Escúchenos en línea

«Pescaditos» se rebelan contra las reformas constitucionales

Informe Pastrán. Desde Managua. | 12 de Octubre de 2007 a las 00:00
La Unión Demócrata Cristiana (UDC), no respaldará al Frente Sandinista en la cruzada por transformar el sistema presidencialista actual a uno parlamentario, dijo categóricamente esta mañana su Presidente, Luis Humberto Guzmán. Sostuvo que una transformación de ese tipo no le da oportunidad a la misma carta fundamental del país de consolidar otras reformas y eso abre una nueva espiral de incertidumbre y discusión acerca del régimen político. "Ese es un punto extraordinariamente serio y crítico. En la apreciación general de nosotros y mía en lo particular, es que nos podemos estar acercando a una bifurcación, a un gancho de camino, en donde uno de los senderos desgraciadamente puede llevar al país a una condición extremadamente crítica, como esa que se llama de estados fallidos y nosotros ya somos un estado muy frágil", advirtió Guzmán, que fue diputado en los años 90 y dos veces Presidente de la Asamblea Nacional. Dijo que para la UDC la prioridad en este momento debe ser la solución de los graves problemas nacionales, como la pobreza, la estabilidad económica, la salud, educación, vivienda, generación de empleo, entre otros aspectos sociales… Guzmán cree que es mejor darle un chance al país y no trastocar en este momento la Constitución. El ex diputado fue uno de los grandes autores de la reforma constitucional de 1995, que comenzó a desmontarle poderes omnímodos al Presidente de la República para trasladarlos al Parlamento. Según él, discutir en sí la reforma es un asunto legítimo que no tiene oposición, porque tanto el presidencialismo como el parlamentarismo constituyen regimenes democráticos, pero observó que la Unidad Demócrata Cristiana (UDC), que actualmente es aliada del Frente Sandinista en la Convergencia Nacional, no es partidaria de otra reforma constitucional. "Nosotros creemos que hay que darle una oportunidad a la Constitución actual (que lleva ya 3 reformas profundas entre 1987 y el 2005)", dijo Guzmán para resaltar que "con el nivel de reformas que ha tenido la Constitución más bien hay que darle una oportunidad, hay que desarrollar las leyes que están pendientes y hay que dar un espacio de tiempo". El dirigente socialcristiano explicó que "la Constitución ha sido sometida a reformas intensas y no hemos tenido la oportunidad de que sus normas, sus principios, sus valores, sean arraigados, sean afincados, en la sociedad".

Descarga la aplicación

en google play en google play