Escúchenos en línea

Arias y la oposición negocian futuro de Costa Rica tras el referendo

Agencia AFP. Desde San José. | 9 de Octubre de 2007 a las 00:00
El gobierno de Costa Rica y la principal fuerza de la oposición, el Partido de Acción Ciudadana (PAC), han accedido a negociar para poner en marcha antes del 1 de marzo de 2008 el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos aprobado el domingo en las urnas por la ciudadanía. La jefa del PAC en el Parlamento, Elisabeth Fonseca, confirmó a la AFP que su grupo aceptó la invitación del ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, a participar el miércoles en una reunión destinada a "tender puentes" entre el gobierno y una oposición cuyas enconadas diferencias se remontan a febrero de 2006, cuando el presidente Oscar Arias ganó la elección por un mínimo margen. Aunque los costarricenses dieron el "Sí" al TLC entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos, el Parlamento todavía tiene que aprobar un paquete de leyes conocidas como "agenda de implementación", para adecuar la legislación nacional a los nuevos preceptos que impone el tratado antes del 1 de marzo próximo, cuando vence el plazo para su entrada en vigor. Fonseca adelantó que su grupo parlamentario, que cuenta con 17 diputados, "no va a votar esa agenda complementaria. Nuestro compromiso es no obstruir". No obstante, van a la reunión con el propósito de arrancarle al gobierno un compromiso para que acepte poner en marcha "una agenda de mitigación de efectos adversos" de la implementación del TLC, que incluye desde el aumento del presupuesto para educación y subvenciones a pequeños empresarios y agricultores hasta mejoras de la seguridad ciudadana. "Seguiremos haciendo oposición responsable", advirtió Fonseca. El ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Marco Vinicio Ruiz, llamó el martes a grupos opositores en el Congreso para que permitan la aprobación de esos 12 proyectos de ley antes del 28 de febrero. De no ser aprobados, Costa Rica necesitaría pedir autorización a los Congresos de Centroamérica y de Estados Unidos para ampliar el plazo del 1 de marzo. "Eso sería un poco complicado porque Estados Unidos está en campaña política y en el Congreso hay sectores que están contra el tratado, y por eso tenemos sumo temor", dijo Ruiz. El paquete que debe votar el Parlamento costarricense incluye algunos tratados internacionales y leyes que van desde la propiedad intelectual y reformas del código penal a la apertura de los monopolios de telecomunicaciones y seguros. Algunos se encuentran en discusión en el plenario, pero otros todavía no han franqueado la barrera de las comisiones. Aunque el partido de gobierno y sus aliados cuentan en la Asamblea Legislativa con los 38 votos necesarios para aprobar los proyectos, los opositores al TLC podrían retrasar su aprobación. Si la oposición torpedea ese paquete "estaría traicionando el mandato del pueblo", advirtió el ministro de Comercio Exterior.

Descarga la aplicación

en google play en google play