Escúchenos en línea

Revolución permite restituir derechos al pueblo costeño

Managua. Por Lumberto Campbell/Radio La Primerísima. | 15 de Octubre de 2013 a las 08:28
Revolución permite restituir derechos al pueblo costeño

El FSLN tiene el desafío de ganar las elecciones en la Costa Caribe de manera contundente, para continuar en el camino de la autonomía y el bienestar, afirmó el Comandante Lumberto Campbell, durante la sesión del Consejo Sandinista Nacional.

Recordó que a partir del triunfo del Frente Sandinista en el 2007 se comenzó a caminar nuevamente tras 16 años de gobierno neoliberales que tuvieron en el olvido a los pueblos costeños.

Tras seis años de la administración del Presidente Daniel Ortega, se puede asegurar que en todo el país se avanza en la titulación de tierras, salud, educación, cultura, deportes, electrificación, carreteras, entre otros, dijo el delegado presidencial para asuntos de la Costa Caribe.

Palabras de Lumberto Campbell

Comandante Daniel, Rosario, Compañ[email protected] [email protected] El 2 de Marzo del próximo año asistiremos por séptima vez a realizar el Ejercicio Electoral, donde los Pueblos Ramas, Garífonas, Mískitos, Ulwas, Mayangnas, Creoles y Mestizos caribeños, elegiremos a [email protected] Concejales que conformarán los Concejos Regionales Autónomos en el Caribe Norte y el Caribe Sur.

Este Ejercicio está enmarcado en el reconocimiento de los Derechos históricos de los Pueblos Indígenas y afrodescendientes, que fueron establecidos en la Ley de Autonomía en 1987, que logró sintetizar las aspiraciones históricas del Pueblo Costeño.

El Proceso que se inicia con el Estatuto de Autonomía, se proponía transformar radicalmente una realidad caracterizada por el despojo de nuestras Tierras y los Recursos Naturales; la negación de nuestra Cultura y nuestra Lengua, la desarticulación de nuestra Vida Comunitaria, y la imposición de Instituciones y Autoridades. Fuimos excluidos hasta la Historia de este País.

Apenas comenzaba a dar sus primeros pasos, a expresarse con firmeza en el escenario nacional e internacional, cuando nuestro Proceso Autonómico se vio atacado sistemáticamente y con saña neoliberal a partir de 1990. Al igual como sucedió con otras Conquistas de la Revolución, trataron de eliminar, coaptar, y finalmente desnaturalizar el Proceso.

Como resultado de esos 16 años, los Consejos Regionales Autónomos fueron media-tizados; se debilitaron las Instituciones Autonómicas; se desconocieron los Derechos de los Pueblos Originarios; se menospreció la Identidad Cultural, y las formas de Organización Comunitaria; se desatendió la Salud, la Educación, la Infraestructura, y las Capacidades Productivas, entre otras.

Apostaron a que los Pueblos y Comunidades de la Costa Caribe rechazarían su propio Proceso de Autonomía; sin embargo, 26 años después de promulgado el Estatuto de Autonomía, este Camino todavía sigue teniendo vigencia. La Autonomía sigue siendo una Propuesta Revolucionaria en la Costa Caribe, para unir las ricas diversidades étnicas y culturales con las posibilidades de organizar el desarrollo y el bienestar, aportando al fortalecimiento de la Unidad Nacional.

Con el regreso del FSLN al Gobierno en 2007, comenzamos nuevamente a caminar. Se reconstituyó la esperanza. Se vitalizaron las Energías de esa Resistencia Cultural que durante siglos ha venido soñando con Autonomía. Seis años después podemos asegurar, que en todo el país estamos avanzando. La Costa Caribe también hemos sido parte de estos Avances.

Titulación de las Tierras, Revitalización Cultural; Salud, Educación, Deportes, Electrificación, Caminos y Carreteras; Pro-puestas Educativas, entre otras muchas Acciones. Estamos respondiendo a necesidades básicas de la población, pero todavía tenemos grandes retos respecto a la Consolidación del Proceso Autonómico.

Al inicio del proceso de titulación de tierras, el Comandante Daniel Ortega nos recordó, que las Comunidades Originarias estaban asentadas en sus Territorios antes que existiera el Estado de Nicaragua, antes que existiesen gobiernos. Y con ese Acto de Titulación el Gobierno de Nicaragua estaba reconociendo los derechos históricos ancestrales de nuestras Comunidades a su propia Tierra. Esta sensibilidad humana y política es la llave para entender y actuar en la Costa Caribe.

[email protected] [email protected] Sandinistas sabemos que en la Costa Caribe nuestros actos estarán estrechamente ligados a los derechos ancestrales, a los derechos históricos, a los sueños de autonomía, que después de siglos de Resistencia continúa enraizada en la Cosmovisión de nuestros pueblos y comunidades.

Sin Revolución no puede haber Autonomía, y sin Autonomía, sin el reconocimiento a la diversidad, no se puede construir Unidad Nacional. Comprendemos la Autonomía como un camino de vida, como un camino hacia el buen vivir. Debemos poner nuestra mirada en el Futuro, y convertir a la Costa Caribe en un factor de Desarrollo Nacional.

No podemos concebir una Nicaragua transitando hacia nuevos y más altos niveles de Desarrollo Humano sin la inclusión de la Costa Caribe como parte funcional y relevante de esta Propuesta de Desarrollo.

Las posibilidades para la producción de alimentos, la pesca, la ganadería, la producción agroindustrial, la generación de energía, la producción forestal sostenible, el turismo, la minería, entre otros, confirma la importancia del Caribe en el nuevo escenario de Desarrollo Nacional.

No es casualidad que tres de los más importantes proyectos del desarrollo de este país convergen en el Caribe: el Proyecto Hidroeléctrico Tumarín, la perforación de pozos de estudio para la Producción Petrolera y los Estudios de Factibilidad del Gran Canal.

El futuro pertenece a quienes se preparan hoy, y por eso vamos a seguir fortaleciendo nuestras capacidades, individuales, colectivas e institucionales. El Futuro de una Costa Caribe aportando al País en su conjunto, es en primera instancia responsabilidad de [email protected] costeñ@s, aprovechando los espacios políticos, económicos y sociales que el gobierno del Comandante Daniel Ortega ha venido abriendo con la misma audacia con que promulgó el Estatuto de Autonomía.

Este Proceso de Construcción enfrenta muchos desafíos, necesitamos adecuar la institucionalidad regional para acercarla a la población, a la comunidad, a los territorios. Y para que esta institucionalidad autonómica sea relevante para la población, debemos destinar mucha de nuestra energía hacia la revitalización cultural, para el fortalecimiento de nuestra identidad diversa, multicultural y multilingüe.

Debemos fortalecer la administración de justicia tradicional para seguir conviviendo en Armonía. Aspiramos que [email protected] [email protected] Mayagnas, Ulwas, Mískitos, Ramas, Creoles o Garífunas, puedan acceder a la Justicia en su idioma materno.

Debemos continuar mejorando la infraestructura vial regional, asegurando que podamos comunicar de manera permanente a nuestras comunidades con las capitales regionales y con el resto del país. Debemos organizarnos mejor para preparar a nuestras comunidades frente a los embates de la naturaleza. Debemos organizarnos mejor para enfrentar las acciones de la delincuencia organizada y el narcotráfico.

Estos desafíos demandan de un Liderazgo Regional con claridad de propósito, con disciplina enfocada, motivadora, para funcionar adecuadamente. Necesitamos una Institucionalidad Regional que se adecúe a los desafíos actuales. Entre otras tareas, debemos reformar la Ley de Autonomía para adaptarla a los nuevos contextos.

Con la restitución del derecho de la titulación de los 22 territorios indígenas y afrodescendientes, emerge una nueva División Social, Cultural, Económica y Geográfica en las Regiones Autónomas, que debemos atender y formalizar en una división Política Administrativa que se adecúe a estos Territorios.

Debemos avanzar de forma ordenada en la regionalización de las Instituciones y Servicios Públicos, partiendo de un amplio esfuerzo de fortalecimiento de capacidades humanas.

Para logar todas estas aspiraciones es importante ganar de forma contundente las Elecciones Regionales del próximo 2 de Marzo del 2014.

Nos congregamos para iniciar este proceso electoral autonómico con un FSLN fortalecido, unido, y moralizado. La tarea primordial es ganar estas elecciones, ganarlas de manera contundente, para poder formar Gobiernos en ambas Regiones liderados por el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Debemos ganar estas Elecciones de manera contundente, para fortalecer nuestra Política de Alianzas amplia y respetuosa, que nos permita construir [email protected] Liderazgos y Fortaleza para continuar profundizando nuestra Autonomía.

Esto requiere de un esfuerzo mayúsculo de nuestra organización, del tendido electoral, del tendido político. Requiere tensar nuestra Fuerza para garantizar que cada votante costeñ@ pueda acoger el mensaje de respeto, prosperidad, bienestar, confianza en las propias capacidades individuales y colectivas; y optimismo por el Futuro.

Llevar nuestro mensaje de paz y optimismo, casa a casa, y persona a persona, para profundizar el contacto directo con la población. Debemos movilizar y entusiasmar a la población costeña alrededor de su propuesta autonómica.

Los desafíos y los retos están claros. Vamos a ganar estas elecciones de manera contundente, para seguir en el camino de la autonomía y el bienestar. Vamos a ganar estas elecciones de manera contundente, para llegar a las elecciones del 2016, [email protected], [email protected] y [email protected] para alcanzar Nuevas Victorias.


Descarga la aplicación

en google play en google play