Escúchenos en línea

Alerta roja en 9 municipios de Chinandega; lluvias causan estragos en todo el país

Varias agencias. Desde Managua. | 13 de Octubre de 2007 a las 00:00
Más de 20,000 personas han sido afectadas por las lluvias, de las cuales unas 4,500 de comunidades de los departamentos de Chinandega, Estelí y Managua fueron trasladadas a 40 albergues temporales instalados a nivel nacional a causa de las intensas lluvias por las lluvias caídas en los últimos tres días en 11 de los 15 departamentos del país, donde también existe el peligro de que se produzcan deslizamientos de tierra. La cifra de personas que permanecen en los albergues habilitados por la Defensa Civil fue brindada este sábado por el jefe de ese cuerpo adscrito al Ejército de Nicaragua, coronel Mario Pérez-Cassar, al presidente de la República, Daniel Ortega. El mandatario se trasladó este sábado hasta Chinandega, para presidir la sesión del Consejo Nacional de Emergencia. Ortega pidió a la población mantener la calma, y resaltó el hecho de que hasta el momento no se han reportado pérdidas de vidas humanas, como resultado de las inundaciones. Según datos oficiales, en los últimos cuatro días cayeron sobre Nicaragua más de 300 milímetros de lluvia, provocando saturación de los suelos y aumentando el riesgo de aludes volcánicos y derrumbes en zonas montañosas. "La emergencia ya empezó, y hemos decretado alerta roja, verde y amarilla en ciertos municipios" del país, en dependencia de su nivel de riesgo, explicó el gobernante. Mario Pérez-Cassar, jefe de la Defensa Civil, informó que los departamentos más afectados son Chinandega y León (oeste), Estelí, Matagalpa y Jinotega (norte), Nueva Segovia y Madriz (noroeste), Carazo, Granada y Rivas (sur), así como Managua, la capital, donde 33 barrios a orillas del lago Xolotlán han sufrido inundaciones. Dijo que en el caso de Chinandega, hay 4.500 personas afectadas y 2.119 refugiadas en albergues, provenientes de 33 comarcas de la jurisdicción de los municipios de Villa Nueva, Santo Tomás del Nance, Somotillo, Chinandega, El Viejo, Puerto Morazán, Chichigalpa y Posoltega, y se reportan daños en nueve de los 13 municipios. En esa misma zona, de desbordaron tres ríos: Hato Grande y Estero Real, cuyas aguas inundaron las comarcas Aquespalapa, Matapalo, El Jicote, La Consulta, Las Huertas, Las Cepas, El Platanal, Las Cuarenta; y los municipios Somotillo, Santo Tomás del Nance y San Juan de Cinco Pinos; y el río Ubuto, que ha anegado a San Pedro de Potrero Grande El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Atención, Protección y Mitigación de Desastres (Sinapred), Ramón Arnesto Soza, advirtió, por su parte, que existe peligro de deslizamientos de tierra en varios cerros volcánicos de la región. El objetivo es prevenir que se vayan a registrar deslaves del tipo que se produjo cuando el huracán Mitch, advirtió Soza, en alusión al derrumbe de una de las laderas del volcán Casitas en noviembre de 1998, que provocó miles de muertos. Según el funcionario, las amenazas de deslizamiento de tierra no se reducen solamente a los departamentos de Chinandega y León, que son los afectados, sino que están latentes en otras zonas del país, donde las lluvias continuarán durante las próximas horas. Perez-Cassar aseguró que más de 500 efectivos del Ejército se encuentran trabajando en las labores de evacuación en las zonas afectadas, con la ayuda de camiones militares y al menos dos lanchas de la Fuerza Naval. Los daños ocasionados por el temporal no fueron precisados aun por SINAPRED, pero el sistema de Defensa Civil informó de que las primeras 1,700 personas fueron evacuados en 56 comunidades del país, donde las pérdidas de los cultivos agrícolas y en la infraestructural vial han sido considerables. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) informa de que las lluvias son causadas por un fenómeno de baja presión localizado sobre los países del norte de Centroamérica. Salvadora Martínez, de Ineter, dijo sólo en las últimas 24 horas, en la región han caído más de 50 milímetros de agua y hasta los 60 milímetros al norte del país. Ineter advirtió que las lluvias seguirán azotando las regiones norte, occidente y centro del país, durante las próximas 72 horas y, además, se espera la llegada por el Caribe de la onda tropical número 36. La fuente indicó que los Comités Municipales y Departamentales de SINAPRED debido a las alertas amarilla y verde declaradas, se encuentran activos y deberán tomar las medidas correspondientes, según el seguimiento de los mismos sobre el fenómeno meteorológico. "Es probable que el comportamiento de este fenómeno no varíe durante las próximas 24 horas. Se recomienda mantener la calma y seguir las orientaciones de las autoridades", dice el comunicado. El jefe de operaciones de la Defensa Civil de Managua, teniente coronel Andrés Rizo, informó a Acan-Efe de que entre los evacuados hay 48 familias de Estelí, norte, 197 familias de Chinandega, occidente, y 31 familias de Managua. Sinapred, en un comunicado divulgado hoy, informa de que la alerta amarilla fue declarada para el departamento de Chinandega. Se declara alerta amarilla cuando es inminente que un fenómeno natural va a afectar a una comunidad y su población que está en puntos críticos y de alto riesgo tiene que ser evacuada y trasladada a albergues temporales. El coronel Rogelio Flores, de la Defensa Civil, informó que varias comunidades de Chinandega han quedado incomunicadas debido al desbordamiento de los ríos Negro, Estero Real y Hato Grande. La alerta verde fue declarada para León, Managua, Carazo, Rivas, Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Jinotega y Matagalpa, donde hay decenas de viviendas inundadas y dañadas en número no precisado. La alerta verde se declara cuando se sabe que un fenómeno natural se acerca y que puede afectar a una comunidad, por lo que los comités y distintas estructuras de respuesta se preparan para evacuar a la población. En estos departamentos las lluvias acumuladas en estos tres días suman mas de 220 milímetros principalmente en la región del Pacífico Central y Occidental, al igual que en zonas ubicadas al centro y oeste de la región norte y central del país, dice la fuente oficial. Las fuentes no informan de pérdidas de vidas humanas, pero la prensa local indica que hay comunidades incomunicadas por daños en caminos y carreteras. Los medios de prensa también informan de que un templo católico de Santo Tomas del Nance, en el noroeste, se desplomó, mientras que en Nagarote, occidente del país, otra casa colapsó. Las lluvias provocaron un hundimiento en un carril de la carretera Panamericana Norte a la altura del kilómetro 59, lo que amenaza con interrumpir la circulación de vehículos hacia el norte y sur de Nicaragua. La alcaldía de Matagalpa alertó al Ministerio de Transporte e Infraestructura de que el puente principal ubicado en la entrada de esa ciudad ha sido socavado por las lluvias, provocadas con la llegada de la onda tropical número 38. Otros informes conocidos esta tarde, indican que un extenso tramo de la carretera hacia El Guasaule, fronterizo con Honduras, está inundado y el tráfico de automóviles interrumpido. Según estos datos, la inundación se registra en el puente sobre el Estero Real, donde hay filas de todo tipo de vehículos varados, lo que está dificultando trasladar ayuda a los afectados por las lluvias. En la capital se evacuaron a 133 personas que fueron afectadas por inundaciones en la zona noroeste de la ciudad.

Descarga la aplicación

en google play en google play