Escúchenos en línea

... el mismo FMI alerta a Centroamérica sobre impacto de desaceleración en EEUU

Agencia EFE. Desde Washington. | 17 de Octubre de 2007 a las 00:00
El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó el miércoles del impacto en Centroamérica de la desaceleración en Estados Unidos, por sus vínculos comerciales con el mayor mercado del mundo. En su informe "Perspectivas Económicas Mundiales", divulgado hoy, el organismo redujo en una décima su previsión de crecimiento para EE.UU. en 2007 y en nueve para 2008, lo que deja sus cálculos en el 1,9 por ciento para ambos años. No obstante, advirtió de que un desempeño "más débil de la economía estadounidense reduciría la demanda de exportaciones latinoamericanas". México y América Central sufrirían el mayor riesgo por sus vínculos comerciales más estrechos con EE.UU., según el Fondo. En todo caso, este año, las dificultades en Estados Unidos y los trastornos recientes en las bolsas no reducirán el crecimiento en Centroamérica, de acuerdo con el organismo. "Tras crecer un 5,5% en 2006, proyectamos que el ritmo de la expansión en América Latina se modere a 5% en 2007 y a 4,3% en 2008", explicó el Fondo Monetario Internacional (FMI), al presentar sus previsiones, antes de celebrar su reunión anual con el Banco Mundial (BM) este fin de semana en Washington. La institución financiera mantuvo así sin cambios las previsiones que actualizó en julio, cuando sumó una décima al 4,9% que había previsto para este año en América Latina en su reunión de abril, aunque restó una décima al 4,4% que pronosticaba para 2008 hace apenas tres meses. Estas perspectivas de un retroceso moderado del crecimiento en la región, que lleva acumulados más de cuatro años de fuerte expansión "reflejan parcialmente las consecuencias de una desaceleración de la actividad en Estados Unidos sobre México y Centroamérica", explicó el Fondo, que rebajó a 1,9% su previsión de crecimiento para la primera economía mundial para 2008. Según el organismo financiero, estas influencias se harán notar el año próximo a través de los "lazos económicos así como un cierto ritmo más lento de las remesas de trabajadores emigrantes". Para Sudamérica, el Fondo "espera que el crecimiento baje respecto a los niveles muy altos de 2006 en los países exportadores de materias primas como Argentina, Perú, Uruguay y Venezuela, en parte debido a crecientes límites de abastecimiento". El FMI sostuvo que "el impacto de los recientes desarrollos financieros (la crisis en los mercados de créditos hipotecarios en Estados Unidos) ha sido relativamente contenido en América Latina, debido al fortalecimiento de las estructuras de políticas macroeconómicas". La institución financiera advirtió, no obstante, que "un ritmo más débil en la economía estadounidense acabaría afectando la demanda de exportaciones en América Latina, con México y Centroamérica en mayor peligro, por sus mayores relaciones comerciales" con Estados Unidos. En Sudamérica, "los exportadores de materias primas serían afectados por cualquier baja de los alimentos, metales o precios energéticos, como consecuencia de un crecimiento más lento de la demanda global", añadió el FMI, cuyo director gerente Rodrigo Rato, dejará el cargo a fines de mes al francés Dominique Strauss-Kahn. Como lo hizo constantemente en los últimos años, el FMI llamó a los países de la región a aprovechar el buen momento económico "para hacer avanzar las reformas necesarias para respaldar un crecimiento más rápido en la inversión y la productividad".

Descarga la aplicación

en google play en google play