Escúchenos en línea

Deja temporal en Centroamérica 23 muertos y miles de damnificados

Agencia Notimex. Desde San José. | 15 de Octubre de 2007 a las 00:00
Las fuertes lluvias registradas durante los últimos días en Centroamérica por la influencia de un temporal estacionado en la región ha dejado al menos 23 muertos, miles de damnificados y pérdidas millonarias en infraestructura. Los cuerpos de socorro realizan arduos trabajos de atención y prevención de emergencias en momentos en que los pronósticos meteorológicos indican que en la segunda quincena de octubre se registrará una similar intensidad en el nivel de precipitaciones. En Costa Rica, la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) mantiene la vigilancia en el Pacífico y en el Valle Central debido a que se espera que en los próximos días las intensas lluvias se mantengan, mientras las autoridades reportan 16 muertos. La situación de temporal agudizada la semana pasada en Costa Rica ha cobrado por lo menos 16 vidas, más de 15 mil personas damnificadas y daños totales o parciales en por lo menos mil 500 casas en diferentes zonas del territorio nacional. Los miles de damnificados permanecen en 25 albergues dispuestos a nivel nacional por las autoridades, informó hoy la Comisión Nacional de Emergencias (CNE). El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) mencionó en su sitio en internet que "el paso de una onda tropical y sistemas de baja presión muy cerca de nuestro país serán la característica del patrón del tiempo al iniciar esta semana". Según la institución perteneciente al Ministerio del Ambiente y Energía (Minae), el sistema de baja presión se ubicaba este lunes sobre territorio de Nicaragua, país fronterizo con Costa Rica. Por su parte, la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) de Honduras advirtió a la población tomar las medidas preventivas por los efectos que puede ocasionar en el país la nueva onda tropical que se ubica en Nicaragua e incidirá en la región centroamericana. La Copeco hizo el llamado en momentos en que las autoridades de ese país contabilizan cinco muertos por inmersión en el departamento de Choluteca, zona sur del país, así como ocho mil 249 personas evacuadas, cuatro mil 169 albergados y cuantiosos daños en viviendas. El ministro de Agricultura, Héctor Hernández, informó este lunes que datos preliminares reportan que en la zona norte, el desbordamiento de los ríos destruyó seis mil 825 manzanas de maíz, 400 manzanas de plátano, 400 de arroz, 300 de frijol y 300 de yuca. El gobierno requiere de unos dos millones de dólares para dotar de insumos a los agricultores que fueron afectados en sus cultivos, señaló el funcionario. La COPECO señaló que esta madrugada entró al país por la Mosquitia una nueva onda tropical que afectará por unas 36 horas, generando lluvias moderadas a fuertes, por lo que se mantiene la alerta roja en varias comunidades de la costa norte y del sur de esa nación. El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) de El Salvador -país que reporta dos muertos- anunció este lunes que mantendrán la alerta amarilla debido al paso de la nueva onda tropical. El presidente de Sinaproc, el ministro de Gobernación, Miguel Bolaños, explicó en rueda de prensa que el fenómeno que se ubica en el caribe nicaraguense llegará el martes a suelo salvadoreño, por lo que habrá precipitaciones por 72 horas más. En ese marco, dijo que la alerta amarilla que se decretó por el sistema de baja presión semiestacionaria que se mantuvo en el Pacífico de Guatemala -con fuerte incidencia en el país- se mantendrá hasta nuevo aviso. Las lluvias ocasionaron al menos dos muertes, inundaciones de casas y carreteras, así como la evacuación de 846 personas que permanecen en 12 albergues. El presidente de El Salvador, Antonio Saca, dijo este lunes que 7.1 toneladas de alimentos fueron distribuidas entre más de 800 personas damnificadas por las lluvias que azotan al país desde hace más de una semana. En Nicaragua, los fuertes aguaceros han dejado más de nueve mil damnificados, cuantiosos daños en la infraestructura vial y pérdidas en el sector agropecuario por la inundación de cultivos de frijoles y maíz, de acuerdo con reportes de las autoridades de esa nación. La Defensa Civil indicó que ha trasladado a centros de albergue a más de nueve mil personas de unas 160 comunidades de las zonas del Pacífico, occidente y norte del país. El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) contabilizó cinco puentes destruidos en el departamento de Chinandega, en el occidente, y severos daños en un tramo de la carretera panamericana norte. El gobierno declaró alerta roja en el occidente del país a causa de la intensidad de las precipitaciones de los últimos cinco días, en tanto el Ejército desplazó a 400 efectivos para atender las labores de socorro y salvamento en la zona de emergencia. En Guatemala, los aguaceros ocasionaron derrumbes, deslaves, caídas de árboles y bloqueos en distintas carreteras del país, lo que generó caos vial. Una de las zonas más afectadas por los deslizamientos de tierra es Huehuetenango, en donde al menos tres comunidades quedaron aisladas, y las viviendas son dañadas por deslaves, informó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred). Miguel de León, de la Conred, comentó que el paso entre México y Guatemala quedó bloqueado por derrumbes que ocurrieron entre los kilómetros 302 y 308 de la ruta Interamericana, jurisdicción de La Democracia, en el lugar conocido como La Mesilla.

Descarga la aplicación

en google play en google play