Escúchenos en línea

Latinoamérica y Caribe afianzan complementariedad energética

Montego Bay, Jamaica. Agencia PL. | 29 de Octubre de 2013 a las 10:14

La II Reunión de Ministros de Energía de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), realizada en Montego Bay, Jamaica, fue un espacio de concertación para afianzar la complementariedad de ambas subregiones en el tema energético.

En el intercambio, 24 y 25 de octubre en el Centro de Convenciones de la ciudad más turística de Jamaica, participaron 22 de los 33 países integrantes de la CELAC, la mayoría en representación de América Latina.

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba (presidente pro témpore de la CELAC), Nicaragua, México, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela y los anfitriones, fueron algunos de los participantes.

La necesidad de lograr un balance energético regional y fomentar el uso de fuentes renovables, amigables con el medio ambiente, así como el análisis de los avances a nivel zonal resultaron los puntos centrales de la cita. Alrededor de 70 delegados de 22 de los 33 países que forman la CELAC debatieron durante dos intensas jornadas mecanismos para promover la integración de ambas subzonas, imprescindible para enfrentar con éxito los actuales desafíos mundiales.

Jamaica, organizador del evento, Cuba, como presidente pro témpore de la CELAC y la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) rigieron las sesiones de trabajo, iniciadas con un encuentro de altos funcionarios, que tuvo lugar a puertas cerradas.

Ese intercambio incluyó la presentación de un informe de la OLADE sobre los logros desde la I reunión de titulares de energía, efectuada en noviembre de 2012 en Lima, Perú, como el intercambio de información técnica sobre biocombustibles en la región.

Victorio Oxilia, secretario ejecutivo de la organización, elogió la labor de Cuba, a la cabeza del bloque, con el cual mantiene un trabajo muy coordinado.

Reiteró el compromiso de mantener el apoyo a la CELAC, así como a estados miembros de la Comunidad, pero no de la OLADE, como Antigua y Barbuda, Bahamas, Dominica, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y las Granadinas, y Santa Lucía.

Los delegados prepararon un proyecto de Declaración y un Plan de Acción que fue sometido al criterio de los ministros en la sesión final de la reunión, la cual se extendió más de lo planeado debido a algunas modificaciones propuestas a los documentos iniciales.

Un punto a destacar en los debates fue la participación de organismos internacionales como la Comunidad del Caribe (CARICOM), cuyos países son altos consumidores de combustibles y se benefician hoy con convenios como Petrocaribe, ideado por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, a través del cual reciben crudo y sus derivados a precios preferenciales.

Como resultado de ese acuerdo, hasta la fecha Caracas ha suministrado 232 millones de barriles de petróleo a 10 países del área y se conformaron 14 empresas mixtas.

Los datos anteriores fueron ratificados por el ministro venezolano de Petróleo y Minas, Rafael Ramírez, quien presidió la delegación de su país a la reunión en Montego Bay.

Recordó que Petrocaribe trabaja intensamente, es una estructura con secretariado, presidencia, grupos de trabajo y sus propios sistemas de transporte.

Entrevistado por Prensa Latina, el titular aseguró que cada país tiene capacidad de almacenaje, lo cual garantiza la continuidad de los suministros.

También avanzamos en la Zona Económica de Petrocaribe, que más allá del intercambio es un área para complementar nuestra producción y necesidades, a fin de aumentar el intercambio de nuestros países. Este tema ha sido bien acogido por los gobiernos y está en una etapa superior, añadió.

La cita concluyó con la adopción de la Declaración de Montego Bay sobre Seguridad Energética e Integración, y del Plan de Acción, que permitirá ejecutar las propuestas encaminadas a lograr una región sostenible y balanceada.

A juicio de los organizadores, el encuentro es un nuevo paso de los estados del área que consideran la energía como uno de los mayores desafíos, pues son en su mayoría altos consumidores de combustibles y poco productores de fuentes renovables, a pesar de contar con recursos como el sol, el agua y el aire, especialmente en el Caribe.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Energía y Minas de Jamaica, Phillip Paulwell, uno de los anfitriones, afirmó que la reunión constituyó un hito, muestra del fortalecimiento del diálogo, la colaboración y la unidad regional en la lucha por solucionar uno de sus puntos más críticos.

Nuestra región está bendecida con abundantes recursos naturales para cubrir la demanda de todos nuestros pueblos. Sin embargo, existen amplias disparidades en cuanto a acceso, costo y sostenibilidad. En esos temas estamos enfrascados, puntualizó.

En ese contexto, Jamaica desarrolla un ambicioso plan energético con la meta de lograr que para 2030, un 30 por ciento de la electricidad se genere desde fuentes renovables.

El programa nacional, aprobado por el Senado y el Parlamento en 2010, para cumplirse en un plazo de 20 años, pretende reducir la dependencia de combustibles fósiles y ampliar los programas de uso de energía amigable con el medio ambiente.

Por su parte, el ministro cubano de Energía y Minas, Alfredo López, señaló: "la reunión cumplió sus objetivos, se logró un documento, se concretaron nuevas metas de trabajo y se formó un grupo ad hoc para dar seguimiento a lo acordado.

Hay objetivos de carácter general dentro de los cuales se analizará la cooperación, y sobre todo la integración, que en este momento es una necesidad imprescindible".

La II Reunión de Ministros de Energía de la CELAC constituyó una nueva muestra de la voluntad política de los gobiernos de ambas subregiones de trabajar por el beneficio de los pueblos, que son la principal razón de la existencia de todos los mecanismos de integración de América Latina y el Caribe.


Descarga la aplicación

en google play en google play