Escúchenos en línea

Celebran el triunfo de los Gigantes de Rivas

Managua. Agencia PL. | 1 de Febrero de 2016 a las 10:58
Celebran el triunfo de los Gigantes de Rivas

Nicaragua amaneció este lunes con la resaca de la celebración del título en la IV Serie Latinoamericana de Beisbol, ganado por los Gigantes de Rivas en la final del domingo a los colombianos Caimanes de Barranquilla/Lorica.

Los Gigantes de Rivas se apoyaron en un ataque de 15 hits contra cinco lanzadores del plantel cafetero, hasta ganar (con marcador de 12 carreras por tres) una corona inédita para este país desde el inicio del torneo en 2013.

A muchos nicaragüenses el éxtasis de la victoria les recordó lo sucedido sobre el mismo escenario, la grama del hoy Estadio Nacional Dennis Martínez, la tarde del 3 de diciembre de 1972.

En esa oportunidad la selección nacional guiada por el brazo de Julio Juárez le quitó (2-0) el invicto a la escuadra cubana que acababa de titularse en la vigésima edición de la Serie Mundial de Béisbol Amateur.

También los nicas sacaron de los archivos de la memoria a la selección que fue subcampeona de los Juegos Panamericanos de Mar del Plata-95, medalla que repitió en el Preolímpico de Edmonton, Canadá, donde ganó el derecho a asistir a la cita de los cinco aros de Atlanta-96.

En la historia del beisbol pinolero existen otros hitos dignos del recuerdo, pero la sequía de logros en los últimos años hizo más relevante la actuación de los peloteros dirigidos por el cubano Germán Mesa.

A ello se sumó el hecho de que los anfitriones comenzaron el calendario con derrota de 3-6 frente a la novena de Panamá.

La afición nicaragüense se lo merecía, comentó el lanzador venezolano de los Gigantes, Paul Estrada, abridor y ganador del juego decisivo.

Lo primero a celebrar es la calidad de este torneo, aquí la afición pudo apreciar un béisbol de primera, sin nada que envidiar al de la Confederación del Caribe, sostuvo Bayardo Arce, presidente de la Liga Profesional nicaragüense.

Meritoria fue la actuación del equipo colombiano, que tras perder en sus dos primeros encuentros ante los representantes de la Liga Veracruzana y los propios Gigantes, hilvanó luego tres éxitos para poder llegar a la final.

Los Caimanes fueron el único concursante que debió jugar los seis días previstos en el calendario, pues el viernes desbancaron a los mexicanos Tobis de Acayucan, en partido de desempate, y el sábado dejaron en el camino a los Nacionales de Panamá en la semifinal.

En el orden individual, el receptor de los campeones, Luis Allen, quien anotó cuatro carreras este domingo, fue nominado como el Jugador Más Valioso del torneo.

La quinta edición de la Serie Latinoamericana tendrá lugar dentro de un año exactamente en la ciudad mexicana de Xalapa, capital del estado de Veracruz.

Volverán a concursar los campeones de las ligas profesionales de Colombia, Nicaragua, Panamá y la Invernal Veracruzana.


Descarga la aplicación

en google play en google play