Escúchenos en línea

Hunden a Blasco por desvío de ayuda dirigida a Nicaragua

Valencia. Agencias. | 1 de Febrero de 2014 a las 11:13

Pilar Collado, exdirectora de Cooperación y mujer del exsecretario general del PPCV Antonio Clemente, admitió ayer en el juicio contra el exconseller Blasco que la alertaron de las irregularidades con la subvención de 1,6 millones para proyectos en Nicaragua que se utilizaron para comprar inmuebles en Valencia.

Collado explicó que poco después abandonó la Conselleria porque no estaba a gusto con la política de Blasco y con la parte técnica de Cooperación que coordinaba Marc Llinares. La mujer del exdirigente del PPCV no cargó las tintas contra el exconseller Rafael Blasco e insistió en que el expediente de la Fundación Cyes –que no tiene relación con la constructora– jamás pasó por sus manos. Las acusaciones y las defensas interrogaron después a la secretaria de Blasco, María Ángeles Rincón, que precisó que comenzó a trabajar con el exconseller en 2000 y que en ese momento ya conocía a Tauroni.

Rincón señaló que Blasco intercambiaba sobres con el empresario encarcelado a través suya y aclaró que no sabía lo que contenían porque no los abrió. Por la tarde, la técnica que revisó los expedientes bajo sospecha, Francine Codina, manifestó que la Fundación Cyes respondió con prepotencia cuando le pidió que devolviera los pisos.

Pilar Collado indicó que «antes de que de manera informal» le informaran de las irregularidades del expediente de la Fundación Cyes ya había tomado la decisión de dejar la Conselleria porque no estaba de acuerdo con la política que lideraba Blasco ni con la manera en la que se estaban haciendo las cosas en la parte técnica.

Collado incidió en que se enteró de las irregularidades porque la jefa de Servicio, Amparo Ortiz, le dijo: «Ten cuidado, que no te cuelen un expediente que hay un lío con unos pisos». Tras su marcha de Cooperación, Collado fue nombrada directora de Turismo y algunos acusados se referían a ella como la «de los balnearios». La defensa de Blasco recordó que Collado es a día de hoy directora general de Bienestar Social de la Generalitat, que ejerce como acusación.

A preguntas de la presidenta del tribunal, Pilar de la Oliva, la testigo reconoció que Blasco «jamás iba a las reuniones de la comisión evaluadora de los proyectos», lo que –según las acusaciones– hace más extraña su intervención en la que examinó la subvención de Cyes.

Por su parte, la secretaria de Rafael Blasco no supo explicar por qué el empresario disponía de su móvil. «La única relación que tenía con Tauroni era por mi trabajo como secretaria. Supongo que tendría mi número para ponerse en contacto conmigo», afirmó.


Descarga la aplicación

en google play en google play