Escúchenos en línea

Grupos feministas realizan plantón frente a la Asamblea por reforma a Ley 779

Managua. Agencias. | 24 de Septiembre de 2013 a las 13:11

Grupos de mujeres protestaron este martes frente a la Asamblea Nacional contra una eventual reforma a la ley que castiga la violencia de género, que entre otras cosas incluye la mediación entre víctimas y agresores para delitos "menos graves", un recurso que hasta ahora no admite.

"Aquí está el pueblo en contra de la mediación", "mediación es igual a femicidio", gritaban, entre otras consignas, las manifestantes convocadas por el denominado Movimiento Amplio de Mujeres de Nicaragua, que reúne a 105 organizaciones femeninas del país.

Ana Quirós, representante del Movimiento Amplio de Mujeres, dijo a periodistas que "una mujer golpeada, una mujer asesinada, caerá sobre la conciencia de los diputados", si se acepta la mediación entre víctimas y agresores.

Está previsto que los diputados discutan esta semana el proyecto de reforma a la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres.

Las comisiones de la Mujer y de Justicia del Parlamento aprobaron la semana pasada un dictamen a favor de un proyecto de reforma a esa ley que, entre otras cosas, incluye la mediación entre víctimas y agresores para delitos "menos graves".

El 26 de agosto pasado, la Corte Suprema de Justicia presentó con carácter urgente a la Asamblea Nacional un proyecto de reforma a la ley, en la que recomendaron modificar un artículo y añadir otros dos, cuyo resultado equivale a que se reconozca la mediación.

La mediación se incluiría en casos de lesiones leves, violencia psicológica, patrimonial, económica, laboral y violencia en el ejercicio de la función pública, siempre que la víctima así lo decida y el agresor no haya cometido delitos de violencia intrafamiliar anteriormente, de acuerdo con la iniciativa.

Otros delitos que no merecerán cárcel de forma obligada para los hombres agresores son la intimidación o amenazas contra la mujer, la sustracción de hijos, omisión de denunciar delitos contra mujeres y la obligación de denunciar actos de acoso sexual.

Esa ley sanciona el maltrato a mujeres y tipifica el feminicidio como el delito que comete el hombre que dé muerte, en privado o en público, a una mujer, como resultado extremo de la violencia.

La norma impone hasta 30 años de prisión, la pena máxima, a los hombres que ejerzan violencia sobre las mujeres.

La Corte Suprema rechazó varios recursos de inconstitucionalidad contra esa ley basados precisamente en que no permite la mediación, aunque la mujer perdone al hombre, y a que hay penas demasiado duras y rígidas contra los varones.

Sin embargo, recomendó una reforma que incluya la mediación.

Durante 2012 en Nicaragua fueron asesinadas 76 mujeres, según datos de la Policía Nacional, y 85, de acuerdo con cifras de organismos de mujeres, de las cuales 13 habían aceptado la mediación con su agresor.


Descarga la aplicación

en google play en google play