Escúchenos en línea

Lluvias y seca afectan a campesinos

Managua. Radio La Primerísima. | 26 de Octubre de 2011 a las 00:00
Líderes evangélicos llaman la atención sobre los daños ocasionados a los cultivos y a las comunidades, no sólo por las lluvias, sino, en ciertos lugares, por la falta de ésta. Ratas en Villanueva y San Francisco Libre El 80 por ciento de los cultivos de ajonjolí y sorgo se perdieron en el circuito de comunidades del Obraje por causa del temporal que destruyo los caminos y los plantíos de maíz que sobrevivieron son afectados por una plaga de ratas y ratones negros en lugares como el Guacimito, la Pimienta y el Capulin, dijo Simón Morales, líder comunitario voluntario del Cepad. En nombre de las personas que habitan en esos lugares, que se encuentran a 21 kilómetros al norte de Villanueva, solicitó ayuda alimentaria y medicamentos a la Alcaldía y al Cepad para atender a la familias que quedaron sin abastecimiento y son atacadas por enfermedades bronco-respiratorias y hongos en los pies, dijo Morales. El líder manifestó que en esa zona solo podrían entrar camiones del Ejército, porque en los fangales hasta las mulas les cuesta pasar. Los ataques de ratas también afectaron a los pocos cultivos que quedaron en pie luego del temporal en las comunidades de El Laurel Galán, San Benito, Las Mercedes, Las Mojarras y Las Marías, fueron constatados por dos técnicos del Consejo Evangélico Para el Desarrollo (CEPAD). Pedro Joaquin Barquero y Salvador López, señalaron que también hay una temible plaga de zancudos y en la escuela de las Mercedes, hay niños con enfermedades respiratorias y algunos desnutridos. Afirman que decenas de familias que viven de la venta de leña, pasaron dos semanas paralizados por el temporal sin poder vender nada, causándoles desabastecimiento en sus hogares. Falta de lluvia preocupa en Pantasma Por otro lado, la falta de lluvia en los últimos días en las zonas de La Zompopera, El Comal, Placeres del Coco del Municipio de Pantasma, departamento de Jinotega, ha provocado suma preocupación entre los productores que preparan sus tierras para la siembra de apante, dijo el pastor Carlos Silva del programa educación teológica del Cepad. Aseveró que los lideres evangélicos, le manifestaron sus inquietudes en ese sentido y por la llegada de comerciantes salvadoreños que andan ofreciendo comprar el quintal de maíz a 150 y180 córdobas. La cosecha de maíz de postrera este año fue excelente, pero los salvadoreños golpeados en sus cultivos por el pasado temporal nos pueden dejar sin el grano, advirtió el pastor Silva.

Descarga la aplicación

en google play en google play