Escúchenos en línea

Papa pide ayuno mundial por Siria

El Vaticano. Agencias. | 1 de Septiembre de 2013 a las 11:14
Papa pide ayuno mundial por Siria

El papa Francisco convocó este domingo para el próximo 7 de septiembre una jornada de oración y ayuno mundial para la paz en Siria.

El papa dedicó este domingo todo el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro a lanzar un fuerte llamamiento para que "no haya más guerras" y expresó su preocupación por el "dramático desarrollo que se presenta en Siria".

El sumo pontífice instó a todas las partes a la búsqueda de la paz en Siria, por medio del diálogo y la negociación en Siria, así como en el resto de países donde hay guerras.

El papa Francisco invitó a unirse a la jornada de oración y ayuno por Siria, de la manera que prefieran, también a los "hermanos cristianos no católicos, a los fieles de las otras religiones y a las personas de buena voluntad" y a los no creyentes.

"La humanidad necesita ver gestos de paz y oír palabras de paz", dijo.

"¡Qué no haya más guerras! La paz es un don demasiado precioso que tiene que ser promovido y tutelado", dijo el papa, quien añadió: "La guerra sólo produce más guerras y la violencia más violencia".

"En estos días mi corazón está profundamente herido por lo que está ocurriendo en Siria y angustiado por el dramático desarrollo que se prepara", añadió el papa.

"No es la cultura del enfrentamiento y del conflicto lo que construye la convivencia entre los pueblos sino la del encuentro y la del diálogo. Este es el único camino para la paz", añadió.

El papa instó después "a todas las partes de este conflicto a que escuchen las voces de su propia conciencia, que no se encierren en sus propios intereses y miren al otro como un hermano y comiencen con valor y decisión la vía de las negociación, superando el ciego enfrentamiento".

El Sumo Pontífice condenó con particular firmeza el uso de armas químicas, en alusión al ataque registrado en las afueras de Damasco, el pasado 21 de agosto, del cual Washington intenta responsabilizar al gobierno sirio, mientras éste culpa a la oposición armada.

Llamado a la comunidad internacional

Reiterando su firme oposición a cualquier intervención armada en Siria, el papa llamó "con todas sus fuerzas" a las partes en conflicto en Siria a "tomar con valentía el camino de la negociación".

El papa exhortó también a la comunidad internacional "a hacer todos los esfuerzos para promover sin hesitaciones las iniciativas de paz" en Siria.

El papa se declaró también "muy herido" por "los dramáticos acontecimientos que se perfilan", una alusión a las declaraciones del presidente estadounidense, Barack Obama, y de su homólogo francés, François Hollande, quienes están resueltos a atacar Siria, sin importarles las almas de tantos inocentes.

Obama anunció su decisión de atacar a Siria, aunque pidió el aval del Congreso, que está de vacaciones hasta el 9 de septiembre.

Coincidencia o decisión táctica, la jornada de oración y de ayuno decretada por el papa tendrá lugar dos días antes, el 7 de septiembre.

Una iniciativa fuerte que hace eco a aquella lanzada por el papa Juan Pablo II tras los atentados contra las torres del World Trade Center el 11 de septiembre 2001. El papa polaco también había llamado al mundo entero, creyentes o no, a una jornada de ayuno y de oración por la paz.

Según el vaticanista Luigi Accattoli, en la tradición cristiana el ayuno es mucho menos preciso que en la religión judía o  musulmana. "Cada uno lo interpreta a su manera, sin comer, sin beber, o privándose simplemente de algunas comidas o de ciertos platos".

Otras jornadas mundiales de ayuno y oración han sido decretadas en el pasado, pero se trataba de "Días de la paz", decretados con anterioridad y sin ninguna relación con un conflicto preciso.

Desde hace varias semanas, el Papa ha reiterado su llamado al diálogo, oponiéndose firmemente a cualquier intervención armada en Siria.

Obama decidido a atacar

La Armada de Estados Unidos desplazó buques de guerra la semana pasada hacia el este del Mediterráneo mientras el gobierno de Obama sopesaba sus opciones. El sábado, con todas las piezas en su lugar, Obama dijo que había decidido que Estados Unidos debía emprender operaciones militares, y que como comandante supremo tiene la autoridad para "efectuar estas operaciones militares sin autorización específica del Congreso".

Sin embargo, añadió que cree que Estados Unidos "será más fuerte" si presenta su opinión ante el Congreso para recibir el visto bueno antes de iniciar operaciones.

El Congreso reanuda sesiones el 9 de septiembre, y en previsión al debate, Obama pidió a los legisladores considerar "qué mensaje se enviará si un dictador puede matar con gas a cientos de niños a la vista de todos y no pagar consecuencias".

Como en Irak, buscan petróleo

Este domingo el viceministro de Exteriores sirio, Faisal Al Mikdad, hizo comentarios a los medios acerca de la crisis en su país. "A EE.UU. solo le interesa el petróleo y la seguridad de Israel".

"Estamos preparados para cualquier desarrollo de acontecimientos", reconoció el vicecanciller sirio, Faisal Al Mikdad.

"No pueden burlarse de la opinión pública mundial y engañarla. Si los estadounidenses quieren realizar un ataque masivo, estamos preparados para ello. Si emprenden ataques limitados, -como pronostican algunos analistas- entonces estamos listos. Estamos preparados para cualquier eventualidad".

"Hace mucho tiempo que EE.UU. ignora el derecho internacional y a la ONU, desde la guerra en Vietnam, y sigue actuando de esta manera hasta el día de hoy. Definitivamente, no reconoce el derecho internacional, conforme al que actúa la ONU", dijo Faisal Al Mikdad. 

EEUU y los terroristas

"EE.UU. coopera con sus aliados en la región, como Arabia Saudita y otros países, con los terroristas de Al Qaeda, del Frente al Nusra y del movimiento similar Takfir con el objetivo de desatar estas guerras.

De este modo, los principales aliados de EE.UU. en la región son los terroristas. Y no nos sorprenderá si  EE.UU. toma medidas unilaterales sin ayuda de sus aliados y trata de desatar una agresión contra Siria o cualquier otro país de la región para proteger sus intereses", dijo. Y añadió: "EE.UU. solo está interesado en dos cosas: el petróleo y la seguridad de Israel". 

Según el viceministro de Exteriores sirio, Faisal Al Mikdad, la decisión de Barack Obama de aplazar una operación militar no supone ningún cambio para Siria y calificó sus declaraciones de “maniobra política y mediática" cuyo único fin es ganar tiempo.  Según el alto cargo sirio, el presidente estadounidense está "indeciso y confuso".

"Nuestros aliados nos han ofrecido todo su apoyo, pero no necesitamos a nadie que pelee nuestras batallas", dijo, por su parte, el presidente de la comisión nacional de seguridad siria, Ibrahim Mahmoud, en declaraciones a la BBC. 

El sábado el presidente norteamericano, Barack Obama, declaró que "EE.UU. debe realizar un ataque militar contra Siria" aun sin la autorización de la ONU. Asimismo, dijo que someterá la decisión al Congreso antes de emprender un ataque contra Siria.  El jefe del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma Estatal rusa, Alexéi Pushkov, calificó las declaraciones de Obama de "maniobras tácticas". 

Inicia campaña para convencer al Congreso

El Gobierno estadounidense denunció este domingo que el régimen de Bachar al Asad ha usado gas sarín y comenzó así una campaña para convencer al Congreso de la necesidad de atacar Siria en represalia y en la que el presidente Barack Obama se juega su credibilidad como líder mundial.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, fue el encargado de iniciar esa campaña con apariciones en las principales cadenas de televisión del país en las que sostuvo que su país tiene pruebas de que el régimen sirio usó gas sarín en el ataque con armas químicas en la periferia de Damasco del pasado 21 de agosto.

Muestras de pelo y sangre de las víctimas de ese ataque, en el que según EE.UU. murieron 1.429 personas, "han dado positivo" por exposición al sarín, detalló Kerry.

"Creemos que el caso (contra Siria) es poderoso y continúa creciendo cada día", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense, quien se mostró convencido de que el Congreso dará a Obama la autorización que ha solicitado para llevar a cabo una acción militar de castigo contra el régimen de Al Asad.

No obstante, Kerry matizó que Obama tiene "el poder" y la autoridad para atacar Siria con independencia de lo que el Congreso vote, sin dejar claro si el Gobierno seguirá adelante con sus planes militares incluso si el Legislativo los rechaza.

En la misma línea, funcionarios de la Casa Blanca llevan insistiendo desde el sábado en que Obama tiene "autoridad" para actuar sin el Congreso.

El objetivo de Obama con su "valiente" decisión de consultar al Congreso, como la calificó hoy Kerry, es que el ataque contra Siria tenga mayor legitimidad y el mayor apoyo doméstico posible, pero el presidente ha asumido un gran riesgo dada la polarización actual en el Legislativo y el hecho de que los republicanos controlan la Cámara baja.

También ha puesto en juego su credibilidad como líder mundial, ya que desde el año pasado ha insistido en que el uso de armas químicas en Siria supondría cruzar una "línea roja" y no quedaría sin respuesta.

Tras dar por probado que el régimen sirio fue el responsable del ataque con armas químicas contra civiles del 21 de agosto, Obama empezó a evaluar esta semana una acción militar y el viernes ya estaba decidido a llevarla a cabo, lo que hizo prever que el ataque se produjera este mismo fin de semana.

Pero el rechazo en el Parlamento británico a la participación del Reino Unido en una intervención, las dudas del Congreso y la falta de apoyo entre la opinión pública estadounidense, entre otros factores, le hicieron cambiar de opinión a última hora, según han contado bajo anonimato varios funcionarios de la Casa Blanca.

Pueblo EEUU en contra de agresión

Miles de manifestantes en varias ciudades de Estados Unidos se pronunciaron este domingo en oposición a una eventual guerra del Pentágono contra Siria, luego que la Casa Blanca reafirmó sus intenciones de atacar.

Organizadas por movimientos populares espontáneos bajo el nombre StopTheWar (detengan la guerra), las demostraciones atravesaron calles de California, Nueva York, Texas, Massachussets, y Washington DC, entre otros estados.

En Houston, Texas, asentamiento de una de las mayores comunidades sirias en Norteamérica, se sucedieron desde el pasado día 30 algunas de las más grandes movilizaciones públicas en contra de una agresión bélica al país árabe.

Cientos de ciudadanos protestaron en Washington en las puertas de la sede ejecutiva este sábado, al mismo tiempo que el presidente Barack Obama confirmaba su intención de aplicar acciones militares contra la nación levantina en septiembre.

Otra manifestación fue convocada en Connecticut, donde activistas civiles usaron camisetas con la proclama: "La Guerra contra Siria está basada en mentiras" y pidieron a Obama no mancillar el legado pacifista de Martin Luther King.

Desde Los Angeles, Boston, Arkansas y Chicago centenares de compatriotas recordaron al presidente Obama que tenía que justificar, al menos esta vez, el Premio Nobel por la Paz, que le fue otorgado en Noruega hace cinco años.

Desde el pasado día 21 Washington intenta responsabilizar al gobierno de Damasco por un presunto ataque químico contra civiles, mientras el Pentágono estacionó una flotilla de guerra en el Mediterráneo este y emitió sucesivas amenazas de ataque militar.

El presidente Bashar al-Assad argumenta que las acusaciones son un insulto contra el sentido común porque, en primer lugar, en el conflicto sirio sería imposible usar gases neuroparalizantes cuando las fronteras entre los antagonistas armados son imprecisas, dijo.

Expertos de la ONU desplegados en el terreno recolectaron información para confirmar denuncias sobre el supuesto uso de gas sarín en un suburbio de Damasco, pero las conclusiones oficiales se darán a conocer en dos semanas.

En conferencia de prensa la víspera junto al vicepresidente Joseph Biden, el mandatario demócrata aclaró que Washington "no contempla llevar tropas terrestres a Siria e introducirlas en una guerra ajena".

He decidido que Estados Unidos actúe militarmente en Siria. Pediré autorización al Congreso. Las acciones que tomemos serán igual de efectivas hoy o dentro de un mes, apuntó Obama, quien no contestó preguntas de reporteros.


Descarga la aplicación

en google play en google play