Escúchenos en línea

Decenas de tradicionalistas despiden a La Chica Vaca

Managua. Agencia. | 1 de Octubre de 2013 a las 18:05

Managua despidió este martes a Francisca Villalta Lezama, una de las mujeres más devotas del catolicismo en Nicaragua y conocida como "Chica Vaca", que falleció a los 104 años por causas naturales, 79 de ellos dedicados a pagar una promesa a Santo Domingo de Guzmán.

El cuerpo de Villalta Lezama, famosa por su tradición de asistir cada año disfrazada de vaquilla a las romerías de Santo Domingo de Guzmán en un recorrido de diez kilómetros, desde Las Sierritas hasta el antiguo centro de Managua, lo que le valió su apodo, fue sepultado en el cementerio general al ritmo de bandas filarmónicas y bailes dignos de las fiestas populares de la ciudad.

La "Chica Vaca" era conocida como uno de los personajes más famosos y carismáticos de las festividades de Santo Domingo de Guzmán, cuyos fieles hacen un recorrido de diez kilómetros cada año desde el sureste de Managua hasta el antiguo centro de la ciudad.

Cada primero de agosto la romería sigue una diminuta imagen de Santo Domingo de Guzmán aparecida en el tronco de un árbol a mediados del siglo XIX, con música de filarmónica, bailes, juegos pirotécnicos y corridas de toros.

La escena se repite desde el centro de la ciudad hacia el sureste el 10 de agosto.

Disfrazada de vaquilla, Lezama realizó el recorrido desde 1934, para seguir con una promesa de su madre, luego de que ambas sobrevivieran al terremoto que devastó Managua en 1931.

La "Chica Vaca" se distinguía por asistir a las fiestas populares de Santo Domingo con un sombrero cargado de flores, vestidos tradicionales coloridos, un garrote y su disfraz.

Los tres últimos años Villalta Lezama hizo su recorrido en silla de ruedas, siempre disfrazada de ternera.

La anciana era todo un personaje en Nicaragua, no sólo por su atuendo, sino también por su alegría contagiosa, según las autoridades.

Hoy, al cumplirse dos meses desde la última vez que Lezama hizo el recorrido, los católicos llevaron el féretro por el mismo camino que la imagen de Santo Domingo de Guzmán.

Una misa de cuerpo presente fue celebrada en la iglesia que da albergue al santo que despertó la pasión católica en Lezama.

Al entierro asistieron autoridades del gobierno municipal, encabezadas por la alcaldesa de Managua, Daysi Torres.

La "Chica Vaca" fue enterrada en medio de cientos de fieles católicos, con la presencia de la imagen de Santo Domingo de Abajo, una réplica de Santo Domingo de Guzmán que es venerada en la zona occidental de Managua.


Descarga la aplicación

en google play en google play