Escúchenos en línea

Los forajidos que destrozaron el país durante 17 años

Managua. Por William Grigsby Vado, Radio La Primerísima. | 20 de Octubre de 2011 a las 00:00
El 4 de febrero de 2010, en el segmento "De Frente" de Multinoticias Canal 4, emitió un comentario del periodista William Grigsby, en el cual hace una síntesis de algunos de los actos de corrupción más relevantes durante los 17 años que gobernaron las facciones liberales de todos los matices. Esta es la transcripción de ese comentario: Cuatro diputados liberales que hacen mayoría en la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, integrada por 7 miembros, han decidido iniciar el proceso de ignominia de la Nación nicaragüense; han decidido pasar al Plenario de la Asamblea Nacional, la discusión, para su eventual aprobación, de la Ley de Amnistía... el perdón y olvido, para los que durante 17 años robaron descaradamente al erario público, liquidaron empresas estatales a precio de guate mojado, y a cambio recibieron cuantiosos sobornos y le arrebataron los Derechos Sociales al pueblo nicaragüense. Conviene recordar un poco cómo se labró esta historia. Esta historia no comienza ahora... comenzó, como decíamos antes, hace 17 años; comenzó con la llegada al poder del dúo Chamorro-Lacayo, que inició la depredación de todos los bienes del Estado. Recordemos, por ejemplo, algunos casos emblemáticos: Antonio Lacayo declaró que el Ferrocarril de Nicaragua estaba inservible, que no valía la pena repararlo, y aunque en otros países del Norte, todos los países del Norte, el Ferrocarril ha sido esencial para marcar su desarrollo... en Nicaragua, según Antonio Lacayo, no hacía falta, y ordenó que se vendiera como chatarra. Liquidó el Ferrocarril de Nicaragua. Eso es un acto de corrupción, porque significa liquidar un bien del Estado. Antonio Lacayo ordenó liquidar todo el aparato industrial, que con mucho sacrificio los obreros y las obreras nicaragüenses habían logrado mantener trabajando a lo largo de toda la Revolución, pese al embargo criminal de Estados Unidos durante su guerra contra la Revolución Sandinista. ¿Quién no recuerda, por ejemplo, aquel Movimiento de Innovadores que se organizó en la Central Sandinista de Trabajadores, para inventar los repuestos que nos negaban Estados Unidos? Y así se logró mantener ese parque industrial, así se lograban producir camisas, bolsas, sacos, todo tipo de cosas en Nicaragua, con todas las limitaciones que teníamos. Pero Antonio Lacayo dijo que ese parque industrial no servía, y lo mandó a liquidar. Y las cosas que mejor estaban, las cosas en las que la Revolución Sandinista había invertido, como por ejemplo, Laboratorio SOLKA, que era laboratorio líder en producción de medicamento genérico en toda Centroamérica; o como cualquier otra empresa, como la Cartonera de León, que había sido totalmente renovada con donaciones externas, también fueron privatizadas o devueltas, bajo cualquier excusa, a sus antiguos dueños que las habían quebrado. Ese fue Antonio Lacayo. Y una perla más de Antonio Lacayo... ¿recuerdan a AERONICA? AERONICA era la línea aérea de Bandera Nacional; a Antonio Lacayo se le ocurrió que no era necesario que Nicaragua la tuviera... ¡se la obsequió a la transnacional salvadoreña TACA! ¿Y saben qué? Hoy me lo recordaba un extrabajador de AERONICA, que llevan 18 años batallando para que por lo menos les paguen su indemnización... ¡18 años llevan! Y él me recordaba: Antonio Lacayo recibió tres cheques... 2 millones de dólares en cada cheque, por haberle obsequiado AERONICA, la línea de Bandera Nacional, a TACA. Y a partir de ese momento, cuando además TACA compró LACSA en Costa Rica, compró SAHSA en Honduras, y compró AVIATECA en Guatemala, se organizó el monopolio de la aviación centroamericana; y hoy en día, es mucho más caro viajar de Guatemala a San José, o de Managua a Panamá, que viajar de Managua a Estados Unidos, por ejemplo. Los contrasentidos del monopolio, por culpa de Antonio Lacayo, que además recibió, repito, 6 millones de dólares. Pero no sólo él, hay un escandaloso número de funcionarios de aquel gobierno ChamorroLacayo, que son culpables de actos de corrupción, que nunca han sido enjuiciados, que ni siquiera han sido denunciados. Luego vino la época de Arnoldo Alemán, que en realidad no empezó en la Presidencia de la República... ¡empezó en la Alcaldía de Managua! donde hizo francachelas con las arcas comunales, desde donde financió la organización de su Partido... el Partido Liberal Constitucionalista, que prácticamente no existía, porque era un club de ancianos, que se reunían en un sofá, para conspirar contra la Revolución. Alemán, dice que es el artífice del PLC... sí, pero lo hizo con el dinero del pueblo de Managua, porque lo financió con los presupuestos de la Alcaldía de Managua. De ahí salió el PLC para conspirar contra el pueblo de Nicaragua. Y en esa época de Alemán, ya como Presidente, hizo de todo; conocemos todos esos escándalos, desde las vaquillas... 30 mil vaquillas desaparecidas; el caso del narcojet, el caso del Canal 6, la Guaca 1, la Guaca 2, ¡y tantos casos...! La Chinampa, el helipuerto, que todavía no han sido juzgados... ¡en fin! Es una francachela total la que hizo Arnoldo Alemán en la Presidencia de la República. Se calcula que lo que él robó, entre 1990 y 2007, fueron alrededor de 300 millones de dólares. Después está el escándalo de Eduardo Montealegre y los CENIS... Pero antes, el 22 de mayo del año 2003, en el Municipio de Yalí, Enrique Bolaños, Presidente de la República, seleccionado por Arnoldo Alemán, hizo otra gran denuncia, como lo publicaba en su época El Nuevo Diario... ¡tiempos idos de El Nuevo Diario! hoy cómplice de la Amnistía. Y decía que Arnoldo Alemán era también responsable de un formidable robo al erario público, y denunciaba además, cuánto hubiese sido posible comprar con ese dinero robado al pueblo, por ejemplo, en medicamentos. Lo decía Enrique Bolaños. Porque Enrique Bolaños, en la disputa por el poder del PLC, es decir, por asumir la conducción del PLC, como Arnoldo Alemán se negó a entregárselo, Enrique Bolaños destapó la gigantesca olla podrida de la corrupción, de todo su propio Partido, y empezaron a aparecer las pruebas de toda la corrupción. Ya se habían encargado El Nuevo Diario, y también a veces La Prensa, de ir denunciando y documentando todos esos casos. Pero esa vez, a partir de la gestión de Bolaños, ¡fue con pruebas contundentes...! No han sido los sandinistas los que han inventado los casos de corrupción. Alemán, por ejemplo, cuando privatizó ENEL, y ese es el dinero del que hablaba Enrique Bolaños en Yalí... 14 millones de dólares que desaparecieron, ¡se evaporaron del Banco Central! porque sólo encontraron medio millón de dólares, de lo que debió haberle quedado por la venta de ENEL, al Estado de Nicaragua. Pero Enrique Bolaños también fue culpable de corrupción... Enrique Bolaños fue acólito de Alemán en la Alcaldía de Managua, y luego, además, participó en la privatización de ENEL; y luego, además, participó en la corrupción que significó no invertir un centavo en la industria eléctrica en este país. Y por su culpa sufrimos los apagones de 2006. Para citar sólo un ejemplo de lo que ocurrió con Enrique Bolaños. Y en su período se emitieron parte de los CENIS, porque ya habían sido autorizados por Arnoldo Alemán, aconsejado por la "Rata" Montealegre. Y es Montealegre quien hizo la operación de saco y corbata, la operación de delincuencia de oficina más sofisticada de la Historia de Nicaragua... ¡se robó 600 millones de dólares en la privatización de los Bancos! En además, la quiebra de los Bancos, la liquidación de los Bancos, la transacción que hizo, onerosa por cierto para el Estado, la reclasificación de todas las deudas de A a la Z cuando eran clientes buenos, que se pagó dos veces esa deuda: El cliente que se lo pagó al nuevo Banco que adquirió la deuda y, el Estado que le pagó al nuevo Banco, porque "supuestamente era una deuda mala", como le pasó al Contralor Luis Ángel Montenegro. Es decir, aquí estamos ante casos que chorrean sangre... ¡sangre del pueblo! Y eso que no metemos en la cuenta todos los Derechos Sociales confiscados, por Violeta de Chamorro y Antonio Lacayo, Enrique Bolaños, Arnoldo Alemán, y todo el Partido Liberal Constitucionalista. Lo que nos confiscaron y la cantidad de muertos que hay en la Historia de Nicaragua en esos 17 años, a causa de una apendicitis, de un parto no atendido, de cualquier accidente intranscendente para un niño, que morían porque no había medicamentos en los hospitales, porque no había médicos, o porque simplemente no había cerca un puesto de salud en una comunidad campesina. Son delitos de lesa humanidad, que también deberían ser juzgados. Todo eso es lo que se quiere limpiar, esa es la historia que quieren limpiar... ¿Y saben por qué lo quieren hacer? No porque se sientan inocentes, ¡porque se saben culpables! Y como se saben culpables y no pueden demostrar en ningún Tribunal del mundo que son inocentes, entonces mejor hacen la Amnistía. Y porque además, tienen toda la intención de presentarse ante Estados Unidos, como los mejores candidatos posibles para que los respalden y los financien, e intentar derrotar al Frente Sandinista en las Elecciones del 2011. Su pretensión es volver a hacer lo mismo en el gobierno, su pretensión es volver a saquear al gobierno. Y como dice la publicidad que hemos estado escuchando: ¿Volvería usted a votar por estos corruptos? ¡Los ladrones a la cárcel! ¿Queremos impedir que este par de delincuentes y toda su cuadrilla de forajidos vuelvan al poder? No votemos por ellos. ¿Queremos impedir que esta banda de forajidos que saqueó al Estado de Nicaragua quede impune? Vamos a votar por Daniel y el FSLN el 6 de noviembre de 2011. La lucha es el más alto de los cantos. Y unidos seremos invencibles.

Descarga la aplicación

en google play en google play