Escúchenos en línea

Papa quita poderoso cardenal como Secretario de Estado

Ciudad Vaticano. Agencia EFE. | 15 de Octubre de 2013 a las 09:37
Papa quita poderoso cardenal como Secretario de Estado

El papa Francisco agradeció este martes al cardenal Tarcisio Bertone, que dejó su cargo como Secretario de Estado, "el valor y la paciencia" con las que ha vivido las adversidades que ha tenido que afrontar, mientras el purpurado exaltó los valores del papa Benedicto XVI en su discurso.

"Querido cardenal Bertone en este momento me gusta pensar que aunque ha habido espinas, la Virgen Auxiliadora no le ha hecho faltar nunca su ayuda y tampoco lo hará en el futuro. Esté seguro ¿eh?", subrayó el papa en su mensaje de despedida al salesiano Secretario de Estado.

El papa Francisco recibió este martes a los empleados de la Secretaria de Estado, en un acto que significó el fin de la era del poderoso Tarcisio Bertone y la toma de posesión de su sucesor Pietro Parolin, quien sin embargo no estuvo presente porque se encuentra recién recuperado de una operación.

Jorge Bergoglio destacó cómo Bertone en todos los cargos que ha ocupado en la Santa Sede los ha realizado "con profundo amor a la Iglesia, gran generosidad, y esa típica mezcla salesiana que une el sincero espíritu de obediencia y una gran libertad de iniciativa e inventiva personal".

Palabras de reconocimiento del papa argentino a Bertone, que ha vivido los últimos meses de su cargo salpicado por el escándalo de las filtraciones de los documentos vaticanos (el llamado Vatileaks), en los que se le acusaba de mala gestión y de abuso de poder.

"Deseo subrayar el comportamiento de fidelidad incondicional y de absoluta lealtad a Pedro (al papa), característica distintiva de su cargo como Secretario de Estado, tanto con Benedicto XVI como conmigo en estos primeros meses", agregó Francisco.

Aunque no estuvo presente Parolin, de 54 años, el papa valoró que éste "conoce muy bien a la familia de la Secretaria de Estado, ya que trabajo con ellos tantos años, con pasión y competencia y con aquella capacidad de diálogo y de trato humano que le caracterizan".

"De una cierta manera es como regresar a casa", aseveró el pontífice.

Parolin llega a una Secretaría de Estado cuyas competencias sufrirán importantes variaciones debido a la reforma de la Curia que ha acometido Francisco tras las peticiones de los cardenales antes de la celebración del Cónclave.

En una primera ronda de reuniones los pasados 1, 2 y 3 de octubre, la Comisión de ocho cardenales nombrada por Francisco para abordar estos cambios concluyó que la poderosa Secretaría de Estado "tiene que convertirse a todos los efectos en una Secretaría del Papa", y eliminar así muchas de las competencias que acumula.

Por su parte, el Secretario de Estado saliente, tras agradecer las palabras del papa, dijo que el pontífice Francisco no es tanto "una revolución sino una continuidad con Benedicto XVI aunque con la diversidad de los acentos y de vida personal".

Bertone, que trabajó junto al papa Ratzinger durante siete años y siete meses con Francisco, hizo una loa sobre el pontífice alemán.

"Lo que nos ha apasionado con el papa Benedicto XVI ha sido ver a la Iglesia comprenderse a sí misma en la profundidad como comunión, y al mismo tiempo capaz de hablar al mundo, al corazón y a la inteligencia de cada uno con claridad de doctrina y altura de pensamiento", refirió el salesiano, de 78 años.

Citó solo dos grandes temas de Ratzinger el de la relación entre razón y fe, entre derecho y ley natural.

Dijo que los grandes discursos que le gusta recordar "es el que ofreció en el Parlamento alemán y en la Westminter Hall (Parlamento británico), así como el del College des Bernardins en París".

Exaltó Bertone del papa teólogo "la valoración de la común identidad cristiana de los hermanos de otras iglesias y comunidades; el renovado diálogo teológico con los hermanos mayores judíos; las relaciones importantes de estima recíproca con los musulmanes (..) que han hecho de la Iglesia un interlocutor buscado y apreciado".

Y, por último, las encíclicas, entre las que se destaca en el panorama político, económico y social Caritas in Veritate, que ha suscitado un consenso general.

Para Bertone, Benedicto XVI ha sido un reformador de la conciencia del clero que "ha sufrido profundamente por los males que han desfigurado el rostro de la Iglesia".

Por esto, añadió, "la ha dotado de una nueva legislación que golpee con decisión el vergonzoso fenómeno de la pederastia entre el clero, sin olvidar la puesta en marcha de la nueva normativa en materia económica-administrativa".


Descarga la aplicación

en google play en google play