Escúchenos en línea

Elegir la paz y no el odio fratricida

El Vaticano. Agencias. | 8 de Septiembre de 2013 a las 11:08
Elegir la paz y no el odio fratricida

El papa Francisco reiteró este domingo su oposición a la guerra en Siria y denunció las "guerras comerciales para vender armas", así como la "proliferación" de armamentos, instando a los dirigentes políticos a "encontrar una solución justa al conflicto fratricida".

El Papa instó a "aquellos que son llamados a gobernar las naciones" a elegir el camino de la paz, sin nombrar a Estados Unidos y Francia. El Vaticano se opone al proyecto de intervención militar en Siria porque considera que agravará aún más las masacres en el país.

Ante una multitud de cerca de 100.000 personas, provenientes de todo el mundo que llenaba la plaza San Pedro para escuchar la tradicional oración del Ángelus del domingo, el pontífice juzgó necesario "combatir el mal".

"Esto implica, entre otras cosas, decir no al odio fratricida y a las mentiras de las que se sirve, a la violencia en todas sus formas, a la proliferación de armas y su comercio ilegal. Éstos son los enemigos que hay que combatir unidos y con coherencia, no siguiendo intereses, que no sean los de la paz y el bien común", declaró.

"La guerra es siempre un fracaso de la humanidad", dijo el Papa y exhortó a "seguir otra vía".

Francisco también se refirió a "la guerra comercial para vender armas", algo que no estaba en el texto que tenía previsto leer. "Siempre queda la duda de si esta guerra de aquí o de allí es de verdad una guerra o una guerra comercial para vender armas o para incrementar su comercio ilegal", afirmó el Papa.

El Papa dio las gracias a todos los que contribuyeron a la velada de oración y ayuno del sábado, en la que participaron pequeños grupos de sirios musulmanes y cristianos, y pidió que también se ore por Líbano, Egipto e Irak y por el proceso de paz entre Israel y los palestinos.

"Sigamos adelante con la oración y las obras de la paz. Los invito a que sigan rezando para que cese inmediatamente la violencia y la devastación en Siria y se trabaje con un renovado compromiso por una solución justa al conflicto fratricida", agregó.

El sábado, el papa Francisco había hecho un llamamiento a "trabajar por la paz y la reconciliación" y a poner fin a la guerra que constituye "siempre una derrota de la humanidad", durante la jornada de oración y ayuno por Siria celebrada en la plaza San Pedro.

El Papa alertó contra las excusas que utilizan algunos líderes mundiales para justificar el uso de la fuerza. "Elegir el bien comporta decir no al odio fratricida y a las mentiras que utiliza, a la violencia en todas sus formas, a la proliferación de las armas y a su comercio ilegal", exclamó.

"La guerra", sostuvo el Papa, "siempre marca el fracaso de la paz y ello es siempre una derrota para la humanidad. El perdón, el diálogo y la reconciliación son las palabras de la paz, en la amada nación Siria, en Oriente Medio y en todo el mundo. Hay que tomar la decisión valiente de renunciar al mal y a sus seducciones y a escoger el bien. ¡Que termine de una vez el sonido de las armas!".

"Continuamos sembrando destrucción, dolor y muerte. La violencia, la guerra llevan sólo a la muerte", añadió el pontífice, que había invitado a esta jornada de ayuno y plegaria por la paz en Siria a hombres y mujeres de todas las religiones y también a los no creyentes y recibió numerosas adhesiones de científicos, profesores, investigadores e incluso de varios ministros del Gobierno italiano.


Descarga la aplicación

en google play en google play