Escúchenos en línea

Rusia sigue armando a Siria y advierte que ataque sería ilegal

Moscú. Rusia Today. | 4 de Septiembre de 2013 a las 09:11
Rusia sigue armando a Siria y advierte que ataque sería ilegal

El presidente ruso, Vladímir Putin, advierte a Occidente que no tome medidas unilaterales sobre Siria en una entrevista concedida al canal de televisión ruso Pervy Kanal.

Durante la entrevista el presidente ruso reiteró que todavía no hay "datos exactos" sobre el supuesto ataque químico en Siria. "Creemos que como mínimo hay que esperar los resultados de las investigaciones realizadas por la comisión de inspectores de la ONU", afirmó.

"Nos convencerá una investigación profunda y la presencia de datos que sean evidentes y que demuestren claramente quién empleó [armas químicas] y qué sustancias se usaron", dijo Putin. "Después de esto estaríamos dispuestos a actuar de la manera más firme y seria", agregó.

El mandatario no descartó que podría aceptar la operación militar de EEUU si hay pruebas irrefutables de que fue el Gobierno de Al Assad quien empleó armas químicas.

No obstante, quiso destacar que "de acuerdo con el derecho internacional vigente, solo el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas puede autorizar una acción militar contra un Estado soberano".

"Cualquier otra causa, pretexto que justifiquen el uso de la fuerza contra un Estado independiente y soberano son inaceptables y solo pueden ser calificados como una agresión", señaló.

"Y si se determina que fueron los rebeldes quienes emplean armas de destrucción masiva, ¿qué va a hacer con ellos EEUU? ¿Qué van a hacer estos patrocinadores con los rebeldes? ¿Dejarán de suministrarles armas? ¿Empezarán acciones militares contra ellos?", se preguntó el presidente ruso.

Putin alabó las decisiones de ciertos países de no participar en la operación militar contra Siria. "Sinceramente, eso me sorprendió porque  pensaba que en la comunidad occidental ya se hace todo de acuerdo con los principios de una cierta uniformidad, pero resultó que no es así", sentenció.

"Resulta que hay personas que valoran su soberanía, analizan la situación y tienen la valentía para tomar decisiones en los intereses de sus propios países, para defender su punto de vista", dijo Putin. "Eso es muy bueno, eso demuestra que el mundo realmente se fortalece en su multipolaridad", agregó.

Putin confirmó que Rusia sigue cumpliendo con los contratos para la venta de armamento a Siria. Sobre los sistemas S-300, el presidente señaló que "hay un contrato" para su suministro a Siria, "hemos suministrado algunos componentes, pero toda la entrega todavía no se ha completado y por el momento está suspendida".

"Pero si vemos que se toman medidas relacionadas con las violaciones del derecho internacional, vamos a pensar en cómo actuar en el futuro, incluyendo el suministro de ese armamento a ciertas regiones del mundo", añadió.

Durante la entrevista se trató también el tema de la cancelación de la reunión con el presidente de EEUU, Barack Obama. Putin se mostró decepcionado por esta decisión, aunque afirmó que no se trata de una "catástrofe".

"Somos conscientes de que la posición de Rusia en algunos temas provoca cierta irritación en la administración estadounidense. Pero no hay nada que podamos hacer al respecto", dijo el presidente ruso.

"Creo que en realidad en vez de irritarse sería mejor y tener paciencia y trabajar para encontrar soluciones", opinó.

Sin embargo, expresó su esperanza en que, a pesar de todo, tendrá la oportunidad de hablar con su homólogo estadounidense durante la cumbre del G-20 en San Petersburgo.

Las relaciones con EEUU en general fueron calificadas por el presidente ruso como "una difícil e intensa colaboración".

"Pero ni el presidente Obama fue elegido por el pueblo estadounidense para ser agradable para Rusia, ni este humilde servidor fue elegido por el pueblo ruso para ser agradable a nadie", dijo Putin.

Hay que recordar que la decisión de Barack Obama de cancelar su reunión prevista con Vladímir Putin se debió en parte a la decisión de Rusia de otorgar el asilo temporal al extécnico de la CIA Edward Snowden, quien reveló el espionaje masivo de los servicios secretos norteamericanos. A este respecto, el presidente ruso dijo que "ya está claro" que Snowden se puede quedar en Rusia y "puede sentirse a salvo aquí".

Miente y lo saben

Más temprano, el presidente ruso sostuvo una reunión con el Consejo Presidencial de Rusia para los Derechos Humanos. 

"Están mintiendo y lo saben", dijo Putin sobre los debates en el Congreso de EEUU sobre Siria.

"En la discusión de la cuestión siria en el Congreso de EE.UU. se oyen mentiras como que en Siria no hay miembros de Al Qaeda", dijo Putin en una reunión del Consejo Presidencial de Rusia para los Derechos Humanos.

"Durante el debate un congresista preguntó al señor Kerry si Al Qaeda tiene presencia  allí y le contestó que 'no'", señaló el mandatario ruso.

Sin embargo, explicó, el principal elemento de combate en Siria es el frente Al Nusra, que es una sección de Al Qaeda. "Y ellos lo saben", afirmó el presidente. "Está mintiendo y lo sabe, es triste", agregó.

Asimismo, reiteró que es "absurdo" asegurar que las fuerzas de Al Assad emplearon armas químicas cuando el Gobierno sirio está logrando victorias en los combates.

El mandatario ruso manifestó que el Congreso de EE.UU. no puede autorizar el ataque contra Siria, ya que eso está fuera de su competencia. "Ningún Congreso puede autorizar algo así", dijo Putin, citado por la agencia rusa RIA Novosti.

"¿Qué están autorizando? Están autorizando una agresión, porque todo lo que esté al margen del Consejo de Seguridad de la ONU es una agresión, excepto en caso de autodefensa", afirmó el presidente recordando que "Siria no está atacando a nadie, así que no se trata de ninguna defensa".

El pasado 3 de septiembre, Obama llamó al Congreso a votar de manera urgente sobre la operación militar contra Siria.

El plan de Obama de recurrir al uso de la fuerza en el país árabe ha sido concebido como una respuesta al uso de armas químicas en los suburbios de Damasco el pasado 21 de agosto, ataque que Washington atribuyó al Gobierno de Bashar al Assad sin presentar pruebas ni esperar las conclusiones de la ONU.

Comité del Senado de EEUU aprueba guerra contra Siria

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU. aprobó este miércoles una resolución que autoriza un ataque militar en Siria.

El comité aprobó con 10 votos a favor y 7 en contra una resolución bipartidista que autoriza un ataque militar limitado.

Solo hubo un voto de "presente", del senador demócrata por Massachusetts, Edward Markey, que equivale a una abstención.

La Casa Blanca elogió en un comunicado el apoyo bipartidista a la resolución por considerar que esta protegerá los intereses de lo que llaman es seguridad nacional de EE.UU.

El pleno del Senado votará la resolución la próxima semana y quedará pendiente el voto en el pleno de la Cámara de Representantes.

Se trata del primer voto del Legislativo a favor del uso de la fuerza desde octubre de 2002, cuando el Congreso aprobó la invasión de Irak de 2003, y de la cuarta vez desde la Guerra de Vietnam.

Durante una sesión de casi dos horas, el comité votó varias enmiendas a la resolución con el objetivo de asegurar que, tal como ha prometido Obama, no habrá tropas estadounidenses sobre el terreno.

El senador republicano por Arizona, John McCain, líder clave en temas de seguridad, apoyó la resolución solo después de que se aprobaran dos enmiendas suyas para "cambiar el ímpetu en el campo de batalla en Siria".

McCain también pidió que, como parte de una estrategia integral de EE.UU. e fortalezcan las capacidades "letales y no letales" de diversos grupos de la oposición Siria, incluyendo el Ejército Libre Sirio.

El voto de este miércoles reflejó las fisuras entre demócratas y republicanos sobre el asunto, en particular el temor a una escalada del conflicto civil en Siria que provoque una mayor implicación militar de EE.UU.

Entre los que votaron en contra de la medida figuran los demócratas Tom Udall, de Nuevo México, y Chris Murphy, de Connecticut, y los republicanos Marco Rubio, de Florida; James Risch, de Idaho; John Barasso, de Wyoming; Ron Johnson, de Wisconsin; y Rand Paul, de Kentucky.

La medida impone un límite de 60 días para la acción militar, aunque el Ejecutivo puede ampliarlo por otros 30 días, a menos que el Congreso lo rechace.

También prohíbe el despliegue de tropas estadounidenses sobre el terreno. Además, el Gobierno de Obama tendrá 30 días para enviar a los comités de relaciones exteriores en ambas cámaras del Congreso un análisis de la ayuda estadounidense a la oposición, así como una "estrategia integral" para una solución negociada al conflicto.

Los secretarios de Estado y de Defensa, John Kerry y Chuck Hagel, así como el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey, regresaron con el mensaje único de que la inacción conllevaría consecuencias aún más graves para la región.

Kerry afirmó que varias aliados de EE.UU. en Oriente Medio han ofrecido su ayuda para una acción militar contra Siria, pero no los citó por nombre.

Kerry cenando con Al Assad

Un medio británico ha publicado una foto de un encuentro íntimo entre el actual secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el líder sirio, Bashar al Assad en 2009. Ahora Kerry compara a Al Assad con Hitler.

Ambos están disfrutando una cena en el restaurante Naranj de Damasco acompañados de sus esposas.

Kerry era entonces un simple senador de Massachusetts y lideraba una delegación estadounidense de viaje en Siria para debatir sobre algunas ideas de paz en la región, informa 'The Daily Mail'.

Durante su visita a Siria en 2009, John Kerry dijo en una rueda de prensa que "el Gobierno del presidente Barack Obama considera a Siria como un actor clave en los esfuerzos de Washington de reanimar el estancado proceso de paz en Oriente Medio."

"Siria es un importante jugador en los esfuerzos por lograr la paz y la estabilidad en la región", cita el periódico al Kerry senador en el 2009.

Dos años después estalló la guerra civil y a juicio de Washington y el John Kerry secretario de Estado, el gobernante sirio pasó a ser un "delincuente y asesino" en 2013.

La ahora polémica imagen ha causado un revuelo en EE.UU. y es que como ya pasara con otras instantáneas, como las de Muammar Gaddafi departiendo en su día con Nicolas Sarkozy o Silvio Berlusconi, el archivo fotográfico puede jugar malas pasadas a los políticos y sus futuras estrategias.


Descarga la aplicación

en google play en google play