Escúchenos en línea

Definen fecha para canonizar a Juan Pablo II y Juan XXIII

Ciudad Vaticano. Agencias. | 30 de Septiembre de 2013 a las 11:09
Definen fecha para canonizar a Juan Pablo II y Juan XXIII

Los papas Juan Pablo II y Juan XXIII serán canonizados el próximo 27 de abril, anunció el papa Francisco durante un encuentro con los cardenales en el interior del Palacio Apostólico.

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi, anunció que el Obispo Emérito de Roma, Benedicto XVI, podría participar en la ceremonia de canonización.

Durante la conferencia de prensa celebrada en el Vaticano, el P. Lombardi indicó que no está excluida la participación del Obispo Emérito de Roma, porque "no hay motivo legal o doctrinal por el que Benedicto XVI no pueda participar en una ceremonia pública".

El P. Lombardi explicó que el Papa Francisco eligió la fecha del 27 de abril debido a la devoción de Juan Pablo II por la Divina Misericordia y porque su beatificación también se realizó en la misma fiesta, que en el año 2011 cayó el 1 de mayo.

El líder de la Iglesia Católica autorizó la canonización en julio. Además anunció también que el papa Juan XXIII será proclamado santo sin que se haya anunciado un segundo milagro por su intercesión, como establece la normativa vaticana.

La decisión de canonizar a los dos papas juntos debe servir a la unificación de la Iglesia, ya que cada uno de ellos tiene sus propios admiradores y críticos, señalaron algunos analistas.

Asesores del Papa examinarán 80 propuestas de reforma

El grupo de ocho cardenales designados por el papa Francisco para asesorarlo estudiarán a partir del martes 80 propuestas de reforma del gobierno central de la Iglesia, informó el lunes el Vaticano.

El anuncio fue efectuado durante una conferencia de prensa para presentar la primera reunión del llamado "G8 del papa", que se llevará a cabo del 1 al 8 de octubre en la biblioteca del apartamento pontificio.

Los cardenales fueron convocados por el pontífice argentino con el fin de aconsejarlo sobre la reforma de la Curia Romana, sacudida por una serie de escándalos por corrupción e intrigas.

Según el portavoz del Papa, padre Federico Lombardi, el papa quiere "ante todo escuchar", explicó.

"No tienen programadas reuniones con otras personas", precisó Lombardi.

"No esperamos que en estos tres días lleguen a alguna conclusión, que produzcan un documento o tomen alguna decisión especial", agregó.

Un elevado número de propuestas y sugerencias fueron enviadas a los purpurados así como al papa por parte de las conferencias episcopales y religiosos de todo el mundo.

Las propuestas fueron divididas por temas y entregadas a los asesores para ser examinadas. Entre las prioridades figura el tema de la familia.

"El papa Francisco quiere gobernar según las indicaciones de la Iglesia universal. Un gobierno menos romano, que tiene en cuenta la situación en todos los continentes, que equilibra el método de consulta", agregó Lombardi.

El Vaticano divulgó el "quirógrafo", un documento firmado a mano por el papa, a través del cual se creó el grupo.

Sus miembros pueden ser consultados individualmente también, y su número puede ser modificado.

El grupo, formado por purpurados de los cinco continentes, está coordinado por una de las mayores personalidades de la Iglesia latinoamericana, el hondureño Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, presidente de Caritas Internationalis, conocido por sus posiciones a favor de una renovación del gobierno central de la Iglesia.

También forma parte del grupo el chileno Francisco Javier Errázuriz Ossa, arzobispo emérito de Santiago de Chile, con experiencia en la maquinaria vaticana, al haber desempeñado cargos en la década de los 90 como consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y miembro de varios dicasterios pontificios como el de Laicos, de Emigrantes e Itinerantes, para los Operadores Sanitarios.

Para responder a los cambios que la institución pide, el Papa argentino incluyó entre sus asesores a un purpurado ejemplar, el estadounidense Sean Patrick O'Malley, arzobispo de Boston, fraile capuchino que habla perfectamente español, espiritual y severo, quien se pronunció abiertamente contra las intrigas y juegos de poder de un Vaticano dominado desde hace siglos por los tejemanejes de purpurados italianos.


Descarga la aplicación

en google play en google play