Escúchenos en línea

Gobierno defiende TLC con Panamá

Varias agencias. Desde Managua. | 17 de Octubre de 2007 a las 00:00
Nicaragua calificó el martes de "estratégico" el acuerdo comercial negociado con Panamá, y negó haberse equivocado al aceptarle al país canalero una cuota de carne bovina menor a la exigida por ganaderos locales. Así lo indicó el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC), Orlando Solórzano, al rechazar las críticas de productores nicaragüenses que cuestionaron los resultados de la última reunión efectuada en Panamá el pasado sábado. "Este tratado es estratégico para Nicaragua y de gran importancia estratégica también para muchos de los productos que nosotros exportamos", dijo Solórzano, quien participó en las negociaciones con su colega panameño, Alejandro Ferrer. Las negociaciones habían estado trabadas desde 2002, debido a que los ganaderos panameños no aceptaban la cuota exportación de 2 mil toneladas propuesta por Nicaragua y sólo autorizaban 850 toneladas. "Había dos opciones: o seguíamos exigiendo las 2 mil toneladas y no negociábamos nada, o partíamos a la mitad con Panamá", explicó Solórzano a periodistas. Agregó que si no lograban ese objetivo, no seguían las negociaciones, lo que implicaba seguir otros cinco años sin libre comercio no sólo para la carne, sino que también para el 90 por ciento de los productos nicaraguenses libres de aranceles. Recordó que la cuota que existía era de unas 300 toneladas, pero se logró el incremento en la cuota de este producto luego de lo que calificó "una negociación política y comercial". El ministro dijo que el principal obstáculo fue determinar en qué condiciones entraría la carne, pero se logró una cuota de 100.000 toneladas, con un crecimiento de 5% anual, y la desgravación en 12 años de los actuales niveles arancelarios que son de 15%. En esta reunión, donde también se acordaron cuotas para otros rubros sensibles como café y carne de cerdo, "decidimos negociar a nivel político, dándole más importancia a la parte estratégica de todos los productos" que a intereses inmediatos, agregó. El ministro destacó que el pacto, que se firmará antes de finalizar este año, libera el 90% del comercio bilateral y coloca a los productos de Nicaragua más cerca de otros mercados a los que Panamá tiene acceso. Nicaragua podría duplicar sus exportaciones a Panamá con el TLC, informó Solórzano. "Para nosotros fue un éxito la negociación", insistió al regresar de la capital canalera donde la semana pasada concluyeron las negociaciones bilaterales complementarias al tratado de libre comercio que los dos países suscribieron junto al resto de Centroamérica en marzo de 2002. En el año 2006 las exportaciones panameñas a Nicaragua alcanzaron un monto de 17,5 millones de dólares, mientras que las importaciones provenientes de Nicaragua fueron de ocho millones, lo cual corresponde al 0,1 por ciento del total importado por Panamá en ese mismo año. "Con sólo la cuota del libre comercio ahora se incrementarán en dos veces y media más las posibilidades de exportar hacia Panamá", aseguró. El tratado, negociado en siete rondas, establece que el 90% de los productos nicaragüenses puede acceder a ese mercado sin ningún tipo de arancel. "Los beneficios inmediatos se traducen en un 90% del universo arancelario, además de la complementariedad productiva y comercial que nos pone en mejor posición en el mercado internacional", señaló. Entre los productos que gozarán de libre comercio de forma inmediata a la entrada en vigor del tratado figuran el ganado bovino, queso, maní, tabaco en rama, plátanos, frijol, ajonjolí, banano, puros, pescados frescos o refrigerados, ron, etanol, cueros, ajos, mangos y aceite en bruto de maní. Se espera que las asambleas legislativas de los dos países ratifiquen los acuerdos para que tengan vigencia en el primer semestre de 2008.

Descarga la aplicación

en google play en google play