Escúchenos en línea

Ortega anuncia incremento de tarifas de la energía eléctrica y pronto fin de los racionamientos

Varias agencias. Desde Managua. | 11 de Octubre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega acusó este jueves a la empresa española de electricidad Unión FENOSA de acumular una deuda "insostenible" de 85 millones de dólares con el Estado y las empresas generadoras, agravando la crisis energética de país. El gobernante anticipó que los racionamientos de energía que enfrenta el país, de ocho horas diarias, disminuirán en noviembre y se terminarán por completo a comienzos del próximo año, con la puesta en marcha de plantas eléctricas de Taiwán y Venezuela, que sumarán unos 200 megavatios de energía a la red nacional. Durante un encuentro por más de cuatro horas con los representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), también anunció un ajuste en la tarifa eléctrica, aunque no dijo de cuánto, solo que será efectiva para los que consumen más de 150 kilovatios al mes, que representa cerca del 20 por ciento de los más de 600.000 clientes. El gobernante criticó las pretensiones de la transnacional de resolver su déficit financiero con un aumento de tarifas a los usuarios que consumen más de 150 kw al mes. Dijo que continúan las negociaciones para encontrar una solución. "Hay que buscarle una solución (al problema de FENOSA) porque la verdad es que la deuda sigue creciendo y anda por los 85 millones de dólares", de las cuales 50 millones son con el Estado nicaragüense, advirtió Ortega. Ortega cuestionó en reiteradas ocasiones a Fenosa por ofrecer un mal servicio e incumplir con las obligaciones estipuladas en el contrato de adjudicación, que firmó en 2000 para administrar las empresas de distribución y comercialización de energía del Estado. Asimismo, dijo, también se trata de resolver los problemas con la transnacional estadounidense Esso, a la que el gobierno embargó instalaciones y se le reclama el pago de impuestos atrasados. Afirmó que la deuda por 85 millones de dólares de la transnacional con el Estado y generadoras privadas es "insostenible". El líder sandinista dijo que FENOSA adeuda 35 millones de dólares a las generadores de capital privado y el resto al Estado. Señaló que producto de esa situación se han detenido posibles inversiones en el sector energético, debido a que la compañía española no garantiza el pago, mientras la deuda "sigue creciendo". Ortega agregó que son los nicaragüenses quienes terminan pagando esa deuda, porque al no ser honrada a tiempo, le resta recursos al Estado para invertirlos en salud, educación o seguridad ciudadana. Dijo que buscará una "solución amistosa" y no que termine en una reyerta, porque Nicaragua requiere de inversiones en el campo de la electricidad. En ese sentido, indicó que empresarios de Irán, Brasil y México han mostrado interés en invertir en la generación de energía a base del agua, pero los ha detenido el hecho que no hay garantía de pago de parte de la distribuidora. Mientras llegan a un arreglo con Unión Fenosa, Ortega reafirmó que seguirán apostando a la energía térmica a través de diesel y el fuel oil (bunker) que envía Venezuela. Apuntó que Venezuela enviará otras plantas para generar hasta 180 megavatios de energía con fuel oil, que es combustible más barato que el diesel, y desde ya pidió a la petrolera estadounidense Esso, dueña de la única refinería en Nicaragua, facilitar el proceso para operar ese hidrocarburo.

Descarga la aplicación

en google play en google play