Escúchenos en línea

Atroz femicidio en León

Managua. Radio La Primerísima. | 27 de Octubre de 2013 a las 13:02

Otra mujer pereció en Nicaragua producto de la violencia, se trata de Elba Calixta Sánchez Reyes, de 21 años de edad, quien vivía en la comunidad El Guayabo, kilómetro 63 y medio de la carretera León-La Paz Centro.

Según reportes periodísticos publicados este domingo, la mujer fue asesinada de cinco puñaladas y el autor del dantesco hecho fue identificado como Luis Bayardo Gutiérrez Jirón, de 24 años de edad.

La tragedia ocurrió el día viernes en horas de la tarde, luego de “una acalorada discusión” entre la víctima y el asesino confeso, publicó en su edición dominical, El Nuevo Diario.

Según el reporte, Luis Bayardo Gutiérrez Jirón confesó haber matado a Elba Calixta porque se sintió ofendido que le dijera que no era un hombre; inmediatamente agarró un cuchillo y le propinó dos puñaladas en el tórax, otras dos en el brazo izquierdo y una herida mortal en el cuello, que le destruyó la vena yugular, lo que le ocasionó la muerte en un instante.

El hecho fue calificado por la Policía Nacional como un asesinato atroz.

“Fue asesinada atrozmente, es un femicidio más que nosotros lamentamos y sentimos estos hechos lamentables y tenemos que trabajar más para que este tipo de situaciones no sigan ocurriendo”, dijo el comisionado Fidel Domínguez, segundo jefe de la Policía de León, según el rotativo.

Las investigaciones policiales indican que el hombre enamoraba constantemente a la víctima, pero ésta no le hacía caso. El día de la tragedia Luis Bayardo llegó a su casa, al momento de la discusión la mujer lo golpeó con una tajona, el hombre reaccionó furibundo, buscó un cuchillo y la apuñaló.

De acuerdo con las investigaciones policiales, Luis Bayardo llegó a la casa de Elba Calixta, se introdujo al patio en donde ambos entablaron una acalorada discusión. Elba reaccionó de manera violenta y con una tajona golpeó en la cabeza a Luis Bayardo, quien inmediatamente se dirigió a la cocina, tomó un cuchillo y agredió a la mujer.

“Yo siempre la molesté para que me hiciera caso, tenía más de cuatro meses de enamorarla porque me gustaba pero lo que ocurrió fue porque ella me enojó”, dijo sin inmutarse el asesino confeso.

“La víctima trató de huir del lugar y buscar auxilio, se agarraba la garganta de donde le brotaba abundante sangre, caminó unos doce metros fuera de la vivienda, sin embargo, cayó al suelo y falleció”, dijo el segundo jefe de la Policía de León al relatar los hechos.


Descarga la aplicación

en google play en google play