Escúchenos en línea

Crueldad de Los Zetas contra los inmigrantes en México

Matamoros, Tamaulipas. Agencias. | 23 de Agosto de 2013 a las 17:23

Para el sacerdote mexicano Alejandro Solalinde, reconocido protector del inmigrante, el cártel de los Zetas se ha posicionado como la banda más cruel y violenta de México.

Más que por el trasiego de drogas en México y Estados Unidos, la banda del narcotráfico los Zetas tiene en vilo al país por su intensa obsesión de poder sin importar la cantidad de sangre que derrame a su paso. Este grupo criminal ya ha superado al resto de los cárteles mexicanos en todos los aspectos, y todo parece indicar que va por más. Te invitamos a que conozcas de cerca a esta banda sangrienta y criminal que tiene en vilo a todo México.

Formada en 1998 por 14 soldados retirados mexicanos, el cártel de los Zetas ha crecido hasta convertirse en un comando de más de 10 mil hombres armados que actúan desde Río Bravo, en la frontera con Texas, hasta lo más profundo de Centroamérica. Tras la captura de Miguel Treviño Morales, alias el Omar Treviño Morales, el "Z-42".

Su rápida expansión ha desplazado a bandas de narcotraficantes mexicanos más antiguas en muchas áreas, dándole a los Zetas una posición dominante en el multimillonario negocio del tráfico transfronterizo de drogas, así como también en la extorsión, el secuestro y otras actividades criminales.

Pero son sus sangrientos ataques lo que les ha dado notoriedad y los ha hecho tan temidos. Parte de sus miembros fueron arrestados por algunas de las peores atrocidades cometidas en México, entre ellas el asesinato de cientos de personas cuyos cadáveres han sido encontrados en fosas comunes con una frecuencia alarmante.

De hecho, esta banda sanguinaria ha sido señalada como la responsable de la masacre de 72 trabajadores inmigrantes el año pasado, en su mayoría centroamericanos, que se dirigían a Estados Unidos y del incendio de un casino en Monterrey que cobró 52 vidas.

De acuerdo a agentes mexicanos y estadounidenses, las tácticas paramilitares de los Zetas -basadas en operativos armados de pequeñas e itinerantes células- y la indiscriminada violencia son las fuerzas impulsoras detrás de una reciente escalada en la guerra contra las drogas que se desarrolla en México.

Este conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los cárteles, y también entre los propios grupos, ha cobrado unas 55,000 vidas en los últimos cinco años, entre ellas más de 3,000 policías y soldados.

Los Zetas representan un desafío mayor para el Gobierno que otra bandas del narcotráfico, debido a la intensidad de sus ataques contra las fuerzas de seguridad, su desprecio por la vida civil y la ferocidad de sus actos criminales que rompen los códigos tácitos de los narcotraficantes comunes.

El clérigo afirmó que el deshonroso puesto se lo han ganado comprando gobiernos, así como secuestrando y masacrando migrantes, publicó Univisión.

Solalinde presidió junto al Obispo de las Diócesis de Matamoros, Tamaulipas, Ruy Rendón Leal, y el Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, un foro para recordar la matanza de inmigrantes de hace tres años en el municipio de San Fernando.

La masacre, considerada la más cruenta contra migrantes en México, ocurrió entre el 22 y el 23 de agosto de 2010 en un rancho del mencionado municipio, a 160 km al sur de la frontera con Estados Unidos, donde fueron asesinados a sangre fría 72 migrantes, entre ellos 24 hondureños, 14 salvadoreños, 12 guatemaltecos, 4 ecuatorianos y 4 brasileños.

Sobre los motivos de la masacre, la fiscalía da crédito a la declaración de un sobreviviente ecuatoriano, quien dijo que los secuestradores se identificaron como integrantes del cártel narcotraficante los Zetas y que después les dispararon porque las familias no pagaron los rescates y ellos se negaron a ser reclutados.

"Los Zetas son lo número uno que atentan contra los migrantes, no hay que buscarle más", dijo Solalinde, de acuerdo a Univisión que cita como fuente a El Universal.

"Todos los días desaparecen migrantes, son secuestrados por organizaciones criminales, la mayoría por Zetas, y esos en muchos de los casos nunca más son vueltos a ver con vida", agregó.

Además culpó a las autoridades de actuar en complicidad con los Zetas por permitirle actuar con impunidad.

"El gobierno puede dar golpes a los Zetas, no se olvide que muchos del gobierno están en la nómina de los Zetas, para que se dan baños de pureza si sabemos dónde está la raya entre funcionarios púbicos y los cárteles y la delincuencia organizada", declaró Solalinde.

El defensor de los migrantes también hizo un llamado a los delincuentes de esa banda criminal para que dejen de molestar y hostigar a los migrantes.


Descarga la aplicación

en google play en google play