Escúchenos en línea

Rivas demuestra incuestionable legitimidad de elecciones generales

Managua. Radio La Primerísima. | 9 de Diciembre de 2011 a las 00:00
El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, reiteró este viernes que el proceso electoral en Nicaragua está reconocido dentro de los estándares internacionales establecidos y aceptados como válidos, para asumir como legítima la elección popular del Presidente y Vice presidente, diputados nacionales, diputados departamentales y diputados al Parlamento centroamericano. El magistrado Rivas brindó a los miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país, un amplio informe de lo ocurrido antes, durante y después de los comicios. Entre otras cosas, reseñó algunos hechos violentos y una serie de situaciones promovidas por grupos políticos afines a sectores de la derecha que no respetaron los resultados y que el magistrado Rivas cree que lo hacen sobre la base de "especulaciones y menosprecio" de la voluntad popular. Notificado el saldo en las urnas, algunos excandidatos "afirmaron desconocer los resultados y acentuaron su campaña malintencionada y preconcebida para desacreditar el proceso electoral de diversas formas", indicó Rivas. Dijo que simpatizantes y militantes de la alianza Partido Liberal Independiente-Movimiento Renovar Sandinista (PLI-MRS) son los causantes de los disturbios y los promotores de la desestabilización. Violaron en su momento el silencio electoral, expuso Rivas, con el constante proselitismo partidario mediante una emisora de radio, propiedad del aspirante presidencial por esa agrupación (Fabio Gadea). El magistrado achacó a esos desórdenes el fallecimiento de varias personas. Hay evidencias claras que demuestran que este partido generó violencia y caos en municipios como San Fernando, San Juan de Río Coco, Sébaco y El Sauce, aseguró. En el Sauce, ilustró, sustrajeron del Consejo Electoral Municipal 87 cédulas de Identidad (documento requerido para ejercer el derecho al sufragio) y las quemaron, lo que constituye delito electoral. Igual ocurrió en Matiguás, donde personas afines al PLI se llevaron 342 cédulas de identidad y 220 documentos supletorios (documento que habilita al ciudadano a ejercer su derecho al sufragio). Entre los incidentes, Rivas mencionó los acaecidos en El Almendro, departamento de Río San Juan, por quema de boletas y secuestro de integrantes de Juntas Receptoras de Votos (JRV). También sobre el PLI, según el funcionario, pesa una acusación por falsificación de la firma de Arnoldo Alemán, en una carta de renuncia supuestamente firmada por el político y aspirante presidencial por el Partido Liberal Constitucionalista. El Consejo, recordó Rivas, evidenció igualmente que el PLI confeccionó fotocopias de actas de votación con la intención de adulterar los resultados, y "con ello seguir boicoteando el proceso electoral", concluyó. El informe presentado por el doctor Rivas, concluye que muchos de los elementos esgrimidos por algunos sectores políticos en relación a los resultados de las recientes elecciones es la "continuidad infructuosa" de un plan preconcebido con el propósito de deslegitimar ese proceso, pero que no ha tenido éxito alguno porque los nicaragüenses han rechazado el llamado a la violencia. Afirmó que la voz del pueblo ha sido escuchada y respetada en las urnas, pues los resultados declarados por el CSE, reflejan fielmente la intensión del voto que el FSLN había acumulado durante los años del buen gobierno y lo que se hizo fue ratificarlo a través de una votación masiva. "Lo que sectores antidemocráticos señalan como irregularidades en la mayoría de los casos, son manipulaciones dolosas de la realidad y sin ninguna relevancia como para trastocar o modificar los resultados del proceso electoral tal y como lo han expresado en sus distintos informes los acompañantes nacionales", señaló el magistrado Rivas. Informó que el CSE entregará el próximo 8 de enero las credenciales a los candidatos electos en los cargos de presidente y vicepresidente, en las elecciones del pasado 6 noviembre. El 9 de enero asumen sus curules los diputados electos, el CSE les toma la promesa de ley y queda instalada la Asamblea Nacional para el período 2012-2017. Inmediatamente después, la Asamblea Nacional elige a su junta directiva. Al día siguiente, 10 de enero, asume el Presidente Daniel Ortega, quien será juramentado por el Presidente de la Asamblea Nacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play