Escúchenos en línea

Snowden se queda en Moscú y agradece a Nuestramérica

Moscú. Agencias. | 12 de Julio de 2013 a las 12:24

El extécnico de la CIA Edward Snowden aseguró el viernes en Moscú que los países de Latinoamérica que le han ofrecido asilo político, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, "se han ganado el respeto del mundo" y subrayó su deseo de viajar a ellos en cuanto pueda.

El joven estadounidense, que hoy pidió asilo a Rusia al no poder volar desde el aeropuerto Sheremétievo de Moscú, donde lleva casi tres semanas, expresó su agradecimiento a esas naciones en una intervención ante los representantes de organizaciones de derechos humanos internacionales con los que se reunió.

No obstante, Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, afirmó que no tiene conocimiento de ningún documento sobre la solicitud de asilo político de Edward Snowden a Rusia. "No tengo ninguna información sobre esos documentos", indicó Peskov citado por una radio rusa. 

Según Wikileaks, que publica su discurso textual, Snowden señaló, respecto a Venezuela, que con "la concesión de asilo por parte del presidente Nicolás Maduro, ahora mi estatuto de asilado es formal, y ningún Estado tiene derecho a limitar o interferir en mi derecho a gozar de ese asilo".

El joven dijo a sus interlocutores que hace un mes "tenía una familia, una casa en el paraíso y vivía con gran confort", antes de denunciar la trama masiva de espionaje de los servicios secretos de EEUU.

Justificó su actuación porque –dijo– esos actos violan la ley y la Constitución de EEUU y considera que "lo inmoral no se puede hacer moral mediante el empleo de leyes secretas".

Aseguró que "hice lo que creía justo, no buscaba enriquecerme" ni "vender secretos de EEUU" y que no pactó "con ningún gobierno extranjero para garantizar mi seguridad".

Tras reconocer que la decisión de sacar a la luz el espionaje le salió cara, manifestó que "era lo que tenía que hacer y no lo lamento".

Snowden denunció la persecución de que es objeto y el hecho de que EEUU haya "amenazado con sanciones a los países que defienden mis derechos".

Y agregó que EEUU "dio el paso sin precedentes de ordenar a sus aliados militares que hicieran aterrizar el avión de un presidente latinoamericano para buscar a un refugiado político", en referencia al boliviano Evo Morales.

"Esta escalada peligrosa representa una amenaza no sólo para la dignidad de Latinoamérica, sino para los derechos básicos compartidos por cada persona, cada nación, de vivir libres de la persecución y de buscar y gozar de asilo", añadió Snowden.

De Rusia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, que le ofrecieron asilo, aseguró que "tienen mi gratitud y respeto por ser las primeras en situarse contra las violaciones de los derechos humanos llevadas a cabo por los poderosos en lugar de por los no poderosos".

Estos países –dijo "se han ganado el respeto del mundo. Tengo intención de viajar a cada uno de ellos para expresar mi agradecimiento personalmente a sus pueblos y a sus líderes".

Snowden anunció que acepta formalmente "todas las ofertas de asilo que me han dado y otras que me puedan ofrecer en el futuro" y pidió ayuda a las organizaciones de derechos humanos para lograr viajar a Latinoamérica.

También anunció que pide asilo a Rusia hasta que se le permita viajar allí.

En la reunión, la representante de Human Rights Watch, una de las asistentes, denunció que cuando iba hacia el aeropuerto la llamó el embajador de EEUU en Moscú para pedirle que comunicara a Snowden que había violado la ley.

Obama enfurecido

Entretanto, en Washington, el Gobierno de EEUU acusó a las autoridades de Rusia de facilitar una "plataforma para la propaganda" a Snowden y adelantó que el presidente Barack Obama prevé hablar en unas horas por teléfono con su homólogo ruso, Vladímir Putin.

"Proveer de una plataforma de propaganda al señor Snowden contradice declaraciones anteriores del Gobierno ruso sobre la neutralidad de Rusia y sobre que no tienen control de su presencia en el aeropuerto (de Moscú)", comentó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Darle esa plataforma "también es incompatible con las garantías rusas de que no quieren que el señor Snowden dañe aún más los intereses estadounidenses", agregó el portavoz de Obama.

Carney se refirió así a la reunión que tuvo hoy Snowden en el aeropuerto de Sheremétievo con representantes de organizaciones de derechos humanos internacionales y en la que anunció que pedirá asilo político a Rusia.

En la misma línea, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, expresó su preocupación "por cómo las autoridades rusas claramente ayudaron" a los asistentes a participar en esa reunión con Snowden.

Snowden "no es un activista de derechos humanos", destacó Psaki al recordar que está acusado de espionaje por haber filtrado información sobre dos programas secretos de vigilancia masiva de las comunicaciones por parte del Gobierno estadounidense.

Según Psaki, el Gobierno estadounidense ya se ha puesto en contacto con una de las organizaciones que participaron en la reunión con Snowden, Human Rights Watch (HRW).

En esa reunión Snowden rompió el silencio que mantenía desde que aterrizó en Moscú el pasado 23 de junio y se comprometió a no dañar los intereses de su país, la principal condición impuesta por Moscú para darle refugio, según contaron a la prensa varios de los asistentes.

Snowden "ha anunciado que conoce esa condición y que le ha resultado fácil aceptarla. No tiene intención de causar daño a Estados Unidos porque es un patriota de su país", dijo a la prensa el diputado y politólogo ruso Viacheslav Níkonov.

Pero matizó que el fugitivo considera que sus filtraciones sobre el espionaje del Gobierno de EEUU fueron un acto patriótico y no perjudican a los intereses de su país.

A su vez, explicó que Snowden no precisó si su intención es solicitar "asilo político temporal o permanente", después de que otra activista adelantara que el joven quiere quedarse en Rusia temporalmente, "hasta que pueda volar a América Latina", donde varios países se han ofrecido a acogerlo.

Carney también adelantó hoy que Obama prevé hablar en las próximas horas por teléfono con Putin y se espera que ambos aborden el caso de Snowden.

El portavoz dijo, además, que sigue en pie el viaje a Rusia que Obama tiene previsto para septiembre para participar en la cumbre del G20.


Descarga la aplicación

en google play en google play