Escúchenos en línea

Chávez viaja a Cuba a reunirse con Fidel Castro

Agencia AFP. Desde Caracas, Venezuela. | 12 de Octubre de 2007 a las 00:00
El mandatario venezolano, Hugo Chávez, viajó la noche del viernes a Cuba para entrevistarse con el líder cubano, Fidel Castro, y transmitir desde la isla su programa dominical "Aló Presidente" en honor al "Che" Guevara. "Tengo que verme esta noche con Fidel, pero ese me espera. Voy de aquí saliendo para Cuba, a ver a Fidel y a seguir avanzado en la integración del ALBA", afirmó Chávez en un acto conmemorativo del Día de la Resistencia Indígena en el occidental estado de Zulia. El gobernante venezolano confirmó que el próximo domingo transmitirá su programa de radio y televisión "Aló Presidente" desde la localidad cubana de Santa Clara, en honor a la memoria del revolucionario argentino Ernesto "Che" Guevara. "Vamos a hacer 'Aló Presidente' desde allá, desde (la provincia de) Villa Clara, donde están los restos inmortales del 'Che' Guevara, gran revolucionario, bolivariano, a los 40 años de su caída en combate", declaró el jefe de Estado. El domingo pasado, Chávez pidió "autorización" al líder cubano, al que acostumbra saludar y enviar abrazos durante sus intervenciones públicas para transmitir su programa desde "allá en Villa Clara, donde está el monumento y los resto del Che Guevara". En otro orden, Chávez anunció que un aplazado encuentro con guerrilleros de las FARC se realizará "en los próximos días" y lo calificó de trascendental para la mediación que realiza en Colombia hacia un canje de rehenes por rebeldes presos. "En los próximos días nos vamos a reunir con las FARC y esa reunión es trascendental", señaló el mandatario venezolano a periodistas, tras reunirse con su homólogo colombiano, Alvaro Uribe, en el norte de Colombia con motivo de la inauguración de un gasoducto binacional. "Esa reunión es imprescindible porque allí es donde voy a poder enviarle al jefe de las FARC, Manuel Marulanda (alias 'Tirofijo'), las opciones que he venido trabajando" para el canje, apuntó. "Vamos por buen camino. Las dificultades no faltarán y serán grandes, pero confío en que nuestra voluntad sea superior", añadió, para seguidamente notificar: "Yo tengo mi ruta y por ahí vamos a seguir". Al insistir en la reunión con las FARC, el mandatario venezolano afirmó que "es cuestión de días", dijo a los periodistas que "no se sorprendan si les anuncio en cualquier momento que esa reunión se va a hacer". La senadora colombiana Piedad Córdoba, designada por Uribe como facilitadora del proceso para el canje, dijo a la AFP que la reunión se va a realizar en Venezuela, pero advirtió que va a ser "absolutamente discreta y confidencial". "No vamos a decir ni la fecha, ni la hora, ni el sitio", puntualizó. El presidente Uribe se abstuvo de dar declaraciones sobre el tema y sólo dijo que "fue una muy buena reunión". La reunión de este viernes se dio en el marco de la inauguración de un gasoducto de 225 km, que hace parte de una red de ductos que Venezuela pretende extender por toda Sudamérica para garantizar la autonomía energética de la región. A la ceremonia también asistió el mandatario ecuatoriano Rafael Correa. Uribe confió en agosto a su homólogo venezolano el papel de mediador para buscar ante las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) la liberación de 45 rehenes a cambio de unos 500 insurgentes presos. Pero el papel de Chávez ha estado plagado de choques con Bogotá, que reclama más prudencia en el manejo del tema ante los medios. El más reciente se dio esta semana cuando se anunció la cancelación de la reunión prevista para el lunes en Caracas entre Chávez y delegados de la principal guerrilla colombiana. Los rebeldes acusaron a Bogotá de no facilitar las condiciones de seguridad para que sus representantes viajaran. Chávez, haciendo gala de prudencia, evitó mencionar un plazo para realizar el encuentro aplazado. "No vamos a anunciar fechas, ni lugar, ni quién va a ir de parte de las FARC, yo todavía no sé eso. Tenemos varias opciones y estoy esperando respuesta", expresó. Pero también resaltó la voluntad de su homólogo colombiano para avanzar hacia el canje. "Creo que el presidente Uribe cree en el acuerdo humanitario (...) Creo que las FARC también lo quieren, por las condiciones que han establecido. Ahora viene la mediación y la facilitación", declaró. Hasta ahora el principal escollo para concretar el canje ha sido la insistencia de las FARC en que se desmilitarice un territorio en el suroeste de Colombia, lo que Uribe rechaza. La lista de rehenes incluye a la política colombo-francesa Ingrid Betancourt -secuestrada en 2002- y a tres estadounidenses contratistas antidrogas del Departamento de Estado retenidos por las FARC desde 2003. Al respecto Chávez resaltó el papel del presidente francés Nicolas Sarkozy y no descartó una reunión con él sobre el tema. "De pronto voy a París a conversar con él. Sé que tiene buenas relaciones con el presidente de Estados Unidos, George Bush", agregó sin dar detalles.

Descarga la aplicación

en google play en google play