Escúchenos en línea

Monseñor Romero beato

San Salvador. Agencias. | 24 de Mayo de 2015 a las 04:31
Monseñor Romero beato

El mártir salvadoreño monseñor Óscar Arnulfo Romero fue beatificado en la capital de El Salvador ante cientos de miles de devotos y presidentes de varios países reunidos en la plaza Salvador del Mundo.

La beatificación se concretó cuando la reliquia de Romero, la camisa ensangrentada que vestía el día de su asesinato, flores y una palma que significa "la victoria de los mártires", fue incensada por el cardenal Angelo Amato, el enviado especial del papa Francisco.

Los asistentes no pudieron contener la emoción y las lágrimas, aplausos y gritos inundaron la plaza, a la que esta madrugada comenzaron a llegar los cientos de miles de devotos de "San Romero de América", como le llaman los salvadoreños desde hace muchos años.

Incensada la reliquia de monseñor Romero, también conocido como la "voz de los sin voz", continuó la homilía en la plaza salvadoreña, donde los aplausos interrumpían las intervenciones de Amato, del postulador de la causa de beatificación del mártir, Vicenzo Paglia, y del arzobispo de San Salvador, Luis Escobar Alas.

La reliquia del arzobispo mártir de San Salvador, asesinado el 24 de marzo de 1980 por escuadrones de la muerte, fue llevada hasta la plaza de El Salvador del Mundo en una urna de cristal.

Los vítores dedicados a monseñor Romero y las pancartas con fragmentos de sus homilías, muy críticas con los poderes de aquella época en El Salvador, se pudieron ver a lo largo de la multitudinaria celebración.

¿Señal divina?

La histórica beatificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero fue acompañada por un halo solar durante la solemne misa celebrada en San Salvador y que fue presenciada por miles de personas.

Ante la aparición del fenómeno, caracterizado por un aro de colores alrededor del sol, los feligreses lo catalogaron como una señal divina y tomaron fotos.

En la vigilia previo a la beatificación, una abundante lluvia fue recibida igualmente con júbilo por las familias salvadoreñas.

Tanto la lluvia, como el halo solar, fueron recibidas por los fieles como señales de bendición por el reconocimiento al martirio del beato Oscar Arnulfo Romero.

Voces de todo el hemisferio

En la ceremonia se hicieron presentes fieles hondureños, costarricenses, mexicanos, estadounidenses, argentinos, chilenos, panameños, guatemaltecos y nicaragüenses, entre otros.

En la beatificación estuvieron presentes los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; de Honduras, Juan Orlando Hernández; de Panamá, Juan Carlos Varela; y el anfitrión, Salvador Sánchez Cerén.

Además de los vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; Costa Rica, Helios Fallas; el viceprimer ministro de Belice, Gaspar Vega, así como delegaciones de México, Brasil, Colombia, Chile, Estados Unidos, Italia y Nicaragua.

Los líderes latinoamericanos también expresaron su homenaje a la memoria de Monseñor Romero y su alegría por la beatificación del prelado.

El viernes, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y la dirigente Rosario Murillo, saludaron al presidente Salvador Sánchez Cerén, por la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero. "Agradecemos a Dios por este Santo entre los Santos, y al recordarle en las duras Pruebas y Batallas que vivimos en Centroamérica, le invocamos allá en la Inmortalidad, para que siga Intercediendo por [email protected] [email protected]", escribieron los líderes sandinistas en su mensaje.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, destacó este sábado la lucha del monseñor Óscar Arnulfo Romero por la justicia social y por la defensa de los derechos humanos en El Salvador en los años 70. "Su palabra, llena de sentimiento del Cristo Redentor, esta vigente y nos guía siempre en la batalla por nuestro pueblo", manifestó el mandatario, en uno de sus mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter, @NicolasMaduro.

Para el ex presidente y dirigente hondureño Manuel Zelaya, la beatificación de Romero "es un acto del mundo". "Si hay algo que puede enderezar los rumbos de los problemas que sufren los pueblos es el sacrificio, el esfuerzo que hoy venimos a reconocer en Monseñor Romero", afirmó en declaraciones a la prensa.

Hasta el propio presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, se unió a la celebración llamando a Romero una "figura inspiradora para los salvadoreños" y manifestó su esperanza de que la visión del Arzobispo Romero "sea capaz de inspirarnos a todos a respetar la dignidad de todos los seres humanos y a trabajar por la justicia y por la paz en nuestro hemisferio y el resto del mundo."

 


Descarga la aplicación

en google play en google play