Escúchenos en línea

COSEP quiere que el gobierno favorezca sus negocios y Ortega ofrece cumplir

Varias agencias. Desde Managua. | 11 de Octubre de 2007 a las 00:00
Los grandes empresarios pidieron este jueves al gobierno "mejorar el clima de inversiones" con políticas comerciales claras y apoyo al sector privado, para contribuir al crecimiento económico del país. Para "forjar nuestro propio crecimiento debemos cultivar un clima de negocios y confianza, el cual pasa necesariamente por que el gobierno adopte una política que promueva la inversión privada", afirmó el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) José Aguerri, durante un encuentro con el presidente Daniel Ortega, en un centro de la capital. Representantes de las cámaras empresariales, comerciales y agrícolas del COSEP participaron en el encuentro, cuyo propósito es consensuar iniciativas en torno a los ejes de desarrollo que el sector privado y público impulsarán de manera conjunta. El presidente Ortega anunció a los empresarios privados que cumplirá las exigencias que le han planteado para favorecer el desarrollo de Nicaragua. "Vamos a acatar su decisión. Vamos a cumplir con lo que ustedes están planteando", dijo Ortega el jueves durante un encuentro con empresarios del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) en el que se analizaron los ejes del desarrollo económico del país. "Siento que éste es el consejo de poder ciudadano que mejor está funcionando", dijo Ortega y suscitó risas entre los asistentes por el contraste aparente entre el organismo cúpula de los empresarios y el carácter popular de esas entidades ciudadanas. Aguerri, presidente del COSEP, pidió a Ortega el apoyo del gobierno al sector privado con reglas claras y un mejor clima de inversiones, así como un respeto absoluto a la propiedad privada. Dijo que el gobierno de Ortega debe adoptar "una política que promueva la inversión privada" y establecer "un clima de confianza" en los negocios. los empresarios propusieron al gobierno un diálogo amplio y franco, fortalecer las relaciones comerciales con los socios tradicionales de Centroamérica, especialmente con Estados Unidos, y resolver el déficit energético para superar los prolongados apagones que sufre el país, dijo Aguerri. También demandaron someter a consulta de los empresarios el proyecto de reforma tributaria que el Ejecutivo presentó al Congreso, así como encontrar una solución a los conflictos que el gobierno tiene con empresas y grupos privados. Entre estos conflictos mencionaron diferendos de la administración con la petrolera estadounidense Esso, con un grupo de inversionistas extranjeros que denunció chantajes de funcionarios estatales, y la demanda a los empresarios mediáticos para que paguen los impuestos que establece la ley. El gobierno embargó en agosto los tanques de petróleo de la Esso en el puerto de Corinto, en el Pacífico, prohibiéndoles entrar a su propiedad, alegando una deuda fiscal que la transnacional ha rechazado. El gobierno accedió en septiembre a resolver parcialmente el problema, devolviéndole a la Esso los tanques, sin alterar el curso del juicio. El líder sandinista anunció que se reunirá mensualmente con Aguerri y otros empresarios "para tratar temas que tengamos que resolver". Los ejes de desarrollo agrícola, industrial, financiero y turístico –que según Ortega deben tener como finalidad el combate a la pobreza– fueron acordados por los empresarios y el gobierno poco después de asumir el presidente en enero. Ortega dijo que, aparte de las malas noticias de los más de 200 muertos y la devastación que causó el huracán Félix en la costa caribeña del norte nicaragüense, entre las buenas está el fallo de la Corte Internacional de Justicia La Haya sobre el diferendo con Honduras por territorios en ese litoral. Asimismo, anunció que Venezuela facilitará 8,5 millones de dólares para reconstruir viviendas, centros de salud, escuelas y templos en la región asolada. También destacó un acuerdo con Honduras y El Salvador para convertir el Golfo de Fonseca, en el Pacífico, en una "zona de paz" e indicó que recibió apoyo del Banco Mundial para los planes de inversión del gobierno. En otro orden, Ortega destacó las "buenas noticias" recibidas en los últimos días por su gobierno, como el reciente acuerdo trianual con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la aprobación, hoy, de un crédito por 240 millones de dólares del Banco Mundial para el período 2007-2012. Mencionó, asimismo, los 214 millones de euros (304,4 millones de dólares) que la Unión Europea aprobó a favor de Nicaragua para los próximos cinco años. Además, el reciente fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que trazó una nueva línea divisoria entre Nicaragua y Honduras, y el acuerdo alcanzado por el Golfo de Fonseca que comparten ambos países y El Salvador. Observó que esas "buenas nuevas" ocurrieron luego de su discurso en la 62 Asamblea General de las Naciones Unidas. Se comprometió igualmente a mantener al menos una reunión mensual con el Cosep, a quienes prometió "acatar" las propuestas que le plantearon durante el encuentro. También los animó a invertir, tras señalar que Nicaragua "ha entrado en un proceso de estabilidad y seguridad" y que "tiene bien sentadas las bases y las reglas del juego para avanzar hacia el desarrollo".

Descarga la aplicación

en google play en google play