Escúchenos en línea

Más voces rechazan reformar la ley de salario mínimo

Managua. Acan-EFE. | 24 de Agosto de 2013 a las 17:36

La idea de la patronal de Nicaragua de promover una reforma a la Ley de Salario Mínimo para revisar ese ingreso cada tres años en vez de cada seis meses, como ocurre ahora, generó este domingo el rechazo de otro sector sindical del país.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) anunció esta semana que propondrá "discutir y consensuar una reforma a la vigente Ley de Salario Mínimo", para "trasladar el esquema de acuerdo salarial multianual de zonas francas al resto de sectores de la economía".

Ese esquema que se aplica a las zonas francas revisa el salario mínimo del sector cada tres años, tomando como base variables empresariales además del poder adquisitivo de los trabajadores.

La propuesta de la patronal nicaragüense "es un absurdo, un escarnio sobre los trabajadores", aseguró este domingo a Acan-Efe Antonio Jarquín, presidente del Congreso Permanente de Trabajadores (CPT), uno de los cuatro principales sindicatos del país.

Además "es ilegal, porque viola la Constitución y la Ley de Salario Mínimo, por eso, cuando se firmó el acuerdo de las zonas francas el 21 de diciembre (de 2012) nosotros metimos cuatro recursos de amparo en su contra", añadió el líder sindical.

Según la Ley que rige a todos los sectores excepto las zonas francas, el salario mínimo se ajusta en base al poder adquisitivo de los trabajadores y la inflación cada seis meses.

El sindicalista resaltó que los trabajadores de las zonas francas recibirán este año un aumento del 10 % en su salario mínimo y no del 12 % como el resto de empleados.

Desde ese punto de vista, añadió Jarquín, una eventual discusión multianual del salario mínimo "debe ser sobre el monto total de la canasta básica" cuyo costo, aseveró, así triplica el salario mínimo más alto en el país, que es el del sector de la construcción.

El Cosep no ha precisado cuándo presentará su propuesta de manera oficial, ante la Asamblea Nacional mediante un proyecto de ley, mientras que de momento el Gobierno nicarag ense no se ha pronunciado sobre el asunto.

Según la propuesta de la patronal, el interés de los empresarios es que el salario mínimo tome en cuenta el crecimiento económico, la tasa de inflación, la productividad laboral, la competitividad de la economía nacional, la preservación del empleo formal y su generación.

El gremio empresarial sostiene que desde 2005 el salario mínimo en Nicaragua aumentó en un 212 % y el empleo formal pasó de 348,300 trabajadores en diciembre de 2004 a 667,400 en julio recién pasado.


Descarga la aplicación

en google play en google play