Escúchenos en línea

Asesinan a otro alcalde en México

Caracas. TeleSUR | 28 de Septiembre de 2010 a las 00:00
El cadáver de Gustavo Sánchez, alcalde del municipio Tancítaro del estado Michoacán (oeste), fue encontrado este lunes en una carretera rural de la entidad, junto al de su secretario particular, Rafael Equihua. La información fue dada a conocer por la Procuraduría General de México, que envió un comunicado en el cual especificó que aún no se tiene información "ni rastro" de los posibles asesinos pero "se presume que el homicidio haya sido obra del crimen organizado". Los cuerpos fueron encontrados maniatados y con los ojos vendados sobre un camino rural sin pavimentar que conecta a las localidades de Ojo de Agua y Noreto, en el estado de Michoacán. "Tenían las cabezas destrozadas y las manos esposadas hacia atrás (...) Pudieron haberlos matado a hachazos o dejándoles caer piedras", puntualizó el organismo. Las víctimas fueron abandonadas junto a una camioneta Fort tipo Pick Up , que era propiedad de Sánchez y en la que se trasladaban los funcionarios. Las fuentes de la fiscalía de Michoacán indicaron que los peritos de ese organismo se encuentran en la zona de los hechos, pero que las causas de la muerte del alcalde aún no han sido establecidas oficialmente. El alcalde asesinado tenía 27 años y no militaba en ningún partido político, era maestro de primaria y, según sus conocidos, era aficionado a los deportes. Fue nombrado en su cargo por el Congreso local y asumió la alcaldía en diciembre pasado, como interino, luego de que el ayuntamiento en pleno renunció por presiones del crimen organizado. Su secretario particular, Rafael Equihua Cervantes, tenía 36 años. Sánchez es el undécimo alcalde mexicano asesinado en lo que va de año y es el decimoctavo en los cuatro de Gobierno del presidente, Felipe Calderón. En la mayoría de estas ejecuciones las autoridades han presumido la participación del crimen organizado. El pasado jueves, un grupo armado mató al concejal Prisciliano Rodríguez y a un ayudante particular, en el municipio de Doctor González, ubicado unos 50 kilómetros de Monterrey (norte). Un día después el alcalde electo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por el municipio de Gran Morelos, Ricardo Solís Manríquez, sufrió un atentado que lo dejó convaleciente. Desde que el presidente de México, Felipe Calderón, asumió el poder en el año 2006 y declaró la guerra al crimen organizado del país, se ha desatado una ola de violencia que ha causado la muerte de más de 29 mil personas. Ante este panorama, cuatro congresistas denunciaron el pasado viernes al secretario de Gobernación de ese país, Francisco Blake Mora y manifestaron que el gobierno de Felipe Calderón no ha actuado eficientemente en contra de la inseguridad.

Descarga la aplicación

en google play en google play