Escúchenos en línea

México recuerda el terremoto de 1985

Ciudad de México. EFE | 20 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Las autoridades mexicanas recordaron hoy el terremoto de 8,1 grados Richter que hace 25 años sacudió a la Ciudad de México y causó en el país la muerte de más de 10.000 personas, y prometieron impedir que un desastre similar provoque tantos fallecimientos en el futuro. El presidente de México, Felipe Calderón, encabezó hoy un acto solemne en el zócalo de la capital mexicana en el que se izó una bandera monumental para recordar a las víctimas de los sismos de 1985. Después, en el Palacio Nacional de Ciudad de México, el mandatario mexicano conmemoró el Día Nacional de Protección Civil e indicó que el terremoto del 19 de septiembre de 1985 dejó "una estela de profundo dolor ante la pérdida de familiares, de vecinos, de compañeros, de amigos; la destrucción de viviendas, hospitales, escuelas, empresas, oficinas", entre otras cosas. El gobernante indicó que hace 25 años "se registraron las mayores expresiones de solidaridad, de generosidad y de hermandad que aún recuerde" el país. La tragedia "rebasó, claramente, la capacidad de la autoridad", por lo cual "millones de mexicanos se organizaron de manera inmediata y espontánea para tomar el control de las tareas, para organizar las brigadas de socorro, para formar líneas de remoción de escombros", dijo. Calderón señaló que actualmente México cuenta con un Sistema Nacional de Protección Civil, un Centro Nacional de Prevención de Desastres, un Atlas Nacional de Riesgos, una Red Sísmica Mexicana, un Sistema de Alerta Temprana de Ciclones Tropicales y una Red de Monitoreo de Volcanes en Activo, entre otros mecanismos. Estas herramientas "ayudan a prevenir y evitar las consecuencias letales de fenómenos naturales", apuntó. Ciudad de México está situada en una de las zonas de mayor actividad sísmica del planeta. En la capital se realizan simulacros periódicos y existen eficientes sistemas de alarma para la población. El gobernante señaló que las autoridades están "impulsando la modernización y la consolidación de diversos sistemas de seguimiento y detección de factores de riesgo". En este sentido, señaló que se ha fortalecido el Atlas Nacional de Riesgos "con programas que permiten predecir y visualizar escenarios catastróficos", y que se está ampliando la Red Sísmica Mexicana "para que pueda alertar a la población no sólo en caso de temblores, sino aún con mayor oportunidad en el caso de tsunamis". El gobernante sostuvo que "hoy, los riesgos de desastres naturales se multiplican, especialmente por el calentamiento global y el cambio climático", y recordó que México será "durante mucho tiempo, uno de los países que más sufran en el mundo las consecuencias de estas alteraciones, especialmente por el incremento de la fuerza y la periodicidad de los grandes huracanes". Por su parte, el alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, encabezó otra ceremonia en la que anunció que "muy pronto todas las escuelas del Distrito Federal estarán conectadas" al sistema de alerta sísmica de la capital. El funcionario manifestó que la capital continuará preparándose para "que nunca más vuelva a ocurrir en nuestra ciudad, no digo un sismo, sino lo que ocurrió después del sismo del 85, que no se tenía equipo, y no estaban organizados los rescatistas". La capital realizará el lunes, como todos los años, un macrosimulacro de un terremoto de la misma intensidad que el de 1985, en el que han sido registrados casi 7.000 edificios de toda la ciudad.

Descarga la aplicación

en google play en google play