Escúchenos en línea

Rotundo éxito de Irán en Nueva York

Teherán. Hispan TV. | 27 de Septiembre de 2013 a las 14:46

El presidente de la República Islámica de Irán, Hasan Rohani, ha sostenido este viernes una rueda de prensa en Nueva York, Estados Unidos, al margen de la 68. ª Asamblea General de las Naciones Unidas.

Respecto al programa pacífico de energía nuclear iraní y el encuentro mantenido entre Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Rusia, China más Alemania), Rohani ha destacado la atmósfera y el tono diferente de las autoridades occidentales, lo que ha calificado de “un paso hacia adelante”.

Tras destacar que el objetivo de Teherán consiste en favorecer los derechos nucleares del pueblo persa al tiempo que acabar con las preocupaciones del Occidente, ha afirmado que el resultado de este encuentro ha sido satisfactorio.

La cita del jueves ha sido marcada por los puntos que compartían en común ambas partes y se ha acordado que, en la reunión de Ginebra, prevista para mediados del próximo octubre, Teherán presentará su plan para la continuación de estos diálogos, ha dado a conocer Rohani, para después resaltar su esperanza de que se den pasos más positivos en ese encuentro.

El jefe del Gobierno de Teherán ha mostrado su optimismo por los esfuerzos para encontrar una solución al dossier nuclear del país persa y ha afirmado que acogerá con beneplácito cualquier intento para lograrlo.

De acuerdo con Rohani, la conducta de Teherán en su programa de energía nuclear ha sido “transparente” y en este proceso ha respetado todas las leyes internacionales, por lo que busca demostrar al mundo la naturaleza pacífica de sus actividades.

En este sentido, ha exigido al Occidente seguir el modelo de Irán y hacer realidad sus promesas.

Ha reiterado que el desarrollo del programa nuclear iraní está bajo la plena supervisión de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), en el marco del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y de otras normativas internacionales.

Al respecto, ha mencionado que la planta nuclear en Isfahán (Natanz, en el centro de Irán) y la inyección de uranio a las centrifugadoras son algunos ejemplos palpables de la cooperación del país persa con la Agencia.

"Decimos explícitamente que no buscamos fabricar bombas atómicas y que nos oponemos a tal hecho", ha indicado.

Al remarcar que la creación de confianza es un proceso mutuo, ha solicitado al mundo no obstaculizar el desarrollo de las actividades pacíficas del programa de energía nuclear iraní.

En torno a un encuentro entre los presidentes de Irán y Estados Unidos, Rohani ha apuntado que tal reunión podría implicar complicaciones. No obstante, ha asegurado que el Gobierno de Irán cuenta con la “plena potestad” para dialogar con partes extranjeras.

Para el presidente iraní, el discurso de su homólogo estadounidense ante la Asamblea General de las Naciones Unidas ha sido “un paso positivo” hacia la solución de los problemas entre Teherán y Washington y el mejoramiento de sus relaciones.

Sobre el nuevo enfoque en las relaciones Teherán-Washington, Rohani ha declarado que esta nueva mirada se enraíza en la diferencia de la elección del pueblo iraní y su voto por la moderación.

En este contexto, ha destacado la voluntad de las dos partes y ha pedido trabajar por los intereses que comparten en común, acabar con sus problemas y crear la confianza mutua tanto a nivel de Gobierno como de nación.

Irán cree que profundizar el conocimiento, disminuir las tensiones y enfocarse en los intereses comunes desembocará en breve plazo en una solución para esta discrepancia y coadyuvará a ampliar las relaciones culturales y económicas del país persa con el Occidente, ha puesto de relieve Rohani.

El mandatario iraní ha asegurado que el éxito de Irán en Nueva York ha superado las expectativas, pues el nuevo Gobierno de Teherán ha dado el primer paso en normalizar las relaciones con el Occidente.

Al ser preguntado sobre la crisis siria, ha instado a la cooperación de todos para acabar con la guerra en ese país árabe, al mismo tiempo que ha hecho hincapié en que es deber exclusivo del pueblo sirio decidir sobre su futuro.

Para la República Islámica, ha agregado, una solución política es la única salida para Siria, y se opone a una intervención militar en ese país, ya que busca la estabilidad y la paz para toda la región.

Rohani ha comunicado la disponibilidad de Teherán para asistir a las conferencias internacionales que se celebren sobre la crisis siria; por lo tanto, ha anunciado su participación, en caso de ser invitado, en la Conferencia Ginebra II.

Ha rechazado, también, la división de Siria y ha abogado por la pronta salida de los terroristas de ese país árabe.

En otra parte de sus declaraciones, tras subrayar que uno de los objetivos de Irán es lograr un Oriente Medio libre de armas nucleares, ha solicitado la adhesión del régimen de Israel al Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

La República Islámica de Irán se opone al uso y el desarrollo de armas nucleares, pues las considera “peligrosas” tanto para región como para el mundo, ha recalcado.

El Gobierno de Teherán da especial importancia a los países vecinos y busca establecer relaciones más estrechas con ellos, ha anotado.

Sobre la situación que vive Afganistán, el presidente iraní opina que el desarme del grupo Taliban, el fin del extremismo y de los actos terroristas redundarán en la promoción de la paz en ese territorio.

El jefe del Ejecutivo persa ha expresado su esperanza de que se mejore la situación socioeconómica de su país y ha apuntado que el futuro de Irán es claro: el pueblo disfrutará de un mayor bienestar.

El jefe del undécimo Gobierno de la República Islámica de Irán ha prometido cumplir sus promesas electorales, ya que, ha indicado que su elección se debe a la claridad de los programas para su gestión.


Descarga la aplicación

en google play en google play