Escúchenos en línea

Por algo les dicen «ratas»

Trípoli. . RLP/AGI News.. | 8 de Octubre de 2011 a las 00:00
El colonialismo italiano ha sido mucho mejor que el régimen de Gadaffi. Entre las dos realidades hay una distancia sideral, no obstante los errores del colonialismo. Lo dicho por Mustafa Abdel Jalil, presidente del CNT libio, tiene una relevancia de grueso calibre, aún más dado que fue dicho - como hoy - durante la conferencia de prensa sostenida con el ministro de Defensa italiana Ignazio La Rusa y con el ministro de Defensa británica Liam Fox, al concluir un encuentro a tres bandas realizado bajo fuertes medidas de seguridad - especialmente alrededor de Jalil - en una sala del aeropuerto de Trípoli. "Los libios - ha dicho el presidente del CNT - saben perfectamente que el periodo del colonialismo italiano procedió en concomitancia con un era de grandes construcciones y desarrollo". Tan es así que "todos saben que las grandes construcciones en Trípoli, Bengasi y otras ciudades son construcciones italianas. Pensemos que en aquel periodo la ley seguía su curso natural, causas justas, procesos justos. Y había desarrollo agrícola". Incluso a veces, el periodo de Gadaffi "era exactamente lo contrario - ha dicho con voz calma pero segura Jalil -, todos los valores y los principios fueron derribados, puestos de cabeza. Los recursos libios no fueron utilizados para los libios. No obstante todos los errores, el colonialismo no podrá nunca ser comparable a Gadaffi". Palabras que, por lo que parece, fueron mucho más marcadas y categóricas frente a las que en la reunión tripartita Jalil había dicho siempre a propósito del colonialismo. Y en su intervención en la conferencia de prensa, La Rusa ha subrayado aún más este aspecto de la amistad entre los dos pueblos, es decir, el de la ausencia de resentimiento del pueblo libio hacia Italia, apreciando positivamente las palabras de Jalil sobre las confrontaciones históricas en las relaciones entre las dos naciones, con el colonialismo que no ha representado ni representa un motivo de resentimiento o fractura, sino de impulso "para una amistad cada vez más fuerte". Anteriormente, el propio ministro de Defensa italiana, en ocasión de la visita al hospital de Maathiga, había dicho: "La historia colonial europea la conocemos bien, también con sus sombras, pero Italia ha dejado un signo de amistad", revelando además "que esto es un elogio al apoyo y a la amistad entre libios e italianos, sin sombras del pasado". Así, Jalil ha confirmado su respeto a los acuerdos entre Libia e Italia en materia de inmigración, y además de este argumento, La Rusa tiene así pues evidencia de "la convicción recíproca que no hacen falta soldados italianos para controlar las fronteras, aunque sí habrá ayuda tecnológica". Ya ayer La Rusa había hablado, después del encuentro con su collega libio del CNT, Daghely, de acuerdos en materia de radares, mencionando también el rol de empresas italianas, como la Selex del grupo Finmeccanica. Y hoy Jalil ha asegurado que serán confirmados los acuerdos y los contratos legalmente suscritos con las compañías italianas, "con una particular atención - ha referido La Rusa - de que se den casos de corrupción. Y esto también para las compañías no italianas". Traducción: Radio La Primerísima. Fuente: http://www.agi.it/in-primo-piano/notizie/201110081814-ipp-rt10070-libia_jalil_nonostante_sbagli_colonialismo_meglio_di_gheddafi

Descarga la aplicación

en google play en google play