Escúchenos en línea

Brasil confirma a Dilma Rousseff

Brasilia. Agencias. | 27 de Octubre de 2014 a las 19:30
Brasil confirma a Dilma Rousseff

Dilma Roussef ha sido reelecta como Presidenta de Brasil, de acuerdo a los resultados oficiales de la segunda vuelta celebrada este domingo, divulgados por el Tribunal Supremo Electoral de Brasil.

Con el 99.98% de los votos escrutados, la Presidenta Roussef obtuvo 54 millones 494 mil 398 votos, equivalentes al 51.64% con lo cual serán cuatro los gobiernos consecutivos de la izquierda brasileña, que encabeza el Partido de los Trabajadores (PT), fundado por el expresidente Luiz Inacio Lula Da Silva (2002-2010).

"Muchas gracias" por la reelección: "#Dilmai+4", escribió Rousseff en su cuenta en Twitter.

El candidato de la derecha, Aécio Neves, obtuvo 51 millones 35 mil 243 votos, equivalentes al 48.36% de los votos.

La abstención fue del 21.1%, los votos blancos el 1.71% y los votos nulos 4.63%. En total, votaron 143 millones de brasileños.

Este domingo 26 de octubre se ha celebrado la segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas de mayor trascendencia desde los años 80. Más de 142 millones de brasileños tenían que decidir entre dar su voto a Rousseff, o a su rival Neves. 

Durante los ocho años de gobierno del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) y los cuatro de Rousseff, más de 40 millones de brasileños han salido de la pobreza e ingresado en la clase media gracias a subsidios para familias pobres, viviendas populares, enseñanza técnica gratuita y cuotas universitarias para negros y estudiantes de muy bajos ingresos.

Rousseff, de 66 años, fue sobre todo la opción de los electores del noreste del país, la zona más pobre que se benefició enormemente con estos programas.

Discurso de la victoria

Tras ganar con más de tres millones de votos  de ventaja a su contrincante, Dilma Rousseff celebró con una multitud su triunfo y dijo que desde su percepción "Brasil no está dividido". "Este es el momento de la construcción de nuevos puentes, del diálogo y del debate de las ideas", expresó.

Brasil ha establecido "una de las más grandes democracias del mundo (en la actualidad), por eso cuando una reelección se consume debe ser entendida como un voto de esperanza dado por el pueblo a quienes están gobernando".

Dijo que "la reelección tiene que se entendida como un voto de esperanza para la mejora del gobierno" y se comprometió a ser "una mejor presidenta de lo que he sido".

"Este es mi primer compromiso en el segundo mandato, el diálogo", expresó al tiempo que dijo que "en vez de ampliar las diferencias y de crear contrariedades, tengo la esperanza de que la energía movilizadora haya preparado un buen terreno para la construcción de puentes".

En un acto al que asistió acompañada por el expresidente, Luiz Inácio Lula Da Silva, la jefa de Estado agradeció a todo el pueblo brasileño por su triunfo electoral y recibió miles de aplausos y mensajes de cariño.

"Me gustaría felicitar a todos ustedes y agradecer a cada uno de ustedes y a cada una de ustedes. Yo inicio mi discurso enviando mis saludos al presidente Lula (...) envío mi agradecimiento y saludo al vicepresidente de la República Michel Teme", expresó mientras la multitud le aplaudía.

También envió un saludo a los presidentes de los partidos de su coalición, como Luiz Falcao, presidente del PT, así como el resto de los líderes de organizaciones aliadas.

"Hemos llegado a la final de una disputa electoral que movilizó intensamente a todas la fuerzas de nuestro país, como vencedora de estas elecciones históricas, envío mis palabras de agradecimiento y agradezco a mi compañeros de coalición, mi vicepresidente Michel Teme", agregó.

Le confirmó al pueblo que “pueden tener la seguridad de que estoy lista para responder a este llamado, haciendo caso de este sentimiento que viene de los  más profundo del alma del brasileño (...)  También sé del poder que tiene cada presidente de liderar las grandes causas populares y esto es lo que yo haré”.

En medio de la ovación que gritaba "Dilma, Dilma, Oe, oe, oe", la Presidenta reelecta indicó que "nuestro querido país salió ganando en esta disputa" y cerró afirmando que "hoy soy mucho más fuerte, serena y madura. ¡Brasil, esta tu hija no va a huir de la lucha!".

"Quiero ser una persona mucho mejor de lo que me he esforzado por ser, este sentimiento de superación debe impulsar al gobierno y a mi país", puntualizó.

Habla el derrotado

Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), reconoció su derrota poco antes del discurso de Dilma. Acompañado por su esposa y la plana mayor del PSDB, Neves compareció ante la prensa y el electorado, a quien "agradeció el apoyo que jamás olvidará".

"Estoy más vivo que nunca, más soñador que nunca", dijo Neves, con un rostro de evidente decepción, antes de admitir que "cumplió con su papel" de plantear una alternativa política al Partido de los Trabajadores (PT, izquierda, en el poder desde 2003).

"Llamé a la presidenta Dilma Rousseff y le dije que espero que trabaje para unir a Brasil", señaló Neves.

Una vida de lucha

Dilma Rousseff, es economista de profesión, nacida en Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais (sureste) en 1947. Ocupa la presidencia de Brasil desde 2010, siendo la primera mujer que alcanza este cargo en la historia de su país.

La actual mandataria inició su carrera política a los dieciséis años en la Organização Revolucionária Marxista – Política Operária fundada por intelectuales de la talla de Theotonio dos Santos, Ruy Mauro Marini, Luiz Alberto de Vianna y Paul Singer, entre otros.

En 1964, durante su paso por la Universidad Federal de Minas Gerais, donde cursaba la carrera de Ciencias Económicas, participó en la resistencia a la dictadura militar que había derrocado, con el apoyo de los medios de comunicación y el gobierno de EE.UU., al presidente constitucional Joao Goulart.

En 1967 ingresa en el Comando de Liberación Nacional (1967) y, a partir de 1969, en la Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares, organizaciones que practicaban la lucha armada contra la dictadura. Rousseff no participaba de acciones armadas, pero su liderazgo la llevó a trabajar como enlace entre la organización y los sindicatos.

En 1970 es detenida y torturada en el penal Tiradentes. Tras su liberación en 1973 se establece en Porto Alegre, donde reanudó los estudios de Economía y contribuyó en la fundación del Partido Democrático Trabalhista (PDT).

En 2001 se incorpora al Partido de las Trabajadores (PT). En 2003, durante el gobierno de Luis Inacio Lula da Silva, es nombrada ministra de Energía, cargo que desempeñó hasta 2005, cuando pasó a ocupar la Jefatura de Gabinete. Allí dirigió programas de crecimiento económico y de inversión social como “Luz para Todos”, “Mi Casa, Mi Vida”.

En febrero de 2010, durante el 4º Congreso del Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff fue electa candidata del PT para las elecciones presidenciales. En la contienda electoral venció al candidato del PSDB, José Serra, con un 56 por ciento de los sufragios.

Un gobierno de cambios y futuro

Dilma Rousseff llega a su segundo mandato tras haber obtenido importantes avances en la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad en Brasil según reconocen organismos internacionales como la ONU.

En esta nueva etapa su gestión de gobierno se enfocará en:

Reforma del sistema político y electoral de Brasil para resolver las distorsiones del modelo representativo y ahondar la participación popular.

Descentralización de los servicios públicos. Fortalecimiento de los planes sociales “Bolsa Familia", "Luz para todos", "Más médicos" y "Mi casa, mi vida", en todo el territorio brasileño.

Mayor inversión en el área educativa y de salud con recursos provenientes de la redistribución de la renta petrolera con Petrobras como palanca de desarrollo social.

 Lucha contra la corrupción y el lavado de activos.

Rescate de la memoria histórica de los brasileños en su lucha contra la dictadura. Activación de la Comisión de la Verdad.

En materia de política exterior su prioridad continuará siendo América Latina, África, Asia y el mundo árabe.

Su programa recalca el impulso a la integración regional, a organismos como UNASUR, CELAC, MERCOSUR y los BRICS como eje fundamental en la construcción de un mundo multipolar a tono con las transformaciones económicas, políticas y sociales en el continente.


Descarga la aplicación

en google play en google play