Escúchenos en línea

Lluvias no cesan y crean difícil situación en gran parte del país

Varias agencias. Desde Managua. | 12 de Octubre de 2007 a las 00:00
Las lluvias torrenciales caídas en el Pacífico y norte de Nicaragua, a consecuencia de un centro de baja presión, han desbordado decenas de ríos y cauces y han ocasionado cuantiosos daños, informaron hoy fuentes de la Defensa Civil. El Sistema Nacional de Prevención y Atención al Desastre (Sinapred) extendió la noche del viernes la declaratoria de alerta verde a la capital, León, Carazo y Rivas en la región del Pacífico, y los departamentos de Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Jinotega y Matagalpa en el norte del país, y alerta amarilla en Chinandega. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) pronosticó dos días más de lluvias en el país a causa de un sistema de altas presiones sobre el Golfo de México que esta incidiendo sobre el territorio. El Ineter llamó a tomar medidas preventivas a la población que vive cerca de ríos, cauces y cerros debido a que los suelos están saturados por las persistentes lluvias que se mantienen desde el martes sobre el país. La Defensa Civil reafirmó que continúa trabajando en coordinación con autoridades municipales del Pacífico y norte de Nicaragua, para dar seguimiento a las comunidades que podrían quedar aisladas producto de la crecida de los cauces y ríos, así como las zonas susceptibles de deslizamiento, deslave y obstrucción de carreteras. Intensas lluvias que azotan la región desde hace tres días provocaron el desborde de importantes ríos en la zona que dejaban aisladas a varias comunidades en su mayoría fronterizas con Honduras, dijo Paladino. Un informe de la Defensa Civil reporta afectaciones por inundaciones en familias de los departamentos de Chinandega, León, Managua, Carazo, Granada, Matagalpa, Jinotega y Estelí, donde se han evacuado a cerca de 400 personas. Al menos 1.000 personas fueron evacuadas en el departamento de Chinandega. Pobladores de los municipios de Somotillo, Villanueva, Chichigalpa y comarcas aledañas al volcán Casitas, en el municipio de Posoltega, dijo a la AFP el miembro del Sinapred, Sergio Paladino. Vecinos del volcán Casitas reportaron pequeñas correntías en una de las laderas del coloso y se estaban autoevacuando como medida preventiva, dijo Paladino. En 1998, un alud de lodo, piedras y palos que se desprendió de las laderas del volcán Casitas, causó la mayor tragedia ocurrida durante el huracán Mitch, con saldo de más de 2.500 víctimas. Las lluvias que han caído en las últimas 96 horas han destruido parcialmente decenas de viviendas y causado cuantiosos daños a la agricultura, así como derrumbes y destrucción de puentes, caminos y carreteras, anotó la fuente. Defensa Civil precisó que en el kilómetro 59,5 la carretera Panamericana Norte se encuentra cortada, lo cual obstaculiza el paso de vehículos. También, en el municipio de San Francisco Libre, departamento de Managua, ubicado en la costa norte del lago Xolotlán o de Managua, se mantiene la incomunicación vía terrestre en tres comunidades a consecuencia de la crecida del río La Palmita y el río Grande de Matagalpa. En los municipios de Telica y Malpaisilo, departamento de León, se encuentran incomunicadas vía terrestre dos comunidades, debido a que el río El Caimito se desbordó. En el municipio El Jicaral, de León, cayó un puente que ha dejado incomunicado y aislado a siete comunidades. Lo mismo ocurrió en el municipio de San Juan de Limay, provincia de Estelí, donde el desbordamiento de los ríos Negro y los Quesos afectó a una comunidad. En el departamento de Granada, sureste del país, se reporta el desbordamiento del río Malacatoya, que ha afectado a 20 viviendas y a 30 familias.

Descarga la aplicación

en google play en google play