Escúchenos en línea

Policías en Ecuador protestan por bonificaciones

Quito. ANDES/LG | 30 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Más de 800 efectivos de tropa la Policía Nacional del ecuatoriana se tomaron los cuarteles del Regimiento Quito Nº1 la mañana de este jueves, en demanda de sus bonificaciones adquiridas. En varias provincias del Ecuador han paralizado actividades. Los efectivos policiales protestan por la aprobación de la Ley de Servicio Público, aprobada por la Asamblea Nacional, específicamente el artículo 160 que elimina los incentivos económicos que recibían los oficiales por ascensos, condecoraciones, y bonos de antigüedad. El caos fue la tónica en el centro policial, ubicado al norte de la capital, en donde los manifestantes impidieron que el comandante de la Policía, Freddy Martínez, pueda dirigirse a la tropa pues en esos momentos se activó una bomba lacrimógena. A la entrada del Regimiento Quito Nº1, ubicado al norte de la ciudad, las puertas fueron cerradas y varias llantas fueron quemadas. Con el fin de explicar el contenido del documento aprobado por la Asamblea, llegaron al recinto policial el ministro del Interior, Gustavo Jalkh, y el propio presidente de la República, Rafael Correa, quien recordó que “nadie ha hecho tanto por los policías como este Gobierno”. “Jamás se habría esperado que una institución como la Policía Nacional hiciera esto porque ha sido un sector la que se ha ayudado mucho”, dijo al dirigirse a un grupo de la tropa policial. El Jefe de Estado recordó que este ha sido el primer Gobierno que ha atendido a la Policía Nacional. “Antes les pagaba sueldos de miseria y les daban limosnas como lo bonos de Navidad”, dijo desde el segundo piso del cuartel. Destacó que si bien se están reduciendo algunos “regalos que recibían”, por otro lado se está buscando un sueldo digno; sin embargo, los manifestantes mantenían su posición de rechazo lanzando consignas en contra del mandatario. El caos generado por los policías incluyó agresiones en contra de periodistas, funcionarios, y del mismo Mandatario a quien lanzaron botellas de agua. “Si quieren matarme aquí estoy mátenme si quieren pero la política seguirá. Este Gobierno seguirá mejorando las condiciones de vida de la policía y de todos los ecuatorianos… Si quieren destruir el país destrúyanlo pero este Presidente no dará ni un paso atrás”, manifestó. El ministro coordinador de la Seguridad, Miguel Carvajal, dijo que esta situación ha sido generada por “desinformación”, por que aspiró a que, una vez que la situación se clarifique, todo vuelva a la calma. Mientras tanto, un grupo de militares resolvieron inician una marcha desde el Ministerio de Defensa hacia el Palacio de Gobierno Carondelet pidiendo la derogación de la ley del servicio público. Los militares se reunieron con los ministros de Defensa, Javier Ponce, y del Interior, Gustavo Jalkh, desde tempranas horas en las instalaciones del Ministerio ubicado en el Centro histórico. Esta reunión no dejó satisfechos a los militares por lo que el descontento continuó. Su único pedido es que se derogue el veto y no les quiten sus beneficios.

Descarga la aplicación

en google play en google play