Escúchenos en línea

Tres días de torrenciales aguaceros causan graves daños en todo el Pacífico

Agencias AFP y ACAN–EFE, Informe Pastrán. Desde Managua. | 11 de Octubre de 2007 a las 00:00
Las intensas lluvias que azotan a Nicaragua desde hace tres días a consecuencia del centro de baja presión, han dejado al menos 99 familias afectadas, 251 evacuadas y 59 viviendas destruidas o semi– destruidas, informaron el jueves fuentes de la Defensa Civil. También, cuantiosos daños a la agricultura, así como derrumbes y destrucción de puentes, caminos y carreteras, debido a las fuertes lluvias que han caído en este país centroamericano en las últimas 72 horas. Además, las poderosas corrientes de agua lodosa partieron un trecho de la carretera Panamericana y provocaron inundaciones y evacuaciones en varias localidades de la región del Pacífico. El oficial de Defensa Civil del Ejército, Freddy Herrera, dijo que la ruptura que se produjo a la altura del km 59 de la carretera Panamericana –que une a la capital con las principales ciudades del Pacífico norte y la frontera con Honduras– tiene una extensión de 40 metros y un ancho de ocho metros. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) informó que las lluvias son provocadas por una onda tropical que se estacionó en el país como consecuencia de una presión baja en la Península de Yucatán, México. La presión está introduciendo vapor de agua, que es lo que ayuda a la formación de nubosidad y precipitaciones, según el Ineter. Se reportan más de 10 ríos crecidos y desbordados en los departamentos de Estelí, Matagalpa (norte), León, Chinandega (occidente) y Granada (sur) y Managua, acompañado de inundaciones en varias comunidades. Una de las carreteras cortadas por el agua es la que se dirige de Chinandega al Puerto Potosí, en el Golfo de Fonseca, precisó el oficial a la AFP. Herrera dijo que un equipo de defensa civil viajó este jueves al Volcán San Cristóbal, el pico más alto de Nicaragua, ante alertas de derrumbes de tierra en una de sus laderas reportados por los lugareños y medios de comunicación. El San Cristóbal, de 1.745 metros de altura está ubicado en el departamento de Chinandega, la región mas afectada por las lluvias. Se calcula que más de 300 personas de ciudades y comunidades del Pacífico, incluida la capital, han sido evacuadas a refugios o se han auto evacuado por temor a quedar atrapados por las aguas en sus casas anegadas. En la capital los cuerpos de defensa civil evacuaron a 72 personas de un barrio que resultó anegado por las lluvias. Mientras tanto, en el barrio Ayapal en Managua siguen afectadas 15 familias para 153 personas, a quienes se les inundaron las viviendas y tuvieron que ser llevadas al albergue en el centro escolar "Sonrisas Niños de Ayapal". En el departamento de Managua, en San Francisco Libre, está interrumpido el tráfico de vehículos por la crecida del río La Palmita, que mantienen aislado al municipio, que bordea el Lago Xolotlán, donde los cuerpos de Defensa Civil evacuaron a los habitantes de la comunidad Laren Galan. Aquí se registran cuatro viviendas destruidas totalmente, mientras las autoridades municipales evalúan los daños totales. En el departamento de Carazo, las lluvias han causado graves daños en los caminos, a tal punto. En Diriamba no menos de mil 200 familias de las comunidades El Tigre, San Gregorio, Buena Vista del Sur y Apompuá, permanecen aisladas debido al pésimo estado de las vías de acceso. En la zona urbana de Diriamba, barrios como La Independencia y en la Colonia San Sebastián, han sido inundados, pero no hay aún gente evacuada. Lo mismo se reporta, desde Jinotepe, en los barrios La Competencia, Cruz de Guadalupe y José Antonio Sánchez Salazar. En Santa Teresa, reportes de la defensa civil indican que hay lugares inaccesibles por el daño que han sufrido los caminos donde además se reporta caída de árboles y paredones. En San Marcos, el techo de teja de la vivienda del señor Orlando González, ubicada a pocas cuadras de la iglesia católica cedió a las lluvias, aunque para suerte al momento del derrumbe nadie se encontraba en la vivienda, que resultó parcialmente destruida. Las lluvias también causaron anegaciones en los sureños departamentos de Granada y Masaya, y las norteñas provincias de Matagalpa y Jinotega. En el departamento de Granada, sureste del país, se reporta el desborde del río Malacatoya, que ha afectado a 20 viviendas y a 30 familias. La Defensa Civil informó, además, que trabaja en coordinación con las autoridades municipales del occidente y norte de Nicaragua, para dar seguimiento a las comunidades que podrían quedar aisladas producto de la crecida de los cauces y ríos, así como las zonas susceptibles de deslizamiento, deslave y obstrucción de carreteras. Agregó que en los departamentos de León y Chinandega se activó el Centro de Operaciones de Desastres, que está en alerta. El coronel (r) Ramón Arnesto Soza, Director Ejecutivo del SINAPRED anunció la medida para occidente, una zona vulnerable a las inundaciones, desbordes de ríos y deslaves, en donde han caído en los últimos días hasta 100 milímetros de agua. El jefe de Defensa Civil del ejército, coronel Mario Pérezcassar dijo que "en la zona de occidente esta lloviendo de manera intermitente, hay cortes de camino en cinco localidades ubicadas cerca de los ríos Negro y Villa Nueva". La comunidad de El Jicaral en el Departamento de León se encontraba hoy prácticamente aislada, con los caminos cortados, debido a las intensas lluvias que han caído en la zona. Reportes de la Radio Darío de León daba cuenta que en esta zona se desbordó un río, según dijo el Mayor Héctor Escoto de la Defensa Civil Nacional, con diez familias afectadas, dos familias evacuadas, viviendas inundadas y caminos cortados. Las clases en algunos municipios de Chinandega y León se suspendieron. Escoto dijo que orientaron a los comités de defensa locales tomar medidas de precaución, luego de cuatro días de intensas lluvias. "Las principales afectaciones en el departamento son de incomunicación. El río La Mojarra se creció y hay 18 comunidades aisladas; los caminos de penetración están cortados en toda la zona", manifestó. El Teniente Coronel Alvaro Rivas, de la Defensa Civil Nacional, reportó 34 familias evacuadas en el casco urbano de la ciudad de Estelí, equivalentes a 170 personas, que fueron refugiados en la escuela Emmanuel Mongalo. En el Municipio de San Isidro, Departamento de Matagalpa, en la comunidad Las Perlas, resultaron afectadas 5 familias, para un total de 25 personas, refugiadas en la Hacienda Las Delicias. En esta zona, las precipitaciones afectaron siete manzanas de maíz.

Descarga la aplicación

en google play en google play