Escúchenos en línea

Ometepe lleno de ecosistemas

Managua. Acan-Efe. | 1 de Septiembre de 2013 a las 13:55

Única en el mundo con dos volcanes en medio de un lago de agua dulce y reserva de la biosfera de la Unesco, la paradisiaca isla de Ometepe es la única que ofrece a los turistas todos los ecosistemas y atractivos de Nicaragua.

Formada por dos volcanes, el Madera, de 1.394 metros de altura y el Concepción, de 1.610 metros de altura, este último activo, que emergen del Gran Lago de Nicaragua, también llamado Cocibolca, recibió 40.000 turistas extranjeros en el último año.

Ometepe, una masa de tierra de 276 kilómetros cuadrados que en lengua indígena significa "cerros gemelos" y es conocida localmente como la "tierra prometida" y el "oasis de paz", acogió principalmente a turistas de Estados Unidos, Canadá, Europa y Costa Rica, en ese orden, dijo a Acan-Efe el delegado del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Martin Rodríguez.

El Comité Internacional del programa Hombre y Biosfera (MAB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) acordó el 2 de junio de 2010 que la isla de Ometepe formara parte integrante de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

Antes de ser incluida en esta categoría, Ometepe era considerada legalmente como Reserva Natural y Patrimonio Cultural de la Nación, estatus que da prioridad a la preservación, que no permite actividades humanas sobre la conservación, y que acepta el concepto de desarrollo sostenible.

La isla, situada al sureste de Managua, también es hogar de una especie de salamandra única en el mundo y contiene abundante vestigios arqueológicos precolombinos, petroglifos, estatuas y cerámicas, que atestiguan la antigüedad de los asentamientos humanos en su suelo, y refugio de vida silvestre.

"La isla de Ometepe tiene todo: tiene los ecosistemas de Nicaragua", apuntó el funcionario del Intur.

"En cada recorrido que haces de la isla estás descubriendo un pedazo de Nicaragua. Va desde el bosque tropical seco hasta el bosque tropical nuboso, entonces esa belleza natural que tiene, más su riqueza cultural" y vestigios arqueológicos precolombinos, la convierten en atractiva, explicó.

La estadounidense Jenna Parker es una de las visitantes que ha quedado "muy enamorada de Ometepe".

"Me gusta su gente. Me gusta la tranquilidad de Ometepe. Me siento segura y en un futuro pienso regresar (...). La isla es un lugar muy seguro en comparación con otros lugares que he visitado", aseguró a Efe Parker, que pernoctó tres noches en ella.

El argentino Enmanuel Benítez, que también visitó Ometepe por primera vez, se mostró encantado con la naturaleza de la isla, "porque es bastante virgen todavía", impresionado por sus majestuosos volcanes y por la amabilidad de los isleños.

Según la presidenta ejecutiva del Intur, Mayra Salinas, Ometepe es una "maravilla natural, de exhuberante belleza, rica en historia y de gente amable", compuesta por dos "imponentes" volcanes, que hay que visitar.

En 2009, esa isla nicaragüense quedó en la lista de 77 candidatos finalistas en el concurso de las "Siete Nuevas Maravillas Naturales" del mundo, junto a otros 16 lugares latinoamericanos que fueron elegidos por millones de personas a través de Internet.

La isla, enclave de los municipios de Moyogalpa y Altagracia, fue poblada por tribus indígenas que habitaban las riberas del Gran Lago mucho antes de que el vigía español Rodrigo de Triana gritara "¡Tierra a la vista!" al divisar el continente americano en 1492.

Su población actual es de 40.000 habitantes, la misma cantidad de turistas extranjeros que recibió el año pasado.


Descarga la aplicación

en google play en google play