Escúchenos en línea

FMI explica alcance de los acuerdos con el gobierno

Resumido por el Informe Pastrán, de la revista Bloomberg. | 12 de Octubre de 2007 a las 00:00
Para Nicaragua el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional proporcionará el dinero para reducir la pobreza y mejorar el servicio de energía eléctrica, dijo Vikram Haksar, jefe de la comisión negociadora del FMI, a la publicación económica norteamericana "Bloomberg". Los 111 millones de dólares de préstamo que el FMI aprobó el 5 de octubre permiten tener un mayor gasto en programas sociales, una demanda clave del gobierno sandinista, dijo Haksar. Nicaragua ha experimentado a diario apagones de cuatro horas como mínimo desde el mes de junio. Unión Fenosa, que se hizo cargo de la distribución después de la privatización del sector, dice que los elevados precios del petróleo y el robo de los consumidores son responsables de la escasez. "El principal problema (de Nicaragua) es la crisis en el sector energético'', dijo Haksar. Aseguró que el Gobierno sandinista se comprometió a continuar con las reformas estructurales que se iniciaron en virtud de las administraciones anteriores, que han sido criticadas por los dirigentes sandinistas en el pasado. Los tres años de acuerdo, al que llegaron la semana pasada, es el cuarto que obtiene Nicaragua desde 1994. Estos préstamos del FMI deben pagarse con interés anual del 0,5 por ciento en diez años. El FMI mantuvo su proyección de crecimiento económico del 4,2 por ciento este año, frente al 3,7 por ciento en el año 2006, incluso después que el Banco Central de Nicaragua redujera su previsión de 3.7 a 3.9 por ciento. "Por ahora, no estamos cambiando nuestra perspectiva (con Nicaragua), pero vamos a examinar la situación hacia el final del año'', dijo Vikram Haksar, agregando que si continúan subiendo los precios internacionales del petróleo y se produce una desaceleración económica en los Estados Unidos, se revisaría entonces el acuerdo con Nicaragua. Ante las quejas del sector empresarial de que el gobierno sandinista estaba ahuyentando la inversión extranjera, Haksar dijo a "Bloomberg" que "el mantenimiento de la confianza de los inversores es fundamental''. Haksar dice que el FMI y el gobierno de Nicaragua, desean mantener la estabilidad económica y frenar el gasto para el año 2009. "El presupuesto puede saltar en el 2008 a 1,8 por ciento del producto interno bruto a partir del 1 por ciento este año, dijo Haksar.

Descarga la aplicación

en google play en google play