Escúchenos en línea

Montealegre y socios estafaron «a diestra y siniestra»

Managua. Radio La Primerísima. | 1 de Septiembre de 2013 a las 15:26

Ya suman varias las denuncias de estafa en contra del empresario Álvaro Montealegre, Roberto Bendaña y Hugo Paguaga desde que las monjitas del colegio Teresiano rompieron el silencio y pidieron a las autoridades investiguen a estos individuos que no les quieren devolver más de medio millón de córdobas.  

Este fin de semana surgió una nueva acusación en Matagalpa, donde el empresario Juan Francisco Castro, señaló que en el año 2011 le dieron un crédito a Café Don Paco por la suma de más de 61 mil córdobas, pero es hoy y no han viso un solo centavo de ese dinero.

“Castro es propietario de la empresa Importadora y Comercializadora de Materiales de Construcción del Norte y explicó que antes del 2011 había mantenido una relación normal con la finca El Quetzal y El Paraisito, que fueron alquiladas por (Roberto) Bendaña para uso de Café Don Paco”, publicó este domingo el diario La Prensa.

Esta denuncia se suma a la de las monjitas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, efectuada el pasado 20 de agosto ante la Fiscalía de la República, a quienes convencieron de que depositaran su dinero (más de 500 mil dólares) en la empresa Investments and Financial Services, con supuesta matrícula en Panamá, de  la cual la Superintendencia de Bancos de Nicaragua no tiene registro.

El viernes último también surgió otra denuncia contra Montealegre y compañía, luego que el abogado Mario Sequeira, en representación de las ciudadanas Liliam y Gloria López, acusó a Montealegre, Paguaga y Bendaña de crimen organizado, lavado de dinero y estafa agravada.

Según el abogado Sequeira, sus clientas fueron convencidas por Montealegre para invertir en su presunta empresa, depositando más de 300 mil dólares, de los cuales no se ha visto ni un solo centavo desde hace más de un año.

El empresario matagalpino explicó al referido rotativo que cuando ya tenía de tres a cuatro meses de atraso en el pago, ejerció más presión presentándose en Invercasa, donde operaba la empresa de Montealegre, llamaba por teléfono y solo le sabían decir que ya iba a salir el cheque.

También le hacen «la leona» a Invercasa

Desde el sábado 31 de agosto, la empresa Almori BPO Services, de Álvaro Montealegre Rivas, fue notificada para desalojar sus instalaciones en el edificio Invercasa, a quien le debe más de 100 mil dólares en concepto de pago de arrendamiento de oficinas.

Esto lo informó este fin de semana la empresa Prindeca SA, entidad que administra los negocios de bienes raíces del Grupo Invercasa.

Igualmente se conoció esta semana que Montealegre fue acusado ante el Ministerio del Trabajo por no pagar las debidas prestaciones sociales a sus empleados en Almori BPO y que adeuda al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) unos diez millones de córdobas.


Descarga la aplicación

en google play en google play