Escúchenos en línea

Banco Central toma medidas para forzar a los banqueros a bajar intereses y otorgar más créditos

Varias agencias. Desde Managua. | 10 de Octubre de 2007 a las 00:00
El Banco Central de Nicaragua (BCN) acordó disminuir el encaje legal del 19,25 a 16,25 por ciento, con más de siete meses de atraso, para incentivar al sistema bancario y financiero del país a fomentar el crédito a la producción. Nicaragua necesita una urgente reactivación económica para superar la extendida pobreza que afecta a cerca de un 80 por ciento de la población. El presidente del BCN, Antenor Rosales, hizo este anuncio en conferencia de prensa en la que dijo que la tasa del 19,25 por ciento para el encaje legal estaba vigente desde el 26 de junio de 2006. Precisó que esta disminución regirá a partir del día 15 de este mes y que la medida la acordó el Consejo Directivo del banco emisor el lunes pasado. En junio del 2006, las anteriores autoridades del Banco Central habían elevado de 16,25 a 19,25 por ciento la tasa del encaje legal de la banca para proteger las reservas internacionales y aplacar la inflación provocada por los altos precios del petróleo en el mercado mundial. El encaje legal es la parte de los depósitos fijados por el central que los bancos deben guardar en caja como efectivo o depósitos en el emisor. Rosales explicó que la medida implica que, de los 8.302 millones de córdobas (444.194.756 dólares) que el Banco Central tiene en concepto de encaje legal, esta cifra se reduce a 7.008 millones de córdobas (374.959.571 dólares), lo que representa una diferencia de 1.294 millones de córdobas (69.234.884 dólares). Recordó que estos depósitos han estado en el Banco Central como parte de una política monetaria contractiva, por las condiciones que existían en junio de 2006, pero que ahora liberados pueden incidir en aumentar el crédito. "Esperamos que con esta medida, el sistema financiero nicaragüense continúe fomentando el crédito y que exista una tendencia a la reducción de las tasas de interés", manifestó el presidente del BCN. También dijo que al permitirle a los bancos del país hacer uso de estos recursos, que tenían en el BCN como encaje legal, se podría ayudar igualmente a favorecer las operaciones en el mercado de los títulos valores. "Por supuesto, consideramos que la estabilidad cambiaria se mantenga transmitiendo la confianza y seguridad tan importante para los inversionistas y los nicaragüenses", enfatizó Rosales. "Necesitamos mas impulso al crédito en Nicaragua para que exista capacidad productiva y se desarrolle al máximo la economía y aumentar las siembras, ya que sólo se aprovecha el 21 por ciento del área cultivable del país", insistió Rosales. Argumentó que un estudio realizado por un equipo del Banco Central condujo al Consejo Directivo a tomar la decisión sobre la disminución del encaje legal confiados en que no impactará en las cifras de crecimiento de la economía ni en el porcentaje de inflación en 2007. Rosales sostuvo que se calcula que la economía nicaragüense crecerá este año entre 3,7 y 3,9 por ciento, y que la inflación acumulada en 2007 se calcula en 9 ó 9,5 por ciento. Informó de que la inflación acumulada a septiembre pasado es del 8,48 por ciento. Reconoció que la economía nicaragüense sigue siendo vulnerable y que eso explica que se haya negociado un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para adoptar medidas que garanticen la estabilidad macroeconómica y así generar mas inversiones y empleos. El pasado 3 de marzo el BCN anunció que prorrogaba hasta junio la vigencia del encaje legal de 19,25 por ciento, para mantener fondos en el país y reservas estables, lo que sin embargo se prolongará hasta el lunes próximo. Según publicó en esa fecha la prensa de Managua, el gerente del Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro), Carlos Briceño, confirmó la medida adoptada por el banco emisor, a pesar de que ese encaje legal debió de bajar el 1 de marzo al 16,25 por ciento. El encaje se mantenía en este porcentaje desde 2002, pero en junio de 2006 la Presidencia del Banco Central anunció la subida al 19,25 por ciento con la promesa de bajarlo al 16,25 por ciento el pasado día 1 de marzo. La medida, según fuentes del sistema financiero nacional, tuvo como fin controlar el excesivo circulante en el país y mantener adecuados niveles de las reservas internacionales, así como preservar la estabilidad macroeconómica y financiera del país. Las reservas internacionales brutas del país al 8 de octubre sumaron 1.058 millones de dólares. Nicaragua recortó en agosto su proyección de crecimiento económico para el 2007 a entre 3,7 y 3,9 por ciento desde un 4,2 por ciento previo, al tiempo que elevó la meta de inflación a entre 9 y 9,5 por ciento desde un 7,5 previo, debido principalmente a los altos precios de los hidrocarburos.

Descarga la aplicación

en google play en google play