Escúchenos en línea

ONU: Desplazadas 38 millones de personas en el mundo

Naciones Unidas. Agencia PL. | 6 de Mayo de 2015 a las 10:25

Una cifra récord de 38 millones de personas se encuentran desplazadas de sus hogares por la violencia en diversas partes del mundo, según un informe presentado este miércoles en la sede de Naciones Unidas en Ginebra.

El estudio del Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC) refleja que el año pasado, 30 mil seres humanos abandonaron sus casas a diario ante el auge de los conflictos y las crisis humanitarias vinculadas a los mismos.

La cantidad de personas en esa dramática situación equivale al total de los habitantes de populosas ciudades como Londres, Nueva York y Beijing, un escenario que refleja la urgencia de detener las hostilidades en el planeta y de abrir espacios para la solución pacífica de las diferencias.

"Se trata de las peores cifras de desplazamientos forzados en una generación, lo que pone de manifiesto nuestro fracaso absoluto para proteger a civiles inocentes", advirtió Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para Refugiados, que incluye al IDMC.

De acuerdo con el reporte 2015, tan solo el año pasado se incorporaron 11 millones de personas a la lamentable estadística, alimentada por conflictos como los de Siria, Ucrania, Iraq, República Centroafricana, Sudán del Sur, Yemen, Libia y la República Democrática del Congo.

Para Egeland, las gestiones diplomáticas, las resoluciones de la ONU, los acuerdos de alto el fuego y las conversaciones de paz han perdido la batalla contra hombres armados sin piedad, motivados por intereses políticos y religiosos.

Este informe debería considerarse una tremenda señal de alarma, en aras de romper la tendencia marcada por millones de seres humanos, entre ellos muchos niños, atrapados en zonas bajo conflicto, subrayó.

Por su parte, el alto comisionado adjunto de Naciones Unidas para los Refugiados, Volker Turk, dijo a propósito del reporte presentado en Ginebra, que los enfrentamientos imponen la desesperanza y disparan el flujo humano.

Muchas de las personas en esta situación cruzarán fronteras y se convertirán en refugiados, además de arriesgar sus vidas por escapar de la violencia, afirmó.

Turk recordó la tragedia que en los últimos meses vive el Mediterráneo, cuyas aguas se han convertido en un cementerio para miles de seres humanos que intentan llegar a las costas europeas, procedentes de crisis armadas y la pobreza en estados africanos y asiáticos.

"La solución más evidente consiste en un esfuerzo supremo para propiciar la paz en los países devastados por la guerra", sentenció.


Descarga la aplicación

en google play en google play