Escúchenos en línea

Prevención, Protección, Responsabilidad

Managua. PL. | 22 de Octubre de 2011 a las 00:00
La alerta total sigue en Nicaragua y las palabras clave son prevención, protección y responsabilidad por parte de todos, dijo este sábado la líder sandinista Rosario Murillo, en exhortación al pueblo frente a nuevos riesgos climatológicos. En comunicación telefónica, transmitida por radio y televisión, la dirigente reiteró a las familias que lo fundamental es evitar mayores pérdidas humanas y el gobierno trabaja para asegurar la máxima atención y seguridad al pueblo. El presidente, Daniel Ortega, está desde temprano en contacto con los responsables de los puestos de control en las zonas donde existen los mayores riesgos, destacó la representante del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Según el último parte del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), el fenómeno, localizado en las cercanías de las costas caribeñas del país, tiene altas probabilidades de evolucionar hacia una depresión tropical y en tiempo muy breve convertirse en huracán. Las afectaciones más graves estarían en las dos regiones autónomas del Atlántico Norte y Atlántico Sur, incidiría en otros territorios sureños como Chontales, Boaco, Nueva Guinea, Río San Juan y Rivas, así como en la franja del Pacífico, refirió Murillo. Los peligros, recordó, no solo están asociados a las lluvias, sino a la incapacidad de los suelos de adsorber más agua, pues se hallan saturados luego de más de una semana de abundantes precipitaciones. El nuevo evento meteorológico, localizado en el Caribe, significaría más lluvias para el país, el Presidente, junto al gabinete de emergencia, se mantiene atento a la evolución de los acontecimientos, y al final de la tarde comparecerá ante el pueblo para brindar información al detalle, anunció Murillo. Ortega hará un resumen actualizado de las medidas aplicadas hasta el momento y notificará otras probables decisiones para afrontar la contingencia. Sobre las particularidades de Managua, Rosario Murillo advirtió que continúan subiendo los niveles de los lagos Xolotlán y Cocibolca, el primero de ellos registra una altura en sus aguas de 42,60 metros sobre el nivel del mar; es decir, se halla a apenas a 16 centímetros del registro pico del año anterior, cuando fue preciso evacuar a cientos de familias. Reiteró, por tanto, la exhortación a extremar la vigilancia sobre ambos reservorios naturales y los otros cuerpos de agua, pues resulta fundamental actuar a tiempo a fin de aminorar los estragos y salvar vidas. Por todo el territorio nacional, recordó, están desplegadas las fuerzas de la Defensa Civil del Ejército, la Policía, el Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres, las alcaldías y las estructuras del Poder Ciudadano, en función de la emergencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play