Escúchenos en línea

Pasto cultivado en Nicaragua resiste el cambio climático

Managua. Agencia EFE. | 14 de Septiembre de 2013 a las 13:34

Una variedad de pasto cultivada en Nicaragua, Brasil y Colombia servirá de ejemplo sobre cómo combatir el cambio climático, durante el XXII Congreso Internacional de Praderas, que se realizará en Australia, del 15 al 19 de septiembre, informó este sábado el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).

"En Nicaragua estamos evaluando el comportamiento agronómico de híbridos de esta especie (brachiaria humidicola), el Congreso Internacional de Praderas es un evento muy grande, desde el CIAT llevamos varios trabajos" para exponer, dijo a Efe el investigador de forrajes tropicales del CIAT, Jacobo Arango.

La especie referida por Arango tiene la capacidad de reducir las tasas de nitrificación en el suelo, lo que se traduce en menos liberación de óxido nitroso, un gas de efecto invernadero que es 300 veces más dañino que el dióxido de carbono, que representa el 38 % de todas las emisiones de este tipo de gases en la agricultura y casi un tercio de las emisiones globales, según el CIAT.

Arango aseguró que el tema de cómo enfrentar el cambio climático es importante para los productores de ganado a nivel mundial, porque "podría afectar de manera directa el negocio, y por otro lado, crece también la conciencia de cuidar el medio ambiente desde el sector agropecuario".

El rendimiento en la producción es otra razón por la que este tipo de pasto será expuesto en Sydney, capital de Australia.

Una investigación realizada entre el CIAT y el Centro Internacional de Investigaciones para las Ciencias Agrícolas en Japón (Jircas) con la brachiaria humidicola en Nicaragua determinó que este tipo de pasto puede aumentar "al menos en un 30 % la producción de leche y carne, en comparación con gramíneas comerciales".

"El objetivo de presentarlo en el Congreso es popularizar este tipo de pasto, que es originario de África, o al menos promover su uso, para contribuir con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero", señaló Arango.

Según el CIAT, "el 70 % de las 150 millones de toneladas de fertilizantes de nitrógeno aplicado en el mundo se pierde por el escape de óxido nitroso", a un costo de 90.000 millones de dólares por año.

La liberación de óxido nitroso se reduce entre cuatro y ocho veces respecto a otras plantas naturales y comerciales en suelos donde se cultiva la brachiaria humidicola, asegura el CIAT.


Descarga la aplicación

en google play en google play