Escúchenos en línea

22 muertos y millares de evacuados por el temporal en Centro América

Agencia AFP. Desde San José. | 14 de Octubre de 2007 a las 00:00
Las fuertes lluvias que han castigado a los países centroamericanos los últimos días dejaron hasta el domingo a miles de personas desplazadas, 21 muertos, poblaciones inundadas y carreteras bloqueadas por derrumbes. Los estragos provocados por el mal tiempo se han hecho sentir desde Guatemala a Costa Rica, donde equipos de rescate han tenido que movilizarse para socorrer a las comunidades afectadas por un sistema de baja presión que descargó intensos aguaceros en la región. En Costa Rica se registraron 16 muertos. Los primero catorce fallecieron cuando un muro de contención cedió el jueves por la lluvia caída, provocando que toneladas de barro y troncos sepultaran un caserío en la localidad de Atenas, 50 km al oeste de San José. El sábado y este domingo se registraron dos víctimas, una en el cantón de Atenas, donde una mujer de 21 años fue arrastrada por la corriente de un río cuando lo cruzaba con su vehículo, y otro en Guanacaste (oeste), donde un adulto de 87 años murió en el río Enmedio. En este país se produjeron interrupciones en la Carretera Interamericana, la principal ruta que atraviesa el país de norte a sur, según la Comisión Nacional de Emergencias. En el tramo norte de esta carretera se produjeron bloqueos por el hundimiento de la ruta, mientras en la parte sur, derrumbes interrumpieron el paso vehicular. El cantón de Parrita fue el más golpeado por el temporal, donde más de mil casas han sido anegadas, obligando a sus inquilinos a movilizarse preventivamente hacia cuatro albergues temporales abiertos por la CNE. La CNE se mantiene en situación de alerta ya que a las lluvias típicas del mes de octubre se suman las condiciones de los suelos y el aumento en el caudal de algunos ríos. En los cantones de Parrita, Garabito, Puntarenas centro y Atenas, se mantiene la alerta roja, mientras que para el resto del país se declaró la alerta amarilla, excepto para la provincia de Limón que mantiene la alerta verde. Cinco muertos dejaban este domingo las inundaciones causadas por las lluvias que caían en Honduras desde hace cuatro días, informaron portavoces oficiales. Tres niños de 5, 8 y 14 años más una muchacha de 22 naufragaron el sábado en una lancha en que eran rescatadas 18 personas del caserío de Chapernal, también a 160 km al sur de la capital, cerca de la desembocadura del río Choluteca en el Pacífico. "El agua se comenzó a meter a la lancha y algunos empezaron a tirarse, por lo que desbalancearon la lancha y (ésta) se dio vuelta", relató Marco Burgos, jefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco). La portavoz de la Copeco, Gina Castellanos, informó a la AFP de un nuevo fallecido, en la comunidad de El Triunfo, Choluteca, unos 160 km al sur de Tegucigalpa, lo que se unió a las ya reportadas cuatro víctimas de un naufragio. Según un cuadro estadístico de la Comisión, las inundaciones dejaban también 12.636 personas afectadas, 8.249 evacuados, 4.169 albergados, 44 viviendas destruidas y 1.048 dañadas y 15 vías dañadas. Copeco anunció que mantiene por 48 horas más la alerta roja declarada en La Lima, los bajos de Choloma, Puerto Cortés, Pimienta, Potrerillos y San Manuel en el departamento de Cortés, y de El Progreso en el Departamento de Yoro; así como en las comunidades aledañas al cauce del río Ulúa, región norte. Asimismo, mantiene alerta amarilla en los departamentos de Copán (noroeste), Lempira, Intibucá (oeste); el centro y norte de los Departamentos de La Paz (este); Francisco Morazán (centro su); El Paraíso (este); y Comayagua (centro). Burgos estimó que unas 55.000 personas resultaron afectadas por las lluvias que cayeron durante cuatro días en el sur de Honduras, entre las que quedaron incomunicadas y los que tuvieron que ser evacuadas al inundarse sus viviendas (unos 15.000), algunos de los cuales fueron instalados en albergues o casas de familiares o amigos. Al menos una persona murió y otras 659 han sido evacuadas en El Salvador por el temporal que ha afectado al país desde el jueves y, aunque las condiciones del clima han mejorado en algunas zonas, se mantiene la alerta amarilla a nivel nacional. Una fuente de Protección Civil dijo que de momento se mantiene la medida en prevención de cualquier emergencia por las lluvias, que el viernes causaron la muerte de un hombre, que lo arrastró un riachuelo crecido. En Panamá, dos personas se encuentran desaparecidas otras 129 resultaron afectas y 32 casas resultaron inundadas debido a las fuertes lluvias que han caído en diferentes regiones del país, informó el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), Roberto Velásquez. En Guatemala, 1.440 personas fueron trasladadas a albergues a causa de los aguaceros, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Corred), que advirtió que las lluvias podrían continuar hasta el lunes, por lo cual extendió la "alerta naranja" a lo largo de gran parte del territorio guatemalteco. Las lluvias han causado crecimiento de ríos y derrumbes en diferentes puntos del país. Hasta el momento, la Conred ha evacuado a unas 1.500 personas a diferentes albergues temporales en donde permanecerán hasta que las lluvias cesen por completo y sus residencias, que han sido anegadas por los ríos crecidos, sean consideradas habitables de nuevo. Las autoridades no han reportado víctimas mortales a causa de las lluvias, pero sí pérdidas económicos considerables, principalmente por los daños que han causado los ríos del oeste y norte del país, que se han desbordado de sus causes e inundando decenas de casas. La Conred precisó que la "alerta naranja" institucional declarada en 14 de los 22 departamentos de Guatemala, se mantendrá por la menos dos días más, para estar alertas ante cualquier eventualidad.

Descarga la aplicación

en google play en google play