso lo que hace es distraer la atención del conflicto de fondo", indicó. Por último, declaró que las acciones que ha tenido el Presidente durante la celebración del Bicentenario de Chile corroboran la versión del montaje político. "Nos da un anuncio que resulta sorpresivo para toda la comunidad que no busca la conciliación (...) ni siquiera informó al representante de la Iglesia (Católica) que nosotros pedimos que fuera el mediador", dijo en referencia al obispo de Concepción (centro), Ricardo Ezzati. Desde hace 67 días, 35 presos mapuche mantienen una huelga de hambre, tras ser encarcelados por haber reclamado el derecho a la propiedad de sus tierras ancentrales. Los mapuche exigieron al Gobierno chileno la no aplicación de la Ley Antiterrorista, que permite la detención de sospechosos sin límite de tiempo mientras son procesados y triplica las penas que reciben si los presos son encontrados culpables. Esta norma fue aprobada durante la última dictadura del general Augusto Pinochet. También han pedido que no se les procese a un doble juicio (militar y civil). El pasado 7 de septiembre el mandatario chileno envió al Congreso de su país un proyecto de para modificar la controversial normativa. El Senado chileno aprobó el martes en general, por 35 votos a favor y dos abstenciones, el proyecto de ley. Durante décadas los mapuche han emprendido movilizaciones por la recuperación de los espacios territoriales que demandan como propios frente a la ocupación de éstos por parte de empresas forestales y grandes terratenientes que se han favorecido de los beneficios que esos suelos producen.

Descarga la aplicación

en google play en google play