Escúchenos en línea

Encarar víctimas violencia con agresores desata controversia

Managua. Agencia EFE. | 29 de Septiembre de 2013 a las 14:40

Encarar a las mujeres con sus agresores, como quedó establecido en la reciente reforma a la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, ha desatado una nueva polémica en Nicaragua, un país donde, en lo que va de 2013, se han asesinado a 63 féminas, según la Red de Mujeres contra la Violencia.

Los sectores a favor, incluido la mayoría de diputados de la Asamblea Nacional que aprobaron la reforma, iglesias Católica y evangélica y grupos de abogados, alegan, entre otras cosas, que la mediación entre víctimas y agresores permitirá "mantener la unidad familiar".

Por el contrario, los organismos defensores de mujeres advierten que abrir la mediación a los agresores dejará en indefensión a las féminas, que correrán el riesgo de ser asesinadas y convertirán, de ese modo, al Estado en un "feminicida".

El Parlamento nicaragüense, con sólo cuatro votos en contra de 91 diputados, aprobó esta semana, a propuesta de la Corte Suprema de Justicia, una reforma a la ley que castiga la violencia de género, y que incluye la mediación para delitos "menos graves", un recurso que hasta ahora no admitía.

Esa ley sancionaba sin opción a mediación todas las formas de violencia del hombre contra la mujer: física, psicológica, patrimonial.

Esa prohibición se había establecido debido al número de casos de mujeres gravemente agredidas tras una mediación, por haberse atrevido a denunciar a su pareja, explicó a Efe la coordinadora de la Red de Mujeres contra la Violencia, Elia Palacios.

Es decir, la legislación prohibía que la mujer aceptara llegar a un acuerdo con el agresor y con ello suspender la persecución penal contra el imputado.

Ahora se permitirá la mediación en "delitos menores" siempre que se cuente con el consentimiento de la mujer y que el agresor no haya incurrido antes en delitos de violencia intrafamiliar.

Entre los casos menos graves, la reformada ley señala la violencia física que provoca lesiones leves y la violencia que causa daño a la integridad psíquica y requiere tratamiento psicoterapéutico de la mujer.

El psicólogo Nasere Habed López expresó sus "serias dudas sobre la conveniencia de la mediación" en esos casos.

La mujer generalmente va a aceptar la mediación, aunque la perjudique, por amor a su familia, razones culturales y religiosas, la presión del acusado y sentimientos injustificados de culpa", indicó el especialista en un artículo de opinión publicado este fin de semana titulado "La mediación, la mujer y las heridas del alma".

Según el psicólogo, la mujer "se sentará a mediar cara a cara con el agresor, presa de un verdadero pánico" y la mediación "no va a cambiar el carácter del hombre violento".

"El comportamiento agresivo es de naturaleza repetitiva. El hombre que maltrata a la mujer seguirá maltratándola porque es su modo arraigado de ser. No va a cambiar, a menos que recurra a un tratamiento psicológico o logre, a través de una reflexión profunda, una transformación interior", explicó.

Al psicólogo le llamó particularmente la atención que la violencia psicológica, "que daña la integridad psíquica de la mujer, al punto de requerir tratamiento psicoterapéutico", sea considerado un delito "menos grave".

"Se trata de intimidaciones, coacciones, insultos, amenazas, humillaciones repetidas que afectan la salud mental y el desarrollo humano de la mujer", advirtió.

Dijo que el maltrato y degradación de que es objeto causan verdaderas "heridas del alma" en una mujer, que "no son visibles y son difíciles de evaluar".

Consciente de las críticas, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, pidió a los organismos defensores de mujeres acompañar a las féminas víctimas de violencia para no mediar con sus agresores.

La organización Amnistía Internacional y la Federación Internacional de Derechos Humanos han advertido que la mediación "favorece la impunidad de los responsables de estos delitos" y contraviene las obligaciones internacionales adquiridas por Nicaragua.

Durante la discusión de esa iniciativa, los legisladores defendieron la mediación bajo el argumento de "mantener la unidad de la familia" y darle una oportunidad al hombre de rectificar.

"Las mujeres están hechas para conservar el hogar y no destruirlo", opinó la diputada opositora liberal Corina Leiva.

En 2012 se asesinaron a 76 mujeres, según fuentes oficiales, cifra que la Red elevó a 85.


Descarga la aplicación

en google play en google play