Escúchenos en línea

Oportuna acción salvo vidas durante huracán Félix, afirman Ong's

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 10 de Octubre de 2007 a las 00:00
El consorcio humanitario nicaragüense integrado por Oxfam Internacional, Acción Médica Cristiana y Centro Humboldt, elogiaron el sistema de alerta temprana implementado en la ribera del río Coco, fronterizo con Honduras, durante el paso del huracán "Félix". En una conferencia conjunta, celebrada el miércoles en ocasión del Día Internacional para la Reducción de los Desastres, el consorcio humanitario destacó que ese sistema de alerta dejó como resultado a ninguna persona fallecida y a cientos de refugiados con anticipación al desastre en las comunidades donde estaban instalados esos sistemas. El subdirector del Centro Humboldt, Víctor Campos, señaló que ese sistema se instaló, desde el 2005, en los territorios Miskito Indian Tasbaika Kum (MITK) y Mayagna Sauni Bu (MSB), ubicados en la ribera del río Coco, donde instalaron 15 estaciones para medir la cantidad de agua que corre por ese río. Anotó que ese sistema se implementó, por primera vez, cuando se dio la plaga de ratas en esos territorios, durante el 2005. "Pero fue el paso del huracán "Félix" que lo puso a prueba (...) y el resultado es rotundo", resaltó Campos. "En las comunidades que cuentan con ese sistema no hubo muertos y la mayoría de la población fue evacuada", añadió. Campos explicó que cada una de las 15 estaciones instaladas sobre la ribera del río Coco cuenta con cuatro indígenas capacitados para leer los linímetros y pluviómetros que dan la voz de alerta a cerca de 40 comunidades cuando hay crecidas del río y pasan, además, esa información a los Centros de Operaciones de Emergencia. Agregó que cada estación cuenta con radio comunicadores, lancha ambulancia, focos, capotes, botas, megáfonos, casas de campaña, entre otros recursos necesarios para movilizar a la población. El representante del Centro Humboldt reafirmó que en la zona en que fue implementado previo al huracán "Félix", pudieron comprobar la efectividad de ese sistema. Campos dijo que esa iniciativa fue instalada con el objetivo de prevenir desastres ante crecidas e inundaciones del río Coco y río Bocay, con estaciones que permiten medir los niveles de agua, y que aún no la implementan en otras zonas del país, ni en lugares seco, por falta de recursos. Apuntó que tras el paso del huracán "Mitch", en 1998, instalaron por algún momento un sistema de alerta en el municipio de Posoltega, el más afectado por ese ciclón, que no pudieron mantener por costos. En la conferencia de prensa, el consorcio humanitario hizo un llamado a la "reflexión" a los nicaragüenses a cuidar la naturaleza y a educar a sus hijos a la conservación del medio ambiente, debido a que este país centroamericano es una zona vulnerable a desastres. El huracán "Félix", que entró con categoría 5, la máxima de la escala Saffir-Simpson, a territorio nicaragüense el pasado 4 de septiembre con vientos de 260 kilómetros por hora, dejó a su paso al menos 102 muertos, 133 desaparecidos y 198.069 personas afectadas. Además, más de 20.394 viviendas destruidas o parcialmente destruidas y daños a la infraestructura, a la agricultura, a la pesca y al medio ambiente en 1,3 millones de hectáreas en bosques, incluido la reserva de la biosfera de Bosawas.

Descarga la aplicación

en google play en google play